Relacionan variante ómicron con enfermedad menos grave en los niños, según estudio

Por The Epoch Times
17 de Enero de 2022 6:19 PM Actualizado: 17 de Enero de 2022 6:19 PM

La variante ómicron causa una enfermedad menos grave en los niños pequeños, según un nuevo estudio.

Los investigadores analizaron los historiales médicos de casi 80,000 niños menores de 5 años que contrajeron el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), causante del COVID-19, por primera vez, sobre todo cuando la variante delta era la predominante en Estados Unidos.

Al comparar los resultados entre el grupo que contrajo el COVID-19 recientemente, durante la oleada impulsada por ómicron, con los que contrajeron la enfermedad durante el predominio de delta, los investigadores descubrieron que los primeros tenían menos probabilidades de acudir a los servicios de urgencias, requerir hospitalización, ser ingresados en unidades de cuidados intensivos y necesitar ventilación mecánica.

“Este es el primer estudio a gran escala en niños menores de 5 años que demuestra que las infecciones por COVID-19 con ómicron fueron menos graves que las de delta, con reducciones significativas de los resultados graves que van desde el 29% en el caso de las visitas a urgencias hasta el 71% en el caso de la ventilación mecánica”, dijo Rong Xu, profesor de biomedicina de la Universidad Case Western Reserve y uno de los autores del estudio, en un correo electrónico a The Epoch Times.

Las hospitalizaciones y los casos de COVID-19 han aumentado entre muchos grupos de edad en el país desde que surgió ómicron, incluso entre la población pediátrica. Aunque las hospitalizaciones pueden ser engañosas —muchos pacientes ingresan por otros motivos— los menores de 5 años son la única población que no puede recibir las vacunas contra el COVID-19, lo que suscita la preocupación de cómo puede afectarles ómicron.

Estudios realizados en múltiples países, entre ellos Sudáfrica, demostraron que ómicron daba lugar a un menor porcentaje de casos graves y hospitalizaciones que delta, incluso cuando eludía la protección de las vacunas y la infección previa mejor que la variante anterior.

La nueva investigación, publicada la semana pasada como edición preliminar, indica que los niños pequeños también están experimentando menos casos graves en promedio.

Los investigadores utilizaron la plataforma de la red TriNetX Analytics, que contiene historias clínicas electrónicas anónimas de 90 millones de pacientes de todo Estados Unidos. Unos 7200 de los casos estudiados se detectaron después de que ómicron se volviera la variante predominante.

En los tres días posteriores a la detección, los niños eran significativamente menos propensos a necesitar atención hospitalaria o ventilación mecánica, normalmente reservada para los casos más graves, descubrieron los investigadores. No incluyeron a los niños con evidencias de infección previa, ni de inmunidad natural.

“Dado que las vacunas no están disponibles para los niños menores de 5 años y que la población del estudio estaba formada por niños que no tenían infecciones previas por coronavirus, no hubo efectos de confusión por la vacunación o de las infecciones previas, por lo que no debería haber efectos de la inmunidad preexistente. En conjunto, estos resultados sugieren que la variante ómicron es intrínsecamente más leve que la variante delta en los niños infectados menores de 5 años”, escribieron.

Son buenas noticias para los padres, algunos de los cuales pueden haber visto los titulares sobre el aumento de las hospitalizaciones infantiles atribuidas al COVID-19, incluso las incidentales.

La variante del virus delta ya presentaba poco riesgo para los niños pequeños. Los investigadores señalaron que no se informó de los riesgos de mortalidad porque se produjeron muy pocas muertes durante el periodo de tiempo en el que dominaba delta y el más reciente en el que domina ómicron.

Las limitaciones incluyen que el estudio es observacional y retrospectivo y que el grupo con ómicron probablemente contenga un pequeño número de infecciones con delta. Los investigadores señalaron que se necesitan más estudios para tratar de determinar las consecuencias graves a largo plazo de ómicron y asuntos similares.

Xu dijo que, a pesar de los hallazgos, “los riesgos de resultados clínicos graves de ómicron en niños menores de 5 años siguen siendo sustanciales”.

“Junto con la alta transmisibilidad de ómicron y el gran número de niños infectados, la consecuencia clínica global de ómicron en los niños podría ser mayor que la de la variante delta”, añadió.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.