Relajarse en medio del caos

La vida está llena de incertidumbres que ponen a prueba nuestra capacidad para relajarnos y actuar
Por LEO BABAUTA
24 de Febrero de 2021 10:48 PM Actualizado: 24 de Febrero de 2021 10:51 PM

Hay una gran parte de nosotros a la que no le gusta el caos: queremos orden y simplicidad. Queremos sentir que estamos al tanto de todas las cosas. Pero no es así como funciona la vida.

Entonces, cuando las cosas se sienten caóticas, luchamos por algún tipo de estabilidad.

Cuando nos sentimos abrumados y atascados, es posible que nos castiguemos e intentemos buscar un sistema para tener las cosas bajo control.

Cuando alguien está molesto con nosotros, es posible que no nos guste la sensación de ser juzgados y la incertidumbre acerca de cómo nos ven las personas, por lo que podríamos arremeter contra ellos o contar una historia durante días sobre lo terrible que es esa persona.

Cuando los planes no salen como esperábamos, sentimos que estamos en un terreno inestable y comenzamos a criticarnos a nosotros mismos o sentir que estamos haciendo las cosas mal y que las cosas están fuera de control. Esto puede traer mucho estrés a nuestras vidas.

Cuando pensamos en dar a conocer nuestro trabajo al mundo (escribiendo un libro o publicando un álbum, por ejemplo) nos preocupamos por ser juzgados y podemos decidir que no estaremos bien si eso ocurre, que nos da demasiado miedo. Como resultado, retrasamos la publicación de nuestro trabajo, tal vez durante años, tal vez para siempre.

¿Se identifica con alguno de estos ejemplos? De hecho, la incertidumbre de nuestras vidas caóticas es quizás la causa principal de nuestra ansiedad, estrés, frustración, dudas, miedos, dilación, distracción y más.

Sabemos que sentimos este caos cuando buscamos una nueva herramienta, sistema, método, táctica, plan, experto, libro sobre un tema o nuestros teléfonos.

No hay nada de malo en ninguna de estas cosas. Así es como respondemos normalmente al caos.

Pero si pudiéramos relajarnos en medio de ese caos, encontraríamos opciones adicionales:

  • Estaríamos bien con la sensación de agobio, y no necesitaríamos entrar en pánico o sentirnos mal.
  • Simplemente daríamos el siguiente paso en lugar de posponer las cosas.
  • Podríamos concentrarnos en una cosa a la vez en lugar de quedarnos paralizados.
  • Podríamos exponer nuestro trabajo al mundo, aceptando que seremos juzgados.
  • Podríamos darle compasión a un amigo que está molesto con nosotros en lugar de preocuparse por si estaremos bien.
  • Podríamos simplemente meditar, salir a caminar, hacer ejercicio, comer alimentos saludables, manejar nuestras finanzas y tomar otras acciones simples y útiles que posponemos cuando nos sentimos estresados ​​por el caos.

La clave es aprender a relajarse con el caos. Y desde ese lugar, decida el siguiente paso simple.

Entrenando con el caos

Para trascender los sentimientos que trae el caos, primero debemos darnos cuenta cuando sentimos caos. Entonces podemos usarlo como una especie de meditación, para respirar y relajarnos.

Observe cuando sienta el caos. No tiene que buscarlo, probablemente lo esté sintiendo ahora mismo. El mundo siempre nos dará suficiente caos para practicar. Es un regalo.

Dese cuenta y luego haga una pausa.

Respire profundamente en su vientre, lentamente, dejándose relajar con cada respiración.

Luego, aprenda a relajarse con este sentimiento de incertidumbre, miedo y ansiedad.

Respire, y con cada respiración, relájese en la sensación de caos.

Repetir.

Leo Babauta es el autor de seis libros, el autor de Zen Habits, un blog con más de 2 millones de suscriptores y el creador de varios programas en línea para ayudarlo a dominar sus hábitos. Visite ZenHabits.net


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.