Remedios naturales que puede encontrar en su cocina

Por TATIANA DENNING
10 de Noviembre de 2020
Actualizado: 10 de Noviembre de 2020

“Una manzana al día mantiene al doctor alejado”, al menos esa era la filosofía de mi abuela Konchesky.

Como muchas de nuestras abuelas, ella confiaba en una gran cantidad de remedios caseros. Para mi abuela, el ajo era la cura para lo que le dolía, un trago de aceite de hígado de bacalao era un ritual diario para mantener su cerebro agudo, y la revista Prevention, por la gran cantidad de remedios naturales, era habitual verla en su mesa de la cocina.

Mientras que la medicina moderna se ha alejado de estos remedios tradicionales, y a menudo antiguos, mi abuela tenía razón. Después de todo, vivió una vida muy saludable hasta que falleció a la edad de 93 años. Incluso tuvo su propio negocio hasta unos pocos años antes de morir.

Pero no se preocupe, no voy a forzarlo a tomar el aceite de hígado de bacalao. Hay algunos otros muy buenos, y afortunadamente, remedios caseros más sabrosos que se sabe que tienen varios beneficios para la salud. Y algunos de estos remedios están muy cerca, como en su propia cocina.

Jengibre

El jengibre, un alimento básico de la medicina tradicional china durante milenios, no solo ayuda a mejorar el flujo sanguíneo, sino que es uno de los mejores alimentos antiinflamatorios que existen, y algunos estudios demuestran que incluso compite con el ibuprofeno en el tratamiento de la artritis y los cólicos menstruales. El jengibre también es excelente para las náuseas, ayuda a desintoxicar el colon y el hígado, ayuda a la digestión y posee propiedades antimicóticas, antibacterianas y antivirales.

Un estudio realizado en 2015 mostró que el jengibre mejora los niveles de glucosa en los diabéticos, y aunque se necesita más investigación, estos resultados preliminares fueron alentadores. Varios estudios también han demostrado una reducción significativa en los niveles de colesterol, e incluso beneficios en la pérdida de peso.

Para obtener algunos de estos increíbles beneficios, intente añadir un poco de jengibre en su próximo plato de salteado o pollo, o sumerja unas cuantas rodajas en agua caliente y disfrute de una taza de té de jengibre caliente. También existen varios caramelos de jengibre en el mercado para combatir las náuseas.

Miel

La miel se ha utilizado durante siglos por sus beneficios tanto medicinales como culinarios. Aunque la pasteurización o el calentamiento de la miel puede aumentar la vida útil y mejorar el color y la textura, se cree que la miel cruda contiene verdaderos beneficios para la salud. Solo asegúrese de comprarla de una fuente de confianza.

Este antiguo remedio se ha utilizado no solo para ayudar a aliviar el dolor de garganta, sino que estudios han revelado que es más eficaz que algunos jarabes para la tos de venta libre, especialmente en niños (nota, la miel no se debe utilizar en niños menores de 1 año, así que por favor consulte a su pediatra).

La miel contiene fitonutrientes con propiedades antiinflamatorias y de refuerzo inmunológico, pero también tiene propiedades de comunicación celular y de refuerzo inmunológico. Las investigaciones han demostrado que la miel de Manuka, en particular, puede matar una serie de patógenos comunes, incluyendo E.Coli, Estafilococo aureus, y H. pylori. Por esta razón, se ha usado para tratar cortes, heridas y quemaduras, diarrea, úlceras gástricas y gastritis crónica.

La próxima vez que tenga tos, intente tomar una cucharadita de miel. Un poco de miel mezclada en su té favorito, o esparcida sobre el salmón, es otra gran forma de beneficiarse de la miel.

Vinagre de sidra de manzana

He tenido muchos pacientes a lo largo de los años que confían en el vinagre de sidra de manzana (ACV), particularmente crudo, sin filtrar, porque contiene un cultivo bacteriano iniciador conocido como “la madre”, que está compuesto de enzimas y bacterias buenas.

Durante mucho tiempo se ha creído que el ACV tiene propiedades antimicrobianas, y aunque existen pocas investigaciones sobre sus beneficios, hay estudios que demuestran que tiene propiedades antioxidantes. Un estudio de revisión publicado en la revista Molecular Nutrition & Food Research en 2016 reveló que incluso puede ayudar a disminuir la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre. El vinagre de sidra de manzana también ha demostrado que disminuye el hambre y puede ayudar a promover la pérdida de peso y de grasa en el vientre, según un estudio japonés publicado en 2014.

Muchos pacientes han afirmado que usan de 1 a 2 cucharadas de VCA, mezcladas en un gran vaso de agua, para resolver la acidez estomacal. Aunque puede ir en contra de la razón de usar un ácido para tratar la acidez estomacal, prometen que funciona. También han dicho que funciona como un amuleto para los calambres en las piernas.

Es importante señalar que, como el vinagre de sidra de manzana es ácido, nunca se debe usar solo, de lo contrario se corre el riesgo de desgastar el esmalte de los dientes. En cambio, úselo en un aderezo para ensaladas, como parte de sus ingredientes de cocina, o mezcle una cucharada en un gran vaso de agua con un poco de limón y miel al gusto.

Ajo

Lleno de nutrientes, el ajo se ha utilizado durante mucho tiempo por sus beneficios tanto medicinales como culinarios. Este amado ingrediente no solo tiene propiedades antimicóticas, antivirales y antibacterianas, sino también propiedades antioxidantes.

Como parte de la familia de la cebolla, el ajo tiene un sabor fuerte cuando se consume crudo, pero desarrolla un sabor suave y algo dulce cuando se cocina. Mientras que mi abuela lo usaba de ambas formas, confiaba más en el ajo crudo, al igual que mi marido. Durante años, ha usado un brebaje de ajo machacado remojado en miel cruda y vinagre de manzana crudo. Bebe un vaso de líquido colado 1 o 2 veces al día, y asegura que es la razón por la que ha podido evitar la sinusitis crónica que lo afectaba. Él y mi abuela seguramente se llevarían bien, ¡si todavía estuviera viva!

Los estudios han demostrado que el ajo reduce el colesterol total y el LDL entre un 10 y un 15 por ciento, mientras que el extracto de ajo en altas dosis ha demostrado ser tan eficaz para reducir la presión arterial como el fármaco atenolol.

Y como si esto no fuera suficientemente impresionante, una investigación de 2006 publicada en The Journal of Nutrition descubrió que el extracto de ajo envejecido rico en antioxidantes puede incluso reducir el riesgo de demencia y enfermedades cardíacas.

Aceite de oliva

Aunque hay muchas opciones para elegir para nuestro último remedio, terminaremos con el aceite de oliva.

Compuesto principalmente de ácidos grasos monoinsaturados, el aceite de oliva ha sido extensamente recomendado por sus beneficiosos efectos en la dieta mediterránea. Cargado de polifenoles, el aceite de oliva tiene poderosas propiedades antioxidantes que ayudan a combatir la inflamación. Gracias a estas propiedades, los estudios demuestran que el aceite de oliva puede ayudar a prevenir las enfermedades cardiovasculares, el cáncer e incluso los accidentes cerebrovasculares.

Se ha demostrado que el aceite de oliva disminuye el riesgo de diabetes tipo 2, e incluso combate la enfermedad de Alzheimer. En combinación con el aceite de pescado, también se ha demostrado que mejora el dolor y la rigidez de las articulaciones en la artritis reumatoide.

Con estos impresionantes beneficios, tiene mucho sentido incluir el aceite de oliva como un alimento básico en la dieta.

Conclusión

Como con cualquier otra cosa, asegúrese de hablar primero con su médico, dado que incluso los remedios naturales pueden tener consecuencias no deseadas y puede que se requiera evitarlos con ciertos medicamentos o condiciones de salud.

Con esa advertencia, la próxima vez que busque alivio para esa garganta irritada, quiera perder un poco de peso o estimular su sistema inmunológico, ¿por qué no revisa su cocina? Como nuestras abuelas sabían, la naturaleza ofrece muchas opciones increíbles para mejorar la salud. Puede que se sorprenda gratamente con los resultados.

Tatiana Denning, D.O., es una doctora de medicina familiar que se enfoca en el bienestar y la prevención. Ella cree en darle a sus pacientes el conocimiento y las habilidades necesarias para mantener y mejorar su propia salud.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mire a continuación

Calma para el alma: la quietud de la madrugada de pie bajo las estrellas

TE RECOMENDAMOS