Reportes de medios chinos revelan el trasfondo de la destitución de funcionarios

30 de Abril de 2016 Actualizado: 30 de Abril de 2016

Zhang Yue, jefe de seguridad de la provincia de Hebei, fue arrestado por “seria violación a la disciplina del Partido” y está siendo investigado, según informó el sitio web de  la Comisión Central de Inspección de Disciplina este 16 de abril.

Zhang es el segundo Secretario del Comité Político a nivel provincial en ser investigado desde el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista Chino (PCCh).

Luego de que Zhang fuera destituido, los medios de comunicación chinos inmediatamente publicaron diversos artículos que revelaron sus vínculos con Zhou Yongkang, ex zar de seguridad; Ma Jian, que, hasta ser destituido, desempeñaba el cargo de Ministro Adjunto del Ministerio de Seguridad Estatal; y Guo Wengui, que controla la compañía Beijing Zenith Holdings.

Esta cobertura mediática de los presuntos crímenes cometidos por Zhang se limitó a la corrupción y a la mala conducta, los motivos declarados por la campaña anticorrupción del líder del PCCh, Xi Jinping. De todos modos, el mensaje detrás de la historia puede verse en los detalles; esto es, en el currículum de Zhang.

Al parecer, Zhang ocupó un cargo especial entre noviembre de 2003 y diciembre de 2007, el de Jefe de la Buró 26 del Ministerio de Seguridad Pública. Este departamento es la “Oficina 610” del Ministerio de Seguridad Pública, y fue establecido para perseguir a la práctica espiritual Falun Gong. El Ministro de Seguridad Pública en 2003 era Zhou Yongkang.

La Oficina 610 es una organización ilegal establecida por el ex líder del PCCh, Jiang Zemin, el 10 de junio de 1999.  También es llamada “el Grupo de Dirección Central para la Prevención y Tratamiento de Cultos”.

La Oficina 610 ha sido comparada con la Gestapo, la policía secreta de la Alemania Nazi. Controla la policía, tribunales y fiscalías a través de la Comisión de Asuntos Políticos y Legales. Ignora las leyes del país y es otro centro de poder de las autoridades centrales.

En los últimos 16 años, la política de persecución a Falun Gong ha sido definida y transmitida por la Oficina 610 y ejecutada por los órganos de seguridad pública en base a las instrucciones verbales de Jiang. Sin embargo, la Oficina 610 es una unidad confidencial, y muchos detalles aún no se conocen en el mundo exterior.

La persecución a Falun Gong perpetrada por el PCCh ha sido ocultada en los últimos 10 años. Con el fin de esconder la verdad sobre la persecución, los medios oficiales del PCCh no publicaron noticias de la Oficina 610.

El 12 de enero de 2015, Li Dongsheng, el asesor de confianza de Zhou Yongkang y ex cabecilla de la Oficina 610, fue sentenciado a 15 años de prisión. El 20 de diciembre de 2013, Li fue destituido, y los comunicados oficiales se refirieron a sus títulos: vice director del Grupo Central de Dirección para la Prevención y Tratamientos de Cultos; cabecilla de la oficina del Grupo de Dirección (Oficina 610); y vice ministro de Seguridad Pública.

La exposición del nombre de esa agencia secreta hizo alusión al hecho de que el verdadero crimen de Li estaba vinculado con la persecución a Falun Gong.

La facción de Jiang en el PCCh teme ser expuesta por sus crímenes de persecución una vez que pierda el poder. Por otro lado, Xi quiere gobernar el país de forma normal. Las contradicciones entre los dos eran irreconciliables.

Debido a factores restrictivos en el sistema del PCCh, los funcionarios de la facción de Jiang han sido destituidos por corrupción. Sin embargo, hay un común denominador entre los funcionarios (incluido el ex  jefe de policía Wang Liju), y es que todos ellos siguieron las órdenes de Jiang y cometieron crímenes de lesa humanidad al perseguir a Falun Gong. Ente los mismo están: Bo Xilai, ex secretario de la Ciudad de Chongqing; Li Dongsheng; el ex secretario del PCCh de la Provincia de Qinghai, Su Rong; el ex general militar Xu Caihou, y Zhou Yonggjang.

Como tales, los crímenes cometidos en la persecución a Falun Gong, incluida la sustracción forzada de órganos en vida a sus adherentes, se convirtieron en el talón de Aquiles de la facción de Jiang.

Destapar la historia detrás de los medios de comunicación chinos y entender su trasfondo sirve como recordatorio a la gente para que tome una decisión. En un futuro cercano, cuando los crímenes de persecución contra Falun Gong sean expuestos, la facción de Jiang y el aparato del PCCh serán desintegrados.

Xia Xiaoqiang es un columnista político para la edición china de La Gran Época, està radicado en Noruega y escribe análisis  de asuntos políticos contemporarios desde 2009.

Las posturas expresadas en este artículo son de la opinión del autor y no necesariamente reflejan la postura de La Gran Época.

TE RECOMENDAMOS