Representante Joaquín Castro pide a FBI que investigue tiroteo en Uvalde y cita “relatos contradictorios”

La policía de Uvalde ha sido criticada por su presunta inacción durante el tiroteo
Por Joseph Lord
27 de Mayo de 2022 7:20 PM Actualizado: 27 de Mayo de 2022 7:20 PM

El representante Joaquín Castro (D-Texas) solicita una investigación del FBI sobre la conducta de la policía durante y después del tiroteo en Uvalde, Texas, que dejó 19 niños y dos adultos muertos.

Castro, cuyo distrito de San Antonio se encuentra a unas 80 millas de Uvalde, pidió “un relato completo y exhaustivo de cómo ocurrió esta tragedia” en una carta del 26 de mayo al director del FBI Christopher Wray (pdf).

“Hoy nuestra nación y el estado de Texas están de luto por los 19 niños y dos maestras asesinadas en la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas, el 24 de mayo de 2022”, escribió Castro. “El tiroteo de Uvalde es el tiroteo escolar con más muertos en  Texas y uno de los más mortíferos que ha tenido lugar en Estados Unidos”.

“Este incidente ha devastado Uvalde y la comunidad circundante, que incluye mi ciudad de San Antonio. Los hospitales de San Antonio recibieron pacientes que resultaron gravemente heridos en el tiroteo y nuestros consejeros escolares, policías, trabajadores de salud y otro personal están en Uvalde para ayudar a nuestros vecinos a responder a esta horrible tragedia”.

“La gente de Uvalde, de Texas y de la nación se merece un relato exacto de lo ocurrido. Sin embargo, los funcionarios estatales han proporcionado relatos contradictorios que están en desacuerdo con los proporcionados por los testigos, incluyendo: Si el agente de seguridad de la escuela y el hombre armado intercambiaron disparos fuera de la escuela [y] cuánto tiempo estuvieron los policías en las aulas contiguas mientras el hombre armado se atrincheraba en un aula con estudiantes y maestros”, continuó.

“Los espectadores alegan que los padres instaron sin éxito a las fuerzas policiales a entrar en el edificio durante este tiempo y enfrentarse al tirador”.

“Insto al FBI a que utilice su máxima autoridad para examinar a fondo la cronología de los acontecimientos y la respuesta de las fuerzas policiales y a que elabore un informe completo, oportuno y transparente sobre sus conclusiones. Su agencia debe garantizar que el pueblo estadounidense tenga un relato completo y exhaustivo de cómo ocurrió esta tragedia”.

La policía de Uvalde y la seguridad de la escuela armada han sido criticadas en las redes sociales por su presunta inacción durante el tiroteo.

Según múltiples testimonios, las fuerzas policiales y los agentes de seguridad permanecieron fuera de la escuela durante casi una hora mientras el tirador se atrincheraba en una sala con las maestras y los alumnos. Aunque los padres les rogaron que entraran en la escuela, la policía permaneció fuera, presuntamente deteniendo y reteniendo a los padres que intentaron entrar ellos mismos.

Según un reporte de AP, Javier Cazares, padre de una niña de cuarto grado que murió en el ataque, dijo: “Entremos a toda prisa porque la policía no está haciendo nada como se supone que debe hacer”.

“Se podría haber hecho más”, añadió Cazares. “No estaban preparados”.

Un video que circuló por Twitter del tiroteo parece mostrar a los policías reteniendo activamente a los padres cuando intentaban entrar en la escuela, con pistolas eléctricas preparadas para impedir que cualquier padre intentara entrar en el edificio.

Mientras uno de los padres era retenido por la policía, se oyó a otros en la multitud gritar: “¡Qué [improperio] le estás haciendo, déjalo entrar!”.

Una madre, Angeli Rose Gomez, dijo que condujo 40 millas cuando se enteró del tiroteo. Cuando llegó, se encontró con que “la policía no estaba haciendo nada”, dijo Gomez al Wall Street Journal.

Tras suplicar a los oficiales que actuaran, Gomez fue esposada por los alguaciles de EE. UU. por “intervenir en una investigación activa”.

Otros reportes alegan que, al mismo tiempo que impedían la entrada de otros padres al colegio, varios policías entraron y sacaron a sus propios hijos.

Durante una rueda de prensa, Victor Escalon, director regional del Departamento de Seguridad Pública de Texas, admitió que la policía, a pesar de estar en el lugar, tardó minutos en seguir finalmente al tirador dentro del edificio.

Según Escalon, el joven armado abrió inicialmente fuego contra el edificio desde el edificio, tras saltar una valla, antes de entrar en la escuela a las 11:40 horas y disparar “numerosas rondas”.

“Cuatro minutos después, los departamentos de la policía local (…) están dentro, realizando la entrada”, admitió Escalón. “Oyen disparos. Reciben disparos. Retroceden, se cubren y durante ese tiempo se acercan a donde está el sospechoso”.

Al recibir los disparos del aula donde se atrincheró el tirador, los policías que se encontraban en el lugar de los hechos se retiraron y comenzaron a evacuar la escuela mientras pedían refuerzos.

Más tarde, cuando se les preguntó por qué los policías no actuaron con más audacia para abatir al tirador, un teniente de la policía de Uvalde defendió a sus colegas, diciendo durante una aparición en la CNN: “Podrían haberles disparado. Podrían haber muerto”.

Greg Casar, un autodenominado progresista y candidato demócrata por el distrito 35 del Congreso de Texas, aplaudió la carta de Castro en un posteo de Twitter.

“Gracias, @JoaquinCastrotx”, escribió Casar. “Las familias de Uvalde, y todos los texanos, merecen respuestas”.

En un comunicado, el director del FBI, Christopher Wray, anunció que el FBI ya está trabajando con las autoridades de Texas para investigar el tiroteo.

“El FBI seguirá trabajando sin descanso con el Departamento de Seguridad Pública de Texas; el Departamento de Policía de Uvalde; y nuestros otros socios estatales, locales y federales para ayudar en todo lo que podamos”, escribió Wray. “Estamos dedicando todos los recursos de la Oficina de Campo del FBI en San Antonio y una serie de otras divisiones del FBI para ayudar al DPS de Texas y al Departamento de Policía de Uvalde, que tienen el liderazgo en la investigación”.

En un correo electrónico a The Epoch Times, el FBI confirmó la recepción de la carta de Castro, pero dijo: “No tenemos ningún comentario adicional”.

Oliver Rich, agente especial del FBI a cargo de la división de San Antonio en la sesión informativa del 27 de mayo, sugirió la posibilidad de una investigación sobre las acciones de la policía de Uvalde.

“Si los hechos demuestran que existe un nexo federal, el FBI llevará a cabo una investigación adecuada en ese momento”, dijo Rich. “Pero por ahora, seguimos en esto para apoyar a los comandos de Texas”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.