República Checa anula plan para imponer orden de vacunación contra COVID-19

Por Isabel van Brugen
20 de Enero de 2022 12:30 PM Actualizado: 20 de Enero de 2022 12:30 PM

El nuevo gobierno checo descartó el miércoles el plan de la administración anterior de hacer obligatoria la vacuna COVID-19 para los mayores de 60 años y las personas que ejercen profesiones clave.

Bajo el anterior gobierno, los adultos mayores, los trabajadores sanitarios, los bomberos, los policías y los estudiantes de medicina debían vacunarse contra COVID-19 a partir de marzo.

Pero el Primer Ministro Petr Fiala anuló el decreto de su predecesor Andrej Babis, emitido a principios de diciembre. Dijo a los periodistas el miércoles que su nuevo gobierno de centro-derecha no veía la necesidad de la vacunación obligatoria.

“Hemos acordado que la vacunación contra COVID-19 no será obligatoria”, dijo Fiala. “Esto no cambia nuestra postura sobre la vacunación. Sigue siendo, sin duda, la mejor manera de luchar contra COVID-19 … sin embargo, no queremos ahondar en las fisuras de la sociedad”.

Los opositores a la orden de vacunación habían organizado varias protestas en Praga y en otros lugares del país.

Hasta ahora, se considera que el 62.9 por ciento de los checos están totalmente vacunados, por debajo de la media de la Unión Europea, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades. Casi 3.4 millones de personas en esta nación de 10.5 millones de habitantes también han recibido una vacuna de refuerzo.

Fiala dijo que alrededor del 90 por ciento de las personas que habrían estado cubiertas por la orden ya han recibido las vacunas.

La decisión del nuevo gobierno se produjo en un momento en el que la República Checa se enfrenta a un aumento de las infecciones por COVID-19, en gran parte impulsado por la variante omicrón, altamente contagiosa, del nuevo coronavirus.

La tasa de infección en siete días fue de 950 nuevos casos por cada 100,000 habitantes el martes, frente a los 799 de un día antes.

A pesar de las cifras récord, el número de pacientes con COVID-19 en los hospitales se redujo a 1635 el martes, con 252 que necesitaron cuidados intensivos.

Los investigadores y expertos en salud tienen la esperanza de que la variante omicrón, aunque altamente transmisible, sea menos grave y plantee síntomas más leves en las personas infectadas, en comparación con otras cepas como la variante delta.

Por otra parte, en Austria se va a multar a los residentes que no respeten la orden de vacunación contra COVID-19 que el país pretende introducir en febrero para todos los residentes mayores de 14 años.

El mes pasado, el ministro de sanidad austriaco anunció que quienes no respeten la orden de vacunación se enfrentarán a multas de hasta 3600 euros (unos 4000 dólares).

Y en Grecia se estableció una orden de vacunación para todos los mayores de 60 años. Aquellos que se nieguen a vacunarse serán multados por el gobierno, dijo el ministro de salud Thanos Plevris. Las multas comienzan este mes con 50 euros (57 dólares), seguidas de una multa mensual de 100 euros (114 dólares).

Plevris dijo que las multas se recaudarían a través de la oficina de impuestos y se utilizarían para financiar los hospitales estatales.

Con información de Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.