Republicanos de Cámara de Representantes presentan su postura sobre cambio climático y energía limpia

Por Masooma Haq
20 de Abril de 2021
Actualizado: 20 de Abril de 2021

El 19 de abril, los republicanos de la Cámara de Representantes explicaron su postura sobre el cambio climático y la reducción de las emisiones mundiales, abogando por el desarrollo de recursos energéticos limpios en Estados Unidos sin sacrificar la independencia energética y los puestos de trabajo estadounidenses. El representante Garret Graves (R-La.), miembro principal del Comité Selecto del Clima de la Cámara de Representantes, dijo que los republicanos quieren reducir aún más las emisiones en todo el mundo y proteger el medio ambiente mediante la exportación de la energía más limpia de Estados Unidos.

“Y en el centro de todo esto están los innovadores estadounidenses, los recursos nacionales y el libre mercado”, dijo Graves en un video resumen de la perspectiva del GOP sobre el cambio climático y la energía limpia. “Debemos utilizar estas herramientas de forma que aumenten la competitividad de los trabajadores estadounidenses y mejoren nuestra seguridad energética y nacional”.

El líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), dijo el lunes que los republicanos de la Cámara presentarán docenas de proyectos de ley e ideas de políticas sobre la energía y el clima en las próximas semanas de 2021.

“Nuestros miembros han estado trabajando durante años para desarrollar una legislación bien pensada y dirigida a reducir las emisiones globales asegurando que podamos desarrollar y construir una nueva tecnología en el país que sea limpia, asequible y exportable”, dijo McCarthy. “A diferencia de los planes demócratas, los nuestros no matan los puestos de trabajo estadounidenses ni encarecen la energía estadounidense para aumentar los impuestos y las regulaciones. En cambio, los republicanos de la Cámara de Representantes se centran en soluciones que hacen que la energía estadounidense sea más limpia, más asequible y que también reduzcan las emisiones en todo el mundo”.

Las recientes órdenes ejecutivas del presidente Joe Biden sobre el cambio climático establecen el objetivo de encaminar a Estados Unidos hacia la creación de un sector energético libre de carbono para 2035 y una economía neta cero para 2050. Para lograr estos objetivos, el gobierno de Biden está haciendo que todos los organismos federales pertinentes adopten su programa sobre el cambio climático y se están cortando las subvenciones a la industria de los combustibles fósiles.

“La orden establece el Grupo de Trabajo Nacional sobre el Clima, que reúne a líderes de 21 agencias y departamentos federales para permitir un enfoque en todo el gobierno para combatir la crisis climática”, dice la orden. “El secretario del Interior debe suspender cualquier nuevo arrendamiento de petróleo y gas natural en tierras públicas o en aguas costeras en la medida de lo posible”, añade. En general, la orden establece que Estados Unidos se aleje de los combustibles fósiles.

La Casa Blanca no devolvió inmediatamente una solicitud de comentarios sobre la postura de los republicanos respecto al cambio climático y la independencia energética de Estados Unidos.

“Estados Unidos es el líder mundial en la reducción de emisiones y en la investigación y el desarrollo de energía”, dijo Graves. “En lo que tenemos que centrarnos con nuestras estrategias de energía limpia es en mirar a todo el mundo, porque este no es un problema que Estados Unidos pueda resolver por sí mismo, muchas de las mismas soluciones climáticas que han sido impulsadas por la izquierda en realidad resultan en un aumento de las emisiones globales”.

Una de esas políticas es el acuerdo climático de París de la era Obama, del que Trump sacó a Estados Unidos pero al que Biden se ha reincorporado desde que asumió el cargo. Los conservadores se oponen al acuerdo porque no exige a países como China, el mayor contaminador del mundo, que reduzcan sus emisiones de carbono en la medida en que se exige a Estados Unidos. Graves dijo que por cada tonelada de emisiones que Estados Unidos debe reducir, China aumenta en 4 toneladas.

Los conservadores creen que incluso si Estados Unidos lograra un nivel de emisiones neto cero pagando facturas de energía más altas y soportando el peso de una economía más débil, esto no ayudaría a las emisiones globales porque países más grandes como China e India seguirían aumentando su huella de carbono.

Graves, Cathy McMorris Rodgers (R-Wash.), miembro de la Comisión de Energía y Comercio, y Michael McCaul (R-Texas), miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores, presentaron recientemente la Ley de Transparencia y Responsabilidad de París.

Este proyecto de ley pide que se renegocie el acuerdo de París o se desarrolle un nuevo acuerdo para garantizar que China y todos los principales emisores de carbono tengan resultados comparables a los de Estados Unidos.

Estados Unidos ha sido un líder mundial en la reducción de emisiones y el Partido Republicano quiere que esto continúe poniendo el foco en la exportación de energía limpia estadounidense a otros países, ya que se prevé que la demanda mundial de energía aumente casi un 50 por ciento para 2050.

Los republicanos quieren cubrir esa demanda mundial con energía limpia de gas natural estadounidense sin sacrificar los puestos de trabajo y los recursos de Estados Unidos.

Las políticas de la Administración Biden están cancelando proyectos como el oleoducto Keystone XL, que se dice que ha costado miles de puestos de trabajo y millones de dólares, además de hacer que Estados Unidos sea menos independiente energéticamente.

En febrero, 14 fiscales generales escribieron a Biden para pedirle que revirtiera la decisión sobre el oleoducto y evitara el daño económico que experimentarán muchos estados clave.

“Los estados del oleoducto y sus comunidades locales también sufrirán dramáticamente. En Montana, por ejemplo, poner fin al Keystone XL probablemente le costará al estado aproximadamente 58 millones de dólares en ingresos fiscales anuales”, dice la carta.

Mientras tanto, dijo Graves, Estados Unidos gasta más dinero “en investigación de energía básica que todos los demás países del mundo juntos”. “Nuestro petróleo y nuestro gas van a tener demanda en todo el mundo. Como es el más limpio y eficiente, tenemos que exportarlo a estos países para desplazar las fuentes de combustible más sucias de Rusia y China”.

No solo eso, sino que Graves dijo que su partido cree que China está utilizando la crisis del cambio climático para avanzar en su estrategia militar, lo que supone una amenaza directa para la seguridad de Estados Unidos.

“China ha ido y dominado los mercados de tierras raras y minerales estratégicos. Han acaparado o monopolizado los recursos en todo el mundo, y son uno de los principales productores”, dijo Graves. “Seguir por este camino de estrategias energéticas y climáticas erróneas solo juega a favor de China, y su estrategia militar nacional”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS