Rescatan a los rehenes en una sinagoga de Texas tras un enfrentamiento, el sospechoso ha muerto

Por Mimi Nguyen Ly
16 de Enero de 2022 11:07 AM Actualizado: 16 de Enero de 2022 11:07 AM

Los rehenes fueron rescatados del interior de una sinagoga de Texas tras un enfrentamiento que duró casi 12 horas, según anunció el gobernador Greg Abbott a última hora del sábado.

“Oraciones respondidas. Todos los rehenes están fuera con vida y a salvo”, anunció el gobernador en Twitter.

El mensaje de Abbott se produjo momentos después de que se escuchara un fuerte estruendo y lo que parecía un tiroteo procedente de la sinagoga-Congregación Beth Israel en Colleyville (Texas), que está a unas 15 millas al noreste de Fort Worth.

El jefe de la policía de Colleyville, Michael Miller, confirmó en una rueda de prensa a última hora del sábado que el sospechoso estaba muerto. “Alrededor de las 9 de la noche, el [equipo de rescate de rehenes] entró en la sinagoga, rescató a los tres rehenes, el sospechoso ha fallecido”.

Los negociadores de crisis del FBI estaban tratando de negociar con el sospechoso, según informó el departamento de policía local de Colleyville en una declaración.

Horas más tarde, el departamento anunció en Twitter: “Actualización a las 9:55 pm: La situación del SWAT en Colleyville se ha resuelto y todos los rehenes están a salvo. Seguimos trabajando en colaboración con el FBI para ultimar todos los detalles”.

La situación comenzó alrededor de las 10:40 a.m. cuando el Departamento de Policía de Colleyville recibió una llamada de servicio en la cuadra 6100 de Pleasant Run Road, la dirección de la sinagoga. “Los agentes llegaron al lugar y observaron una situación de emergencia que justificaba la evacuación de las zonas circundantes y se estableció un perímetro exterior”, dijo el departamento.

Poco después de las 5 p.m., hora local, un rehén masculino fue “liberado ileso” del “incidente mayor”, agregó. “Este hombre se reunirá con su familia lo antes posible y no requiere atención médica. Los negociadores de crisis del FBI siguen en contacto con el sujeto”.

En la transmisión en vivo por Facebook del servicio del sábado en la sinagoga, se podía escuchar a un hombre despotricando y hablando de religión en algunos momentos, informó el Fort Worth Star-Telegram. El video no mostraba lo que ocurría en el edificio.

Poco antes de las 2 de la tarde, el hombre dijo: “Tienen que hacer algo. No quiero ver a este tipo muerto”. Momentos después, la transmisión se cortó. Un portavoz de la compañía Meta confirmó más tarde que Facebook había eliminado el video, informó The Associated Press.

El Departamento de Policía de Colleyville estaba en el lugar de los hechos junto con la Oficina de Campo de Dallas del FBI, el Departamento de Seguridad Pública de Texas, el equipo SWAT regional de North Tarrant y otras agencias vecinas.

En una declaración en Twitter, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que estaba monitoreando la situación a través del Departamento de Seguridad Pública de Texas. La describió como una “situación tensa” y que el DPS de Texas está “trabajando con los equipos locales y federales para lograr el mejor y más seguro resultado”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca dijo en Twitter que el presidente Joe Biden había sido informado sobre la situación. El Departamento de Justicia también dijo que el fiscal general Merrick Garland estaba siguiendo de cerca la situación.

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, dijo que estaba siguiendo de cerca la situación. “Rezamos por la seguridad de los rehenes y de los rescatistas”, escribió en Twitter.

Con información de Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.