Sufrido rescate de una bebé recién nacida atascada en un desagüe pluvial de 7 metros de profundidad

Por Li Yen
13 de Agosto de 2019 Actualizado: 13 de Agosto de 2019

Cada año se producen casos de abandono de bebés en todo el mundo. En el caso más impactante, una niña recién nacida fue arrojada en una alcantarilla de hormigón en Newlands East, en las afueras de Durban, Sudáfrica. Por fortuna, la bebé, atrapada a casi 7 metros por el desagüe, fue rescatada por los trabajadores de emergencia.

La espeluznante operación de rescate que duró unas tres horas ocurrió hace unos meses, el 11 de febrero de 2019. Se desarrolló cuando los residentes de Newlands East escucharon débiles gritos que venían de las profundidades del desagüe pluvial que se encuentra a la vuelta de la esquina de Herring Circle y Barracuda Rd.

Al principio, el residente Iyron pensó que era un “gatito”.

“Fui y abrí el desagüe y bajé y miré. Pensé que no, suena como un gatito y miré más abajo y vi que era un bebé”, le dijo a Herald Live.

Al darse cuenta de que una bebé estaba atrapada en el desagüe, los residentes llamaron a las autoridades para pedir ayuda.

Los primeros en llegar llegaron después de las 6 a.m., e inmediatamente, se pusieron a trabajar. “El departamento de bomberos de Durban ha estado en la boca de alcantarilla y tiene imágenes de la bebé en sí bastante lejos de la tubería”, dijo a IOL Garrith Jamieson, portavoz de Rescue Care.

Así que para llegar a la bebé, que estaba atrapada en la tubería del desagüe, los rescatadores cavaron una zanja en el suelo. Según testigos en la escena, los residentes arrancaron los gabinetes de sus armarios de cocina para estabilizar la zanja y evitar que se derrumbara, reportó Fox News.

“Una zanja de 2 metros fue realizada usando un excavadora. Una vez que las paredes de la trinchera fueron apuntaladas, la tubería se rompió para sacar a la bebé”, dijo un trabajador de emergencia.

Al final, después de tres horas, la multitud que se reunió alrededor de la escena vitoreó y aplaudió aliviada cuando la bebé con la placenta aún adherida fue sacada del desagüe. ¡Por fortuna, la niña aún estaba vivita y coleando!

“Tengo un hijo, así que lo entiendo. Estoy feliz de que la bebé esté viva”, dijo el residente Lovedale.

Este momento emocional fue capturado en una grabación. El video fue subido a Twitter por la periodista local Bernadette Wilks.

“El increíble momento en que una niña recién nacida es rescatada a más de siete metros de profundidad por una tubería de agua de lluvia. Los increíbles hombres y mujeres de los servicios de emergencia de Durban han estado trabajando durante casi tres horas para salvar a la bebé”, escribió Wilks.

“Son buenas noticias para el final de este rescate de hoy. Nos gustaría felicitar al personal de rescate y a los paramédicos que trabajaron juntos para salvar a esta niña hoy. La comunidad fue de gran ayuda y apoyo, por lo que también estamos agradecidos”, dijo Robert McKenzie, portavoz de KZN EMS.

La bebé, que se cree que tiene entre uno y tres días, fue llevada en avión al Hospital Central Inkosi Albert Luthuli de Durban, donde se le diagnosticó un caso leve de hipotermia. Aparte de la hipotermia, la bebé estaba bien.

“Hicimos lo que se conoce como un babygrama y no encontramos nada roto ni heridas graves”, dijo el Dr. Timothy Hardcastle a los periodistas. “El principal problema era que tenía mucho frío. Entró a 35,5°C. La calentamos, lavamos el polvo y limpiamos sus heridas”.

El Dr. Hardcastle dijo que su supervivencia fue un milagro. “Cualquier niño que sobrevive una cierta cantidad de horas es un milagro. Parece que estuvo atrapada por lo menos cinco horas en una tubería de aguas pluviales”, comentó.

No se sabe exactamente por qué la bebé se quedó atascada en el desagüe. Sin embargo, los rescatistas creen que la niña fue arrastrada por el desagüe después de haber sido arrojada, según la ABC. La policía ha clasificado el caso como un intento de asesinato, según Africa News.

Esta niña milagrosa, al igual que otros bebés abandonados en Sudáfrica, lo más seguro es que crezca en un orfanato. Si no fuera por la vigilancia de los residentes, probablemente habría terminado en una trágica consecuencia.

Mira las hermosas reacciones de estos bebés cuando pueden ver y oír por primera vez 

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS