Residente de EE.UU. pide a Michelle Bachelet que confirme que su marido encarcelado sigue vivo en China

Por Frank Yue
28 de Mayo de 2022 5:50 PM Actualizado: 28 de Mayo de 2022 5:50 PM

Una residente de California ha instado a la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que se encuentra de visita en China, a que le ayude a comprobar si su marido, condenado a 19 años de prisión por su defensa de los derechos, sigue vivo después de cuatro años en los que se le han negado las visitas, la correspondencia y las llamadas telefónicas.

Jenny Li, residente en Hayward, escribió a Bachelet el 26 de mayo pidiéndole que verifique urgentemente que su marido encarcelado, Zhang Haitao, defensor de los derechos humanos de 51 años, sigue vivo, mientras ella se encuentra en China.

“Espero desesperadamente que pueda ayudarme a saber si mi marido está vivo o muerto, si fue torturado dentro y si está sano o no”, escribió Li en su carta a la funcionaria de la ONU. “Si es posible, por favor, visítelo en la prisión de Shaya, en Xinjiang”.

Zhang estuvo inicialmente recluido en la prisión de Shaya, en Aksu, en la región occidental china de Xinjiang, según un aviso de ingreso emitido por las autoridades penitenciarias, que su esposa mostró a The Epoch Times. Sin embargo, hace 49 meses que los guardias impidieron que ella y el abogado de Zhang se reunieran o se pusieran en contacto con él utilizando diversas excusas.

En la carta dirigida a la comisionada de la ONU, la esposa de Zhang expresaba cómo ella y su hijo Joseph le echan de menos cada día. “Estamos desesperados por su ayuda. Por favor, comprenda el corazón de una esposa y un hijo”.

Li dijo a The Epoch Times que su hijo de 6 años está ansioso por recibir el amor y los cuidados de su padre, al que nunca ha visto desde su nacimiento. “Apenas estaba en el tercer mes de embarazo cuando la policía se llevó a mi marido”, dijo.

La hermana de Zhang, Zhang Qingzhen, que vive en China, también escribió una carta a la jefa de derechos humanos de la ONU, pidiendo atención para su hermano encarcelado.

Al hablar de la visita de la funcionaria de la ONU a China, Li dudó de las posibilidades de que viajara a una prisión china. “Creo que el gobierno chino restringiría su acceso a los campos de ‘reeducación’ [en Xinjiang] y le impediría investigar la situación de los derechos humanos en China”, dijo Li.

Observadores y grupos de derechos humanos advierten que el régimen chino puede utilizar la visita de Michelle Bachelet para encubrir sus abusos contra los derechos humanos.

Beijing debe liberar a Zhang Haitao inmediatamente: WGAD DE LA ONU

“Viendo lo que ha sufrido mi marido”, añadió, “pueden hacerse una idea de toda la situación de los derechos humanos en China”.

Según Li, un tribunal de Xinjiang condenó a su marido a una pena de 19 años de prisión por cargos de incitación a la subversión del poder del Estado y de suministro de inteligencia a grupos extranjeros, basándose en los 69 posteos de Zhang en WeChat y los 205 posteos en Twitter en los que defendía los derechos humanos y aceptaba entrevistas de medios de comunicación extranjeros.

En marzo de 2022, Li remitió el caso de su marido al Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria (WGAD, por sus siglas en inglés). El WGAD respondió que creía que la privación de las libertades de Zhang Haitao por parte del gobierno chino violaba muchas disposiciones de la Declaración Internacional de Derechos Humanos, y que el gobierno chino debía liberar a Zhang Haitao inmediatamente.

Li dijo que ella y su hijo Joseph huyeron a Estados Unidos a finales de 2017.

La esposa del preso de conciencia chino Zhang Haitao, Jenny Li, y su hijo de 6 años, Joseph Zhang, en Hayward, California, el 27 de mayo de 2022. (Cortesía de Jenny Li)

El régimen comunista chino ha negado sistemáticamente las acusaciones de violaciones de los derechos humanos. Por el contrario, aprovecha cualquier oportunidad para presentar a China como una nación comprometida con la protección y la promoción de las libertades y los derechos civiles.

Durante la visita de Bachelet, los medios de comunicación estatales chinos afirman que dijo: “Admiro los esfuerzos y logros de China en la erradicación de la pobreza, la protección de los derechos humanos y la realización del desarrollo económico y social”.

Sin embargo, la portavoz de la ONU, Elizabeth Throssell, cuestionó tales elogios, según The Guardian. Throssell dijo que la parte china citó mal las palabras de Bachelet. Las palabras exactas de la jefa de derechos humanos de la ONU fueron: “Espero profundizar nuestras discusiones sobre estos y otros temas, y espero que mi oficina pueda contribuir a fortalecer la promoción y protección de los derechos humanos, la justicia y el estado de derecho para todos sin excepción”.

Hace unos días, unos hackers filtraron miles de fotos y otros documentos internos que revelaban la detención y tortura de musulmanes uigures por parte del Partido Comunista Chino (PCCh) y se los enviaron a Adrian Zenz, director e investigador principal de estudios sobre China de Victims of Communism Memorial Foundation. Se cree que los documentos son la última prueba de las violaciones de los derechos humanos cometidas por el PCCh en China.

Está previsto que la visita de seis días de la funcionaria de la ONU finalice el 28 de mayo.

No fue posible contactar con la prisión de Shaya para que hiciera comentarios antes de la publicación de este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.