Restricciones de viaje no tienen casi ningún impacto en la propagación de variantes de COVID-19

Por Alexander Zhang
21 de Enero de 2022 3:15 PM Actualizado: 21 de Enero de 2022 3:15 PM

El impacto de las restricciones a los viajes en la propagación de las variantes del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) es “muy limitado”, según un nuevo estudio.

Los gobiernos no son capaces de aplicar las restricciones de viaje con la suficiente rapidez para que sean eficaces a la hora de limitar la propagación de las nuevas variantes de la COVID-19, según un informe del 21 de enero elaborado por Edge Health y Oxera, una consultora de investigación especializada que colabora con el Servicio Nacional de Salud (NHS) británico.

Según el estudio, los gobiernos tardan varias semanas en tener conocimiento de las nuevas variantes y aún más en evaluar si se trata de variantes preocupantes. Para cuando se descubre y evalúa una nueva variante, ya es demasiado tarde para que las restricciones marquen alguna diferencia.

En el caso de la variante ómicron, se detectó por primera vez el 8 de noviembre de 2021, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) la identificó como variante preocupante solo el 26 de noviembre.

“Por lo tanto, durante un mes antes de ser identificada como preocupante, la variante ómicron estaba en circulación a nivel internacional y se estaba sembrando en el Reino Unido, a pesar del régimen de pruebas de viaje en vigor”, dijo el informe.

Para limitar la propagación de la variante ómicron, el gobierno del Reino Unido introdujo rápidamente una serie de restricciones a los viajes, incluyendo la inclusión de seis países africanos en la “lista roja” de viajes el 26 de noviembre y la exigencia de una prueba PCR de día 2 a partir del día siguiente. A partir del 7 de diciembre, también se exigió una prueba previa a la salida para entrar en el Reino Unido.

A pesar de las medidas, el 15 de diciembre la variante ómicron ya estaba muy extendida en el Reino Unido. Reconociendo el hecho, el gobierno británico retiró a todos los países de la lista roja. El 7 de enero también se suprimieron la prueba previa a la salida y el requisito de autoaislarse a la llegada hasta recibir un resultado negativo.

Sin embargo, los que lleguen a Inglaterra seguirán teniendo que someterse a una prueba de flujo lateral antes del final del segundo día y, si es positiva, a otra prueba PCR.

Los grupos del sector de los viajes Airlines UK y Manchester Airports Group (MAG), que encargaron el estudio, sostienen que también deben eliminarse las restricciones restantes.

El CEO de Airlines UK, Tim Alderslade, dijo: “Las restricciones de las pruebas para los vacunados en su totalidad no tienen ningún sentido, dado el retraso de los gobiernos en poder detectar y actuar ante la llegada de una nueva variante, como vimos con ómicron.

“No solo no suprimen la propagación internacional de las variantes, sino que suponen una carga desproporcionada para el sector de los viajes y para aquellos que dependen de la conectividad que proporciona la aviación”.

El análisis realizado por Oxera en diciembre de 2021 indicó que las restricciones a los viajes por la variante ómicron podrían suponer una pérdida de 1500 millones de libras (2000 millones de dólares) en ingresos fiscales durante el próximo año.

El CEO de MAG, Charlie Cornish, también instó al gobierno a eliminar las restricciones a los viajes internacionales.

“Debemos permitir que el sector más afectado del país retome su camino hacia la recuperación, y que la economía británica se beneficie de los miles de millones de libras de valor económico que genera la aviación”, afirmó.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.