Retiran una tonelada de pollo contaminado vendido a hospitales y otras instituciones en EE.UU.

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
07 de Noviembre de 2019 Actualizado: 07 de Noviembre de 2019

Cerca de una tonelada de productos avícolas, en su mayoría pollo, se comenzaron a retirar del mercado en Estados Unidos desde el miércoles de esta semana, por estar contaminados con metales.

El Servicio de Seguridad e Inspección de Alimentos (FSIS) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, anunció el 6 de noviembre, que un establecimiento de Gentry, en el estado de Arkansas, “está retirando del mercado aproximadamente 2.071.397 libras (939.000 kg) de productos avícolas que pueden estar contaminados con materiales extraños, específicamente metal”.

Estos artículos fueron enviados a instituciones en Alabama, Arizona, Arkansas, California, Georgia, Minnesota, Oklahoma y Pennsylvania.

Estas instituciones donde se enviaron los productos pueden incluir escuelas, restaurantes, hospitales y distribuidores por lo que “el retiro no incluye pollo vendido en tiendas”, según Univisión.

La contaminación fue descubierta en los establecimientos de Simmons Prepared Foods, Inc. durante su procesamiento, y el retiro, se refiere a productos preparados con sus etiquetas, señaló FSIS.

La alerta fue registrada como Clase I, que significa que “esta es una situación de peligro para la salud en la que existe una probabilidad razonable de que el uso del producto cause graves consecuencias adversas para la salud o la muerte”.

La población debe estar atenta a no consumir alimentos avícolas que se produjeron entre el 21 de octubre y el 4 de noviembre de 2019, con el número de establecimiento “P-1949”, “P- 486” o “P-5837” dentro de la marca de inspección del USDA.

En la lista de estos alimentos (Ver aquí) y de sus etiquetas (Ver aquí) se puede leer que se incluye a los alimentos ‘Simmon ready to cook chicken’.

Una de las etiquetas de pollo congelado retirado en EE.UU. el 6 de noviembre de 2019. (FSIS)

FSIS cree que “algunos de estos productos pueden estar congelados en congeladores institucionales”.

“Se insta a las instituciones a que no los sirvan. Estos productos deben ser desechados o devueltos al lugar de compra”, añadió.

Las autoridades señalan a continuación que, no han recibido informes confirmados de reacciones adversas debidas a su consumo.

Así mismo recomiendan a que “cualquier persona preocupada por una lesión o enfermedad debe contactar a un proveedor de atención médica”.

Los consumidores con preguntas sobre la seguridad de los alimentos pueden llamar a la línea directa gratuita del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos al 1-888-MPHotline (1-888-674-6854) o chatear en vivo a través de Ask USDA de 10 a.m. a 6 p.m. (hora del este) de lunes a viernes.

Los consumidores también pueden consultar los mensajes de seguridad alimentaria en Ask USDA o enviar una pregunta por correo electrónico a MPHotline@usda.gov.

Para los consumidores que necesitan reportar un problema con un producto cárnico, avícola o de huevo, el Sistema Electrónico de Monitoreo de Quejas del Consumidor en línea puede ser accesado las 24 horas del día en https://foodcomplaint.fsis.usda.gov/eCCF/

A continuación

“Tenemos que sacar a la luz lo que está sucediendo para que el mundo se entere”

TE RECOMENDAMOS