Retomemos las notas de agradecimiento

Por JEFF MINICK
17 de Abril de 2020
Actualizado: 17 de Abril de 2020

Un maestro jubilado se encuentra con una ex alumna, descubre que está desanimada por su vida, toma su dirección y le envía una copia de la “Guía del Curmudgeon para avanzar”, de Charles Murray. Una mujer trabaja 12 horas al día desde su casa, escribiendo notas y editando informes que le envió su supervisor, haciendo todo lo posible para mantener la compañía a flote en este momento de cuarentena. Un padre y una esposa que luchan por pagar el alquiler reciben $1,000 por el padre de un amigo.

Entonces, ¿qué tienen en común el maestro, la secretaria y el padre del amigo?

Ninguno de ellos recibe una nota de agradecimiento.

El maestro retirado nunca escucha una palabra de la alumna. El supervisor pasa por el escritorio de la joven cuando la oficina vuelve a abrir y ofrece una palabra de agradecimiento. El esposo y la esposa envían un breve mensaje de texto a su benefactor.

Las palabras sobre papel funcionan mejor

Las notas de agradecimiento por todo tipo de obsequios (dinero y regalos, consejos, ayuda de algún tipo) alguna vez fueron comunes. Los destinatarios ponían tinta en un papel, escribían sus cartas, agradecían a los donantes, explicaban cómo utilizarían el regalo y dejaban la nota en el correo.

Dada nuestra era de alta tecnología, una nota de agradecimiento enviada a través de la oficina de correos probablemente ha seguido el camino de la Remington Electric Typewriter y los teléfonos fijos. Pocas personas escriben cartas de cualquier tipo en estos días, respondiendo en su lugar a través de Internet o por teléfono celular.

Esto es lamentable, ya que recibir una carta personal en un buzón es raro y un evento que se celebra. El año pasado, por ejemplo, resolví enviar cartas a dos de mis nietos todas las semanas (tengo una gran cantidad de nietos) y desde niños pequeños hasta adolescentes, esta pandilla se deleita en recibir su propio mensaje especial del abuelo por correo.

Entonces, un agradecimiento escrito a mano o a maquina, incluso uno entregado a mano a un compañero de trabajo o una nota que queda en la almohada de la cama de su cónyuge, es un evento especial. Esas palabras en papel les dicen a los destinatarios que les importó lo suficiente el regalo como para reservar un tiempo, escribir sus pensamientos y poner un sello en un sobre.

Las notas de agradecimiento por todo tipo de obsequios (dinero y regalos, consejos, ayuda de algún tipo) alguna vez fueron comunes. (Pxfuel/CC0)

Alternativas

La otra segunda mejor opción es enviar un correo electrónico de agradecimiento. Una vez más, la persona a la que está escribiendo estará feliz de saber de usted y apreciará su gesto.

Incluso una llamada telefónica puede funcionar. Recientemente, olvidé enviar un regalo de cumpleaños a un nieto de 8 años. Después de aproximadamente una semana, me di cuenta de mi error, le pedí a Amazon un cinturón de herramientas para niños con herramientas reales (había notado en mi última visita, lo mucho que le gustaba clavar en las tablas ) y recibí una llamada emocionada de él tres días después. “Entonces, ¿se ajustaba el cinturón de herramientas?”, pregunté. “Todavía no lo he probado, abuelo”, dijo. “Quería llamarte primero y darte las gracias”.

La emoción en la voz de ese niño me trae una sonrisa cada vez que pienso en él y en ese cinturón de herramientas, y en este caso particular supera una nota escrita cualquier día de la semana.

Por supuesto, algunos regalos no nos obligan a escribir tales notas. Nadie en mi familia agradece formalmente los regalos intercambiados en Navidad. La mayoría de los regalos de cumpleaños pueden recibir un agradecimiento en persona o por teléfono. La intimidad y la ocasión impiden un gesto formal de gratitud.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, la nota de agradecimiento nos permite profundizar nuestra conexión con otra persona. Después de una cena o fiesta especial, después de una entrevista de trabajo, o cuando recibimos un ascenso en el trabajo: estas son ocasiones ideales para mostrar nuestra gratitud por la consideración de los demás. A veces, también, podemos escribir a quienes nos han dado el regalo de ellos mismos: a nuestros padres y abuelos por su guía; hermanos, otros parientes o amigos por su amor y fidelidad; un entrenador o mentor que ha tocado la vida de nuestros hijos; el vecino que se acercó y cuidó a nuestros hijos mientras nuestro cónyuge estaba enfermo.

Algunas sugerencias y pautas

Para aquellos que encuentran difícil el escribir una lista de compras, y mucho más una carta, deben saber que hay mucha ayuda en línea. En “Texto reflexivo para una nota de agradecimiento”, por ejemplo, Debby Mayne ofrece algunos consejos útiles, incluso dando a sus lectores un texto específico para usar en sus cartas. Ella nos lleva paso a paso a través de este proceso, recordándonos que en tales notas debemos expresar nuestra gratitud, mencionar específicamente el regalo que recibimos y describir cómo pretendemos usarlo o cómo nos benefició.

Ese último punto es clave. Es importante que les digamos a los demás no solo nuestra gratitud, sino que siempre que sea posible también expliquemos por qué ese regalo, sea lo que sea, significó tanto para nosotros. Después de que mi esposa murió en 2004, y hasta su muerte el año pasado, mi suegra me envió un cheque todos los años por mi cumpleaños. Ese dinero siempre fue necesario, y cuando le respondí, me aseguré de describir exactamente cómo se usaría: la matrícula universitaria para algunos de mis hijos, las reparaciones de mi Honda, las visitas al dentista, etc.

Estas notas pueden ser cortas y al grano. Recientemente, me enteré de que el periódico para el que escribo reseñas de libros está luchando por mantenerse abierto. El periódico depende de los anunciantes para sus ingresos, y la pandemia los había aterrorizado al reducir o eliminar su publicidad. Para ayudar a mis amigos en el periódico, envié una pequeña donación y recibí una breve respuesta del editor expresando su gratitud y diciéndome que usaría el dinero para ayudar a cumplir con la nómina. Fue gratificante escuchar eso de él, saber que de alguna manera mi dinero podría ayudar a personas que había conocido por años.

Una nota de agradecimiento puede parecer algo pequeño e incluso trivial, pero enciende una vela más en un mundo que a menudo necesita luz. (jgabiel/ Pxhere)

El resplandor de la gratitud expresado

Aunque deberíamos intentar escribir esas notas dentro de unos días después de recibir un regalo, nunca es demasiado tarde para escribir y expresar nuestra gratitud a alguien. A mediados de los 40, cuando estaba enseñando seminarios de educación en el hogar, le escribí a mi maestro de inglés de noveno grado, con quien no me había comunicado desde que tenía 14 años, para agradecerle por algunos de los proyectos que nos había asignado y decirle que yo estaba introduciendo proyectos similares en mi clase. Envió una nota encantadora de aliento sobre la enseñanza, diciéndome también lo mucho que mi carta había significado para él.

Una nota de agradecimiento puede parecer algo pequeño e incluso trivial, pero enciende una vela más en un mundo que a menudo necesita luz.

Jeff Minick tiene cuatro hijos y un pelotón creciente de nietos. Durante 20 años, enseñó historia, literatura y latín en seminarios de estudiantes de educación en el hogar en Asheville, Carolina del Norte. Hoy en día, vive y escribe en Front Royal, Virginia. Vea JeffMinick.com para seguir su blog.

*****

Puede interesarle:

Quienquiera que aparezca en la calle es arrestado por la policía china

 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS