Retórica antipolicial y antipenitenciaria es impopular entre Biden y varios legisladores demócratas

Por Joseph Lord
25 de Noviembre de 2021
Actualizado: 25 de Noviembre de 2021

Desde la muerte de George Floyd en mayo de 2020, los progresistas han impulsado nuevos y radicales cambios en la actuación policial en Estados Unidos, dando lugar a movimientos como “Desfinanciar la Policía”. Pero estos movimientos están lejos de ser populares, y el presidente Joe Biden y una amplia gama de legisladores demócratas han rechazado la retórica por completo.

La representante Rashida Tlaib (D-Minn.), una congresista progresista elegida durante la ola de victorias demócratas de 2018, fue noticia recientemente cuando defendió una propuesta de ley que vaciaría las prisiones federales en un plazo de 10 años, sin excepción para los delincuentes extremadamente violentos, los capos de la droga o los traficantes de sexo.

El proyecto de ley respaldado por Tlaib, llamado Ley BREATHE, pide al Departamento de Justicia que elabore una “hoja de ruta para la abolición de las prisiones”. El proyecto de ley exige la “excarcelación total de los [presos en] centros de detención federales en un plazo de 10 años” y “una moratoria en la construcción de todas las nuevas prisiones federales, cárceles, centros de detención de inmigrantes y jóvenes”.

Tlaib y otros miembros de “el Escuadrón”, un grupo compuesto por jóvenes progresistas de izquierda, las representantes Alexandria Ocasio-Cortez (D-N.Y.), Ilhan Omar (D-Minn.) y Ayanna Pressley (D-Mass.), han impulsado con firmeza iniciativas antipoliciales y anticarcelarias.

Tras la muerte de Daunte Wright en 2021, Tlaib pidió “no más policía, encarcelamiento y militarización”, un llamamiento del que se hicieron eco Omar y Pressley.

Durante el apogeo de las protestas contra la policía, muchas de las cuales derivaron en disturbios, durante el verano de 2020, el alcalde demócrata de la ciudad de Nueva York, Bill DeBlasio, propuso un recorte de 1000 millones de dólares al presupuesto de aproximadamente 6000 millones de dólares del Departamento de Policía de Nueva York.

Pero la representante neoyorquina Ocasio-Cortez, que defendió abiertamente el movimiento “Desfinanciar la Policía”, rechazó la propuesta.

“Desfinanciar a la policía significa desfinanciar a la policía”, dijo Ocasio-Cortez en una declaración de 2020. “No significa trucos presupuestarios o matemáticas divertidas. No significa trasladar a los policías escolares del presupuesto de la policía de Nueva York al presupuesto del Departamento de Educación para que los mismos policías sigan en las escuelas”.

Después de que los demócratas obtuvieran resultados decepcionantes en las elecciones a la Cámara de Representantes de 2020, algunos culparon a la retórica antipolicía del fracaso. Pero Ocasio-Cortez siguió defendiendo el movimiento.

“Creo que el camino hacia la justicia es un largo arco. La seguridad no es solo un oficial con una placa y un arma”, dijo la autodenominada congresista socialista democrática.

La representante de Minesota Ilhan Omar, cuyo distrito fue un epicentro de la agitación contra la policía durante el verano de 2020, también ha defendido abiertamente la desfinanciación de la policía.

En el punto álgido de las protestas y los disturbios de 2020, Omar animó a la gente a “permanecer en las calles” y a “demostrarles que hablamos en serio”.

Aunque el impulso del movimiento se ha apagado, la nueva polémica de Tlaib demuestra que el sentimiento sigue muy vivo entre los progresistas.

Pero los sentimientos antipoliciales y antiprisión son mucho menos populares entre Biden, los senadores demócratas y el Caucus Negro del Congreso.

Biden rechaza la desfinanciación de la policía y el proyecto de ley de Tlaib

El miércoles, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, respondió a una pregunta sobre si Biden apoya la legislación propuesta por Tlaib.

“El presidente no apoya la abolición de las prisiones”, dijo Psaki. “Cree que medidas como esa nos harán menos seguros y no apoyaría una legislación que la incluya”.

Esta respuesta se inscribe en un plan más amplio de Biden para distanciarse de los sentimientos antipoliciales sin alienar a los votantes que tienen esos sentimientos.

Su campaña presidencial, que se desarrolló durante el punto álgido de los disturbios en todo Estados Unidos, estaba ansiosa por mostrar a Biden como un moderado para disipar los temores de los estadounidenses medios de que Biden siguiera la retórica progresista contra la policía.

“No, no apoyo la desfinanciación de la policía”, dijo Biden a la CBS durante su campaña presidencial.

Más bien, Biden pidió “condicionar la ayuda federal a la policía en función de si cumplen o no ciertas normas básicas de decencia y honorabilidad; y, de hecho, son capaces de demostrar que pueden proteger a la comunidad y a todo el mundo en la comunidad”.

Biden también dio su apoyo a los planes para aumentar el gasto social a nivel estatal y local, pero sin desfinanciar o sustituir los departamentos de policía.

Cualquier plan para revisar la policía a través de la legislación federal, como la Ley BREATHE de Tlaib, tendría que pasar por Biden antes de convertirse en ley. La postura declarada de Biden en contra de tales iniciativas supondría un reto para los progresistas que esperan realizar realmente cambios sustanciales a nivel federal.

Los demócratas del Senado votan para defender a la policía

Antes de que cualquier revisión legislativa de la policía llegue a Biden, tendría que pasar por el Senado. Pero senadores de ambos partidos han rechazado la retórica.

Durante la votación de las enmiendas al proyecto de ley presupuestario de los demócratas de 3.5 billones de dólares, que desde entonces se ha reducido a 1.85 billones, el senador John Cornyn (R-Texas) presentó una enmienda para conceder fondos federales adicionales a los departamentos de policía.

Enviando un claro mensaje a los progresistas de la Cámara, los 50 demócratas se unieron a los 50 republicanos para votar a favor de la propuesta en una rara muestra de unanimidad.

El senador Joe Manchin (D-W. Va.), cuyo voto es esencial para los objetivos políticos de los demócratas, se ha pronunciado enérgicamente contra la retórica antipolicial.

En un tuit de noviembre de 2020, Manchin escribió: “¿Desfinanciar a la policía? Desfinanciar, mi trasero. Soy un orgulloso demócrata de Virginia Occidental. Somos el partido de los hombres y mujeres trabajadores. Queremos proteger los empleos y la atención médica de los estadounidenses. No tenemos una loca agenda socialista, y no creemos en desfinanciar a la policía”.

La senadora Kyrsten Sinema (D-Ariz.), otra votante indecisa, también ha confirmado su oposición al movimiento.

Pero el movimiento es incluso impopular entre el principal progresista de izquierdas del Senado, el senador Bernie Sanders (I-Vt.). Sanders ha señalado su apoyo a los planes para reformar los departamentos de policía en EE. UU., pero ha rechazado las iniciativas para desfinanciar o abolir la policía.

Cuando le preguntaron si estaba de acuerdo con los llamamientos del Escuadrón a “no más policía, encarcelamiento y militarización”, Sanders respondió secamente: “No, no lo estoy”.

Destacados miembros del Caucus Negro rechazan “Desfinanciar a la policía”

Aunque los progresistas de izquierda alegan que los movimientos de “Desfinanciar a la policía” son en beneficio de las minorías, que según ellos son injustamente atacadas por la policía, su posición no es compartida por el Caucus Negro del Congreso.

“Le dije a algunos amigos que [‘Desfinanciar a la policía’ es] probablemente uno de los peores eslóganes de la historia”, dijo la representante Karen Bass (D-Calif.), presidenta del Caucus Negro, durante una emisión en vivo del Washington Post en 2020.

“Los agentes de policía son los primeros en decir que son agentes de seguridad, no son trabajadores sociales. Lo que hemos hecho en nuestro país es que no hemos invertido en los problemas sanitarios, sociales y económicos de las comunidades. Dejamos que la policía recoja los pedazos”, dijo Bass. Ella representa a Los Ángeles. “En mi ciudad, por ejemplo, en una noche cualquiera, tenemos más de 40,000 personas sin hogar. ¿Por qué debe la policía involucrarse en eso?”

El jefe de la mayoría de la Cámara de Representantes, Jim Clyburn (D-S.C.), también ha hablado enérgicamente contra la retórica antipolicial.

“Sé de lo que hablo, estoy aquí fuera con los votantes todos los días”, dijo Clyburn durante una entrevista con Medhi Hasan. “Puedo decirles que ‘Desfinanciar a la policía’ no es un éxito, ni siquiera con la gente negra”.

Clyburn culpó a esa retórica de los malos resultados de los demócratas en la Cámara de Representantes en 2020, y ha pedido a los progresistas del partido que abandonen el tema.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS