Reunión del FBI poco conocida se relaciona con la afirmación de que China hackeó los emails de Clinton

Por Petr Svab - La Gran Época
05 de Septiembre de 2018 Actualizado: 05 de Septiembre de 2018

El 22 de julio de 2015 tuvo lugar una reunión entre el FBI y el Inspector General de la Comunidad de Inteligencia (ICIG, por sus siglas en inglés) sobre el mal manejo de información clasificada por parte de Hillary Clinton durante su mandato como Secretaria de Estado.

No está claro lo que se discutió específicamente durante la reunión, y el FBI se negó incluso a confirmar si la reunión se había llevado a cabo. Pero su importancia se vio incrementada recientemente por explosivos alegatos.

Entre los miles de páginas publicadas de documentos oficiales sobre la investigación del FBI sobre Clinton, la reunión fue mencionada solo una vez en un documento muy editado, confirmando que la reunión efectivamente tuvo lugar y creando un desliz que sirve de evidencia de las notas originales de la reunión.

La reunión hubiera atraído poca atención si no fuera por las distintas personas que recientemente hicieron declaraciones que podrían explicar el por qué tuvo lugar.

Hackeo chino

El representante republicano por Texas Louie Gohmert, junto con varias fuentes anónimas, alegó que el servidor privado de Clinton, que utilizaba para asuntos oficiales del gobierno, se encontraba bajo amenaza de una potencia hostil extranjera. Esa potencia extranjera recibía los correos electrónicos entrantes y salientes de Clinton.

La potencia extranjera era China, y utilizaba una compañía que operaba en el norte de Virginia, informó The Daily Caller citando a un exoficial de inteligencia con experiencia sobre cuestiones de ciberseguridad y a un funcionario del gobierno, ambos anónimos.

Fox News confirmó el reporte con dos fuentes no identificadas “informadas sobre el asunto”, aunque no está claro si esas fuentes eran diferentes a las de The Daily Caller.

Todas las fuentes estuvieron de acuerdo en que mientras el ICIG examinaba los correos electrónicos de Clinton, encontró un fragmento de código que indicaba que se enviaba una copia de prácticamente todos los correos electrónicos a un tercero. Gohmert, sin embargo, se negó a especificar si el tercero estaba relacionado con China, solo informó que era una potencia extranjera hostil no relacionada con Rusia.

El exoficial de inteligencia declaró que el ICIG “descubrió la anomalía a principios de 2015”. El ICIG informó al FBI sobre el asunto en tres ocasiones distintas, según fuentes del Daily Caller.

ICIG ‘decisivo’

El ICIG tenía expertos en cuestiones de clasificación y se le pidió que ayudara al Departamento de Estado a verificar si en los correos electrónicos de Clinton había información clasificada. El personal de ICIG fue “decisivo para el proceso de revisión”, declaró el FBI.

“Cuando [el ICIG] hizo una inmersión muy profunda, encontró en los metadatos –los datos que están en el encabezado y  en el pie de todos los correos electrónicos– que una copia, una ‘copia de cortesía’, estaba siendo enviada a un tercero y que ese tercero era una conocida compañía pública china que estaba involucrada en la recolección de inteligencia para China”, afirmó elex oficial de inteligencia.

Agregó que no podía revelar el nombre de la compañía.

“Hay indicios de que hay otros ‘recortes’ involucrados. Me metería en muchos problemas si te diera el nombre”, señaló.

El FBI declaró como respuesta a la historia de The Daily Caller que no encontró evidencia que el servidor de Clinton había sido espiado, lo que fue enfatizado en una respuesta del vocero de Clinton. Sin embargo, el FBI reconoció anteriormente que alguien pudo haber ingresado al servidor y cubierto su rastro.

En 2016, el entonces director del FBI, James Comey, escribió en un documento interno que “es razonablemente probable que actores hostiles obtuvieran acceso a la cuenta de correo electrónico privada de la secretaria Clinton”. Aunque Peter Strzok, el agente que dirigió la investigación, calificó a la evaluación de Comey de “demasiado fuerte”, sí señaló que “un actor extranjero sofisticado probablemente habría sabido de su dominio privado de correo electrónico, y sería lo suficientemente competente como para no dejar rastro de haber tenido acceso”.

Strzok fue luego despedido por enviar mensajes de texto a su colega y amante Lisa Page que sugerían que estaba dispuesto a usar su autoridad contra el entonces candidato Donald Trump durante su campaña presidencial contra Clinton.

‘¿Cuáles son las probabilidades?’

El presidente Trump comentó sobre las acusaciones en Twitter el 29 de agosto.

“Los correos electrónicos de Hillary Clinton, muchos de los cuales son información clasificada, fueron hackeados por China. Más vale que el próximo paso sea del FBI y el DOJ o, después de todos sus otros errores (Comey, McCabe, Strzok, Page, Ohr, FISA, Dossier Sucio, etc.), ¡su credibilidad desaparecerá para siempre!”, dijo.

En otro tuit dijo: “’China hackeó el servidor de correo electrónico privado de Hillary Clinton’. ¿Están seguros de que no fue Rusia (¡es broma!)? ¿Cuáles son las probabilidades que el FBI y el Departamento de Justicia no estén al tanto de esto? En realidad, una gran historia. ¡Mucha información clasificada!”.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, evitó una pregunta sobre las acusaciones.

“China es un firme defensor de la ciberseguridad. Nos oponemos firmemente y tomamos enérgicas medidas contra cualquier forma de ataques por Internet y el robo de secretos”, comentó.

El FBI se negó a hacer comentarios, mientras que el ICIG no respondió a un pedido de comentarios.

Reuters contribuyó a este artículo.

***

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS