Revelan cómo régimen de Maduro elude sanciones de EE. UU. canalizando ventas a través de Rusia

Por Jesús de León – La Gran Época
19 de Abril de 2019 Actualizado: 19 de Abril de 2019

Nicolás Maduro está usando al gigante energético ruso Rosneft para canalizar el flujo de efectivo de las ventas de petróleo de Venezuela y de esta forma evadir las sanciones impuestas por Estados Unidos que buscan que salga del poder y vuelva la democracia a ese país.

Según fuentes y documentos revisados por Reuters, la petrolera estatal venezolana PDVSA que controla el régimen, comenzó a pasar las facturas de sus ventas de petróleo a Rosneft.

“Rosneft paga a PDVSA inmediatamente con un descuento sobre el precio de venta -evitando el plazo habitual de 30 a 90 días para completar las transacciones- y cobra el monto total más tarde al comprador”, según documentos y fuentes cobsuktadas por esa agencia.

Desde enero el régimen de Maduro ha estado en conversaciones con aliados en Moscú sobre las formas de eludir la prohibición de que los clientes paguen a PDVSA en dólares, dijeron las fuentes.

Los buques petroleros permanecen atracados frente a la refinería de petróleo Isla, la cual es arrendada por la empresa petrolera estatal venezolana PDVSA en Willemstad, Curazao, Antillas Holandesas, el 22 de febrero de 2019. (Foto de LUIS ACOSTA/AFP/Getty Images)

“PDVSA está entregando sus cuentas por cobrar a Rosneft”, dijo una fuente de la petrolera estatal venezolana con conocimiento de los acuerdos, quien habló bajo condición de anonimato por temor a represalias.

Este esquema permite a PDVSA y al régimen de Maduro mantener un flujo de ingresos bajo el cual Rosneft compra el petróleo del país antes de venderlo a terceros, aunque no está claro cuánto dinero está recibiendo Caracas bajo este acuerdo.

El ministro de Petróleo y Minería de Venezuela, Eulogio Del Pino (D), y el director ejecutivo de la compañía petrolera rusa Rosneft, Igor Sechin, firman acuerdos en el Palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, el 28 de julio de 2016. Foto de FEDERICO PARRA/AFP/Getty Images.

Con este esquema que busca burlar las sanciones de EE. UU., Rusia trata de asegurar “la supervivencia del régimen venezolano” al permitirle exportar más de su petróleo crudo, reportó worldview.stratfor.com

Según muestran los documentos consultados por Reuters, se les pidió a las principales compañías energéticas, como Reliance Industries Ltd de India, -el mayor cliente que paga en efectivo de PDVSA-, que participen en el plan pagando a Rosneft por el petróleo venezolano.

A su vez, Reliance dijo que realizaron pagos a compañías rusas y chinas por el petróleo venezolano, y que los desembolsos se deducían del dinero que Venezuela debía a esos países.

Sin embargo, en el caso de Reliance el portavoz dijo que están en un diálogo con el “departamento de Estado de Estados Unidos sobre nuestros tratos por petróleo venezolano para cumplir” con las sanciones, destacó el portavoz.

Luego de darse a conocer la noticia, la empresa rusa Rosneft publicó una declaración negando toda la información acerca de este acuerdo entre Rusia y el régimen de Maduro.

A principios de marzo Maduro ordenó trasladar la oficina de la petrolera estatal Pdvsa de Lisboa a Moscú para garantizar la seguridad de los activos del país, anunció hoy la vicepresidente de Venezuela, Delcy Rodríguez.

Días después la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), designó una junta administradora para controlar la industria petrolera del país, así como la empresa estatal Pdvsa y su filial en Estados Unidos, Citgo.

De acuerdo a la AN, esta decisión permite “la protección de activos de la empresa Citgo” ante los arbitrajes que enfrenta Venezuela por el incumplimiento de algunas millonarias obligaciones.

Estados Unidos ha aplicado varias rondas de sanciones económicas a altos cargos del régimen de Nicolás Maduro y la estatal PDVSA, principal fuente de ingresos por exportaciones del país.

Además, Washington amenazó con represalias a países que hagan negocios relacionados con el oro o el petróleo de Venezuela.

Ayer, la petrolera española Repsol suspendió temporalmente sus intercambios de productos refinados por crudo venezolano con la estatal PDVSA.

La firma española estuvo cobrando dividendos pendientes de sus proyectos en Venezuela mediante la recepción de crudo venezolano, que en parte intercambiaba por combustible enviado al país sudamericano.

***************************

A continuación:

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS