Revelan datos sobre 600,000 estrellas que podrían resolver varios misterios de la Vía Láctea

Por JESSIE ZHANG
10 de Noviembre de 2020
Actualizado: 10 de Noviembre de 2020

La mayor cantidad de datos químicos astronómicos jamás reunida sobre la Vía Láctea pronto proporcionará respuestas sobre la historia del Universo, según un proyecto dirigido por el Observatorio Astronómico Australiano de Siding Spring, en la zona rural de Nueva Gales del Sur.

Datos de una investigación sobre la formación de las estrellas, el enriquecimiento químico, la migración y las fusiones en la Vía Láctea, fueron publicados por los astrónomos del Centro de Excelencia ARC sobre la Astrofísica de Todo el Cielo en 3 Dimensiones (ASTRO 3D), quienes trabajan en un proyecto de Arqueología Galáctica con HERMES (GALAH).

El proyecto, que investigó y cartografió los movimientos de 600,000 estrellas, llevó a los astrónomos a hacer más de 30 millones de mediciones individuales y 387 noches de tiempo de telescopio.

El proyecto (GALAH) es “un poco como una versión galáctica del juego Cluedo”, dijo el astrónomo líder mundial de ASTRO 3D y la Universidad Nacional de Australia, Sven Buder, en un comunicado de prensa.

“La información química que hemos reunido es como el ADN estelar, podemos usarla para saber de dónde viene cada estrella. También podemos determinar sus edades y movimientos y proporcionar una comprensión más profunda de cómo evolucionó la Vía Láctea”, dijo Buder.

Al igual que en Cluedo, la información puede ser utilizada para llegar al fondo de misteriosos eventos.

“Por ejemplo, mientras que principalmente estábamos vigilando nuestro vecindario solar, encontramos a más de 20,000 estrellas que no tienen la misma composición química o edad que nuestro Sol y sus vecinos”, dijo.

Buder explica que esto ayudó a establecer que hace unos ocho mil millones de años, la forma de la Vía Láctea cambió drásticamente cuando colisionó con otra galaxia más pequeña, que contenía millones de estrellas.

Utilizando los datos de ADN estelar, el equipo pudo identificar algunos de los principales sospechosos de la colisión, ya que estas estrellas eran tan diferentes de nuestra galaxia natal que ellas sólo podían haber evolucionado desde un lugar diferente.

“Podemos usarlo para saber de dónde ha venido cada estrella. También podemos determinar sus edades y movimientos, y proporcionar una comprensión más profunda de cómo evolucionó la Vía Láctea”, dijo Buder.

Hasta ahora, el equipo fue capaz de identificar hasta 30 elementos químicos en cada estrella.

Orión y las Pléyades brillan sobre el telescopio angloaustraliano en el Observatorio Siding Spring, NSW, Australia el 4 de noviembre de 2011. (Ángel R. López-Sánchez/ASTRO 3D)

Los datos del reciente estudio de GALAH estarán disponibles gratuitamente en línea para que los astrónomos de todo el mundo los estudien.

“Hacer que grandes conjuntos de datos como GALAH DR3 estén ampliamente disponibles es realmente importante para la investigación astronómica”, dijo la profesora asociada, Sarah Martell, de ASTRO 3D y la Universidad de Nueva Gales del Sur.

“Desde el comienzo del proyecto GALAH, nos hemos centrado en la construcción de un conjunto de datos que pueda responder a nuestras preguntas sobre la historia de la Vía Láctea y también a muchas otras. Estoy emocionada de ver lo que nuestros colegas internacionales harán con GALAH DR3”.

La anterior publicación de datos del proyecto tuvo lugar en 2018. Desde entonces GALAH ha nutrido una serie de importantes descubrimientos sobre la evolución de la Vía Láctea, la existencia de exoplanetas y cúmulos estelares ocultos.

En la actualidad, más de 100 científicos de Australia, Italia, el Reino Unido, Eslovenia, los Estados Unidos, Hungría, Suecia, los Países Bajos y Alemania colaboran en el proyecto GALAH.

Con información de la reportera del Epoch Times, Victoria Kelly-Clark.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

TE RECOMENDAMOS