Reviviendo una antigua tradición

Por Jasper Fakkert
29 de Mayo de 2020
Actualizado: 29 de Mayo de 2020

Estimado lector,

La confianza en los medios de comunicación está en un mínimo histórico y el panorama mediático se está polarizando cada vez más. The Epoch Times es diferente, queremos ayudar a sanar la división al ofrecer una cobertura honesta y no partidista. Nuestro objetivo es brindar a los lectores información precisa para que puedan formar sus propias opiniones sobre los temas más importantes de nuestro tiempo.

No seguimos la tendencia nociva del periodismo dirigido por intenciones ocultas que prevalece en el entorno de los medios de comunicación de hoy.

En cambio, usamos los principios de Verdad y Tradición como nuestra luz guía. En nuestra cobertura destacamos lo mejor de la humanidad, valiosas lecciones de historia y tradiciones que son beneficiosas para la sociedad.

Por qué The Epoch Times

Cuando nuestro fundador, John Tang, comenzó The Epoch Times en un sótano de Atlanta, Georgia, se enfrentó a una tarea casi imposible.

El sueño de John fue construir un medio de comunicación que fuera verdaderamente independiente.

Él mismo había salido de la China comunista después de la masacre de la Plaza Tiananmen y se había inscrito en un programa de posdoctorado en el Instituto de Tecnología de Georgia.

Cuando vio a amigos y seres queridos en China siendo perseguidos por sus creencias religiosas y que los medios de comunicación no lo estaban cubriendo, se sintió motivado a entrar en acción.

Como inmigrante, John vio a Estados Unidos como una tierra de oportunidades y un lugar donde uno puede comenzar grandes cosas de la nada. Así que, casi sin dinero y sin experiencia, John se propuso crear un medio de comunicación que se convertiría en un salvavidas vital para decenas de millones de chinos que viven bajo la opresión y la censura comunista.

Pero nuestra cobertura independiente tuvo un precio. Diez empleados en China fueron encarcelados y condenados a largas penas de prisión que iban de tres a diez años por cargos como “incitar a la subversión del poder estatal”, obligándonos a trabajar en gran medida de forma clandestina en China.

Poco después, se inició la edición de The Epoch Times en inglés, español y otros idiomas con la misma misión de ofrecer un periodismo libre e independiente. Aunque la organización enfrentó amenazas constantes del Partido Comunista Chino y muchos desafíos financieros, John y su equipo perseveraron.

The Epoch Times ahora se ha convertido en una compañía internacional de medios de comunicación que publica en 23 idiomas y en 35 países.

Periodismo tradicional

Desde su fundación, The Epoch Times siempre se ha apegado a su misión principal de informar de forma veraz.

Creemos que el pilar de una república libre es un pueblo verdaderamente informado. Es por eso que nuestro equipo de reporteros y editores en todo el mundo trabaja incansablemente para brindar a nuestros lectores la información más precisa.

No consideramos que nuestro trabajo sea decirle qué pensar, sino presentarle los hechos para que usted pueda formar su propia opinión.

Muchos medios de comunicación han recurrido a un periodismo impulsado por oscuros intereses en los últimos años. The Epoch Times es diferente porque está libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político.

Espero que disfrute de The Epoch Times y lo pruebe por sí mismo.

Jasper Fakkert

Editor en jefe de las ediciones estadounidenses.

Siga a Jasper en Twitter: @JasperFakkert


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


¿Sabía?

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS