Roban un bonsái de 400 años en Japón, y su dueño solo les pide a los ladrones que “le den agua”

Por Jesús de León – La Gran Época
12 de Febrero de 2019 Actualizado: 12 de Febrero de 2019

Este mes en Japón fueron robados varios ejemplares de bonsáis sin que se haya podido atrapar a los responsables, y debido a ello dos criadores de bonsáis afectados, publicaron una petición muy emotiva dirigida a los ladrones que les hurtaron sus siete bonsáis.

“No hay palabras para describir cómo nos sentimos. Esos árboles tienen un gran valor emocional para nosotros”, escribieron Seiji Iimura y su esposa Fuyumi, que viven en la localidad de Saitama, cerca de Tokio, según BBC.

Uno de los ejemplares robados es un shimpaku juniper, un tipo de ciprés, uno de los tipos más preciados dentro del mundo de los coleccionistas de bonsái.

“El shimpaku ha vivido cerca de 400 años, necesita cuidado y no puede sobrevivir una semana sin agua”, le dijo Iimura a la cadena de televisión CNN.

“Puede vivir casi para siempre, incluso cuando nosotros ya no estemos. Lo único que le pido a la persona que lo tiene es que le dé agua, que lo riegue apropiadamente”, agregó.

A Seiji Iimura, que cultiva más de 3000 bonsáis en Kawaguchi, le robaron cuatro ejemplares el 13 de enero pasado.

Además, del valor emocional que tienen estos árboles enanos su valor económico es muy alto.

Una de las plantas podría alcanzar un valor de unos 6 millones de yenes (47.810 euros o 54.587 dólares). Iimura, de 54 años, lo estaba cuidando “como si fuera uno de sus propios hijos”, reportó EFE.

Otro robo anterior, en noviembre de 2018, afectó a ocho ejemplares de una granja de la ciudad de Saitama administrada por Hiromi Hamano, de 81 años, que ya sufrió otro robo parecido seis meses antes.

Ejemplares como los Shinpaku pueden acabar en mercados de Vietnam y China a precios mucho más altos que en Japón.

El agua es fundamental

Mantener un Bonsái vivo realmente no es tan difícil, aseguran los conocedores.

Pero como estos árboles están plantados en pequeñas macetas tienen menos reservas de agua y nutrientes, lo que implica que deben ser regados y abonados regularmente.

“Alguien muy conocedor de bonsáis debe haberse involucrado en el robo”, declaró Seiji Iimura en declaraciones publicadas por Asahi, de acuerdo con EFE.

En el caso del robo a Hiromi Hamano, que tiene en su granja cámaras de seguridad, en una grabación pudo verse cómo el ladrón iba directo a las piezas con mayor valor, tras irrumpir en las instalaciones poco después de la medianoche.

Luego que Seiji Iimura y su esposa Fuyumi compartieron en Facebook su preocupación por los robos, otros cultivadores de bonsáis y coleccionistas enviaron mensajes de solidaridad y simpatía a la pareja.

Foto de un viejo itoigawa shimpaku (Juniperus chinensis ‘itoigawa’) /Mike-Flickr

“Es imperdonable. Esos ladrones no saben lo que significa robar un bonsái, mucho menos siete”, escribió uno de ellos, según BBC.

“Los bonsáis están para ser reverenciados y celebrados y deberían estar por encima de la ambición humana”, anotó otra persona en la publicación.

De momento, los cultivadores están pensando la posibilidad de crear patrullas de vigilancia para evitar que haya más robos de bonsáis.

*********************************************************

Te puede interesar:

Esta talentosa artista de joyería con sede en Nueva York nos presenta ‘artesanía entre el cielo y el hombre’ en diseños brillantes

TE RECOMENDAMOS