Rubio: EE.UU. mantiene una “batalla civilizatoria” con la China comunista

Por Andrew Thornebrooke
28 de Marzo de 2023 7:02 PM Actualizado: 29 de Marzo de 2023 12:16 PM

Estados Unidos está en una Guerra Fría con el régimen comunista de China y debe tomar medidas inmediatas para contrarrestar la amenaza y defenderse, según un nuevo informe.

Es necesaria una acción decisiva y radical para evitar que ocurra una revisión autoritaria del orden mundial, según “Winning the New Cold War: A Plan for Countering China”, publicado por el centro de estudios conservador Heritage Foundation.

“China visualiza un mundo en el que es la nación más poderosa del mundo”, afirmó el senador republicano Marco Rubio en un evento de presentación del informe el 28 de marzo.

“Estamos en un conflicto con una nación-estado que no solo pretende sustituirnos, sino reorientar el mundo”.

Rubio enmarcó la actual lucha con el Partido Comunista Chino (PCCh) como una batalla civilizatoria entre los valores de los derechos individuales y el totalitarismo colectivista, y que determinaría el carácter del próximo siglo.

“Estamos viviendo un momento crucial en la historia que definirá el siglo XXI”, dijo Rubio.

“Ese es el conflicto al que nos enfrentamos: libertad versus totalitarismo”.

Informe: Estados Unidos en la nueva “Guerra Fría”

El informe Heritage está diseñado como un plan integral para proteger la patria estadounidense, fomentar la prosperidad de Estados Unidos, disminuir la influencia del PCCh y restablecer el liderazgo de Estados Unidos en el extranjero.

Consiste en más de cien propuestas de políticas operativas y cambios propuestos en la política estratégica y diplomática de EE. UU., que la fundación considera que son esenciales para ganar la nueva Guerra Fría.

Sin embargo, la administración Biden no reconoce el conflicto actual con el PCCh como una guerra fría y, en su lugar, se refiere a él como “competencia estratégica”.

El informe apunta primero a esa creencia.

“Aunque los funcionarios estadounidenses se han mostrado reacios a enmarcar la rivalidad con China en estos términos, su aprehensión ignora una simple realidad: China adoptó hace tiempo una estrategia de Guerra Fría contra Estados Unidos”, dice el informe.

“En última instancia, sin embargo, China es principalmente un problema del Despacho Oval: el presidente de EE. UU. debe ejercer el liderazgo para dirigir un plan nacional, como lo hicieron los predecesores del presidente durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. El presidente debe movilizar al Congreso para que actúe”.

Los miembros del personal de Heritage discrepó de esa reticencia, afirmando que el conflicto en varios frentes entre Estados Unidos y el PCCh era la definición de manual de una guerra fría.

“Esto es lo que es una Guerra Fría”, dijo Jeff Smith, director del Centro de Estudios Asiáticos de Heritage. “Un conflicto en múltiples frentes que no llega a ser un conflicto militar”.

Para ello, Smith señaló que mejorar la postura y la estrategia de defensa de Estados Unidos con respecto a China era un tema central del informe. Para evitar que el PCCh convierta la nueva guerra fría en una guerra caliente, dijo, Estados Unidos debe asegurarse de que dispone de la potencia de fuego necesaria para mantener al régimen en una situación de riesgo real.

En este sentido, dijo, ampliar y modernizar el arsenal nuclear estadounidense era esencial “para asegurar que el Partido Comunista Chino crea que una guerra con Estados Unidos sería absolutamente catastrófica”.

EE. UU. debe “librar la batalla” contra el PCCh

Para garantizar que Estados Unidos mantenga esa ventaja estratégica, necesita ampliar y mejorar rápidamente sus capacidades nucleares, incluyendo el despliegue de misiles nucleares de crucero lanzados desde el mar, según el informe.

Sería necesaria una “fuerte disuasión nuclear”, dijo el vicepresidente de Seguridad Nacional y Política Exterior de Heritage, James Carafano, para frenar la progresión del PCCh hacia la paridad nuclear con Estados Unidos.

“China está enviando un mensaje al mundo de que las armas nucleares son una forma importante de intimidar al mundo, y por eso están acumulando su arsenal nuclear”, dijo Carafano.

Carafano dijo que parte de ese esfuerzo significaba abandonar el acuerdo New START, que limita cuántas cabezas nucleares pueden desplegar Estados Unidos y Rusia, aunque recientemente Rusia suspendió unilateralmente su participación en el programa.

Tal situación es insostenible, dijo, dada la necesidad de Estados Unidos de disuadir de una agresión nuclear tanto a China como a Rusia simultáneamente.

“Nunca hemos respaldado el tratado New START”, dijo Carafano. “Este creó esta falsa sensación de control. Estaba conscientemente ciego al hecho de que no se aplicaba a las capacidades chinas en absoluto”.

“Creemos que Estados Unidos necesita considerar el desarrollo de un arsenal nuclear estratégico que piense en China y Rusia, no en China o Rusia”.

Teniendo esto en cuenta, Carafano dijo que no bastaba con que Estados Unidos se limitara a dar marcha atrás en su compromiso con el PCCh. Más bien, dijo, Estados Unidos tendría que invertir en las capacidades necesarias para enfrentar al régimen.

“No se puede proteger a Estados Unidos de China simplemente amurallándose o retirándose”, afirmó Carafano. “No se puede proteger a Estados Unidos simplemente jugando a la defensiva.

“Hay que librar la batalla contra el Partido Comunista Chino”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.