Rumores de sobredosis de drogas rodean las recientes muertes de estudiantes en la USC

Por Brad Jones
14 de Noviembre de 2019 Actualizado: 14 de Noviembre de 2019

Si los rumores sobre sobredosis de drogas se hacen realidad, la policía pronto podría investigar algunas de las nueve muertes de estudiantes de la Universidad del Sur de California ocurridas desde agosto.

Tres muertes este semestre han sido consideradas suicidios mientras que las causas de muerte de los seis estudiantes restantes no han sido determinadas. La institución reconoció la reciente ola de muertes en cartas a la comunidad de la USC.

Mike Lopez, portavoz para los medios de comunicación de la Policía de Los Angeles, dijo a La Gran Época el 13 de noviembre que el LAPD (Departamento de Policía de Los Angeles) está esperando los resultados de la Oficina del Médico Forense del Condado para determinar las otras seis muertes antes de decidir si se debe proceder o no con alguna de las investigaciones.

“No estamos investigando”, señaló López. “Nos convertimos en investigadores una vez que obtenemos algún tipo de muerte sospechosa o muerte con un acto criminal [determinado] o algo de esa naturaleza basado en el informe de la autopsia de la oficina del forense”.

Matthew Olson de Newport Beach fue matado mientras caminaba por la autopista 110 en la madrugada del 26 de agosto.

Otro hombre de 28 años fue encontrado muerto en su apartamento el lunes.

La presidenta de la USC, Carol Folt, no respondió a las consultas por correo electrónico de La Gran Época el miércoles. Sin embargo, el personal de comunicaciones de USC proporcionó copias de dos cartas sobre las muertes que fueron enviadas a los estudiantes y a los padres.

La carta más reciente, enviada por correo electrónico el martes por la noche, advierte a los estudiantes sobre los peligros de usar opiáceos, especialmente mezclados con alcohol. Fue firmada por el Jefe de Policía de la USC, John Thomas, y otros dos funcionarios de la universidad.

“Necesitamos que sean conscientes de los peligros que plantea el uso de drogas. En particular, queremos que esté informado sobre los peligros del abuso de opiáceos. Los efectos del alcohol mezclado con estas drogas pueden ser fatales”, señaló la carta. “Además de los efectos directos de cada sustancia, las drogas compartidas para uso recreativo pueden mezclarse con otras sustancias para aumentar sus efectos, a veces sin que el usuario lo sepa. Esta práctica está aumentando y está relacionada con sobredosis y muertes”.

La carta del 12 de noviembre es posterior a una carta sobre ocho muertes de estudiantes enviada dos días antes. Una de las muertes se produjo después de que la carta, firmada por Folt y otros tres funcionarios de la universidad, fuera enviada por correo electrónico.

La primera carta fue dirigida a los estudiantes de la USC para disipar los rumores de que todas las muertes eran suicidios.

“Escribimos esta noche porque hemos tenido un número de muertes de estudiantes en las últimas semanas. Estas pérdidas estudiantiles son devastadoras y desgarradoras para todos nosotros. La gente está buscando respuestas e información mientras intentamos encontrarle sentido a estas terribles pérdidas”, dice la carta.

“Se especula mucho sobre las causas de estas muertes y la mayoría se atribuye al suicidio. Esto no es correcto. Las trágicas pérdidas han sido el resultado de una serie de causas diferentes. En algunos casos la causa de la muerte es aún indeterminada, y en otros los seres queridos no quieren que se revelen los detalles”.

Ambas cartas animaban a los estudiantes que pudieran estar experimentando cualquier signo de problemas de salud mental a buscar asesoramiento. Los estudiantes que necesiten ayuda inmediata pueden llamar a la línea de bienestar de 24 horas de USC al (213) 740-9355. Cualquier persona preocupada por un amigo o compañero de estudios fue invitada a ingresar al sitio web de Trojans Care For Trojans para informar sobre sus preocupaciones.

Este otoño, la USC aumentó el número de consejeros de salud mental en cerca de 50 por ciento, según la carta del martes.

“Estamos comprometidos a proveer servicios de consejería a aquellos de ustedes que lo necesiten. Hemos recibido
apoyo adicional de profesores y consejeros de varios departamentos de Keck Medicine y de escuelas de toda la universidad”, señala la carta. “El lunes, abriremos un consultorio del Departamento de Psiquiatría en el quinto piso del centro de salud estudiantil para el cuidado permanente de la salud mental. Continuaremos asegurándonos de que los servicios estén en su lugar para su seguridad y bienestar”.

El USC también alentó a los estudiantes a ponerse en contacto con las autoridades inmediatamente si son testigos de cualquier persona que pueda estar tomando una sobredosis.

“Si alguien que usted conoce tiene una sobredosis, llame al 911 o alerte a DPS (UPC: 213-740-4321; HSC: 323-442-1000) inmediatamente”, dice la carta.

El número de teléfono de la Línea de Vida Nacional para la Prevención del Suicidio es 1-800-273-8255.

El número de casos de consejería ha aumentado drásticamente en los últimos cinco años, superando el aumento en la matriculación de estudiantes, según un informe del Center for Collegiate Mental Health.

Varun Soni, decano de vida religiosa de la USC, escribió en una editorial reciente para Los Angeles Times que durante su tiempo en la universidad en los últimos 11 años, ha notado una tendencia a la baja en la salud mental y espiritual general de los estudiantes de la USC.

“Mientras que los estudiantes solían preguntar: ‘¿Cómo debería vivir?’, ahora es más probable que pregunten: ‘¿Por qué debería vivir?’. Donde solían hablar de esperanza y significado; ahora se enfrentan a la desesperanza y al sinsentido. Cada año, al parecer, encuentro más estrés, ansiedad y depresión, y más estudiantes en crisis en el campus”, escribe Soni.

Los alumnos también han reportado sentimientos de soledad, que están empeorando en la era digital de la redes sociales y los mensajes de texto, según Soni.

“Los estudiantes pueden tener miles de amigos online, pero pocos en la vida real; pueden ser expertos en hablar con los pulgares, pero no tanto con la lengua”, escribe. “Como resultado, muchos se sienten como si no tuvieran un grupo o sentido de pertenencia. Se sienten desconectados de lo que significa ser humano”.

*****

A continuación

¿Cuáles son los verdaderos objetivos del comunismo?

 

TE RECOMENDAMOS