Rusia declara emergencia tras invasión de más de 50 osos polares que persiguen a residentes aterrorizados

Por TOM OZIMEK – La Gran Época
10 de Febrero de 2019 Actualizado: 10 de Febrero de 2019

Una remota región ártica de Rusia declaró el estado de emergencia por una invasión de osos polares que dejó a los residentes con miedo de salir al exterior.

Los osos rebeldes entraron en casas y edificios públicos en el remoto archipiélago de Novaya Zemlya, donde las autoridades advirtieron de una “invasión masiva”.

Alrededor de 3000 personas viven en las islas Novaya Zemlya, y la BBC informó que algunos residentes fueron atacados.

El jefe de la administración local, Vigansha Musin, dio a conocer que en la guarnición militar local, donde se encuentran las fuerzas aéreas y de defensa aérea, entraron más de cinco osos; reportó la agencia de noticias británica.

Una osa polar juega con sus tres cachorros nacidos el pasado mes de noviembre, en el zoológico de Moscú, Rusia, el 22 de marzo de 2012. (Andrey Smirnov/AFP/Getty Images)

“He estado en Novaya Zemlya desde 1983”, dijo Vigansha Musin en un comunicado de prensa oficial citado por la BBC. “Nunca hubo una invasión tan masiva de osos polares”.

El principal asentamiento en el archipiélago -Belushya Guba- reportó un total de 52 osos en sus inmediaciones, con algunos mostrando un comportamiento agresivo.

La osa polar Milana inspecciona un muñeco de nieve decorado con verduras, nueces y albóndigas que le regalaron sus cuidadores en su recinto del zoológico de Hannover, en el norte de Alemania, el 19 de diciembre de 2017. (Philipp Von Ditfurth/AFP/Getty Images)

La gente tiene “miedo de salir” y “la vida diaria entró en un caos”, dijo el jefe adjunto de la administración local, Aleksandr Minayev, según el Daily Mail.

“Los padres están recelosos de mandar a sus hijos a la escuela o al jardín de infantes”, dijo.

“Hay casos de comportamiento agresivo de estos animales salvajes, de ataques a personas, irrupción en edificios residenciales y de oficinas. Constantemente hay entre 6 y 10 osos dentro del asentamiento”, dijo.

Un joven oso polar se revuelca en la nieve en el zoológico público de la ciudad rusa de San Petersburgo, el 7 de diciembre de 2012. (Olga Maltseva/AFP/Getty Images)

Los osos “literalmente persiguen a la gente” y se abren paso por las entradas de los edificios de apartamentos, según otro funcionario que fue citado por el Daily Mail.

Evaluando sacrificar a los osos

Los osos polares en Rusia están clasificados como una especie en peligro de extinción.

La caza de estos animales está prohibida y se advirtió a los residentes de Novaya Zemlya que si disparan a los osos podrían ser procesados.

Aun en medio de la actual invasión de osos, la agencia ambiental federal se negó a emitir licencias para dispararles.

Por el contrario, un equipo de especialistas fue enviado a Novaya Zemlya para trabajar en formas no letales con los residentes y terminar con la invasión.

Dos osos polares caminan en la nieve en su recinto del zoológico de Schönbrunn en Viena, Austria, el 6 de marzo de 2018. (Joe Klamar/AFP/Getty Images)

Por otra parte, BBC citó a los oficiales diciendo que los osos habían perdido el miedo a las patrullas de policía y a las señales que se usan para ahuyentarlos. Dijeron que si las medidas aplicadas actualmente no resultan efectivas para ahuyentar a los osos, es posible que tengan que ser sacrificados.

El deshielo del Ártico obliga a los osos polares a pasar más tiempo en tierra en busca de alimento. Esto a veces los hace entrar en conflicto con los humanos.

Científicos bajo asedio

La BBC informó que en 2016, cinco científicos rusos ubicados en una estación meteorológica remota en la isla de Troynoy, al este de Novaya Zemlya, pasaron varias semanas sitiados por los osos polares.

Este medio citó al jefe de la estación Vadim Plotnikov, refiriendo que 10 osos adultos y cuatro de sus crías habían rodeado la estación.

Los científicos no pudieron realizar algunas de sus tareas debido al asedio, dijo Plotnikov, y los osos  mataron a un perro que pertenecía a uno de los miembros del personal.

Los científicos solicitaron bengalas para ahuyentar a los osos.

Vassiliy Shevchenko, que trabaja para la red de vigilancia estatal propietaria de la estación meteorológica, dijo a la BBC que los suministros solicitados fueron enviados en helicóptero.

“Nos dijeron que había una osa polar hembra con su cría, que pasaba las noches bajo las ventanas de la estación”, dijo Shevchenko, según la BBC. “Les pedimos que tuvieran mucho cuidado y que se quedaran dentro”.

El helicóptero también transportó a dos perros para ayudar a los científicos a mantener a los osos a raya.

****************************************************

A continuación:

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS