¿Sabías que en Finlandia los niños no aprenden a leer hasta los siete años?

08 de Diciembre de 2015 Actualizado: 08 de Diciembre de 2015

Finlandia siempre se ha destacado por ser uno de los países que cuenta con la mejor educación del mundo. Y siempre encabeza el informe PISA. La clave de su éxito en la educación parece radicar en la educación de la primera infancia.

La educación obligatoria en ese país es a partir de los 7 años, y antes de la primaria los niños se dedican la mayor parte del tiempo a jugar. No se les enseña a leer antes de esa edad y generalmente comienzan a hacerlo por su propia curiosidad. Lo llamativo es que a los 9 años ocupan uno de los primeros puestos del mundo en competencia lectora y matemáticas.

En época de Jardín de Infantes los pequeños se dedican a vender comida de mentira, crear obras artísticas, hacer presas de arena entre otras actividades recreativas que a la vez les enseñan muchas cosas. A través de esas propuestas los niños aprenden sin darse cuenta matemáricas, geometría, lenguaje y aptitudes de interacción social sin que se les esté enseñando puntualmente.

El profesor finlandés Tim Walker expresó en un reportaje para The Alantic que “los niños no se dan cuenta que aprenden porque están muy concentrados en las actividaddes que desarrollan” y asegura que “todas aquellas cosas que aprendes sin diversión se te olvidan rápido”.
Por eso no es común que veas a los niños de Finlandia sentados en sillas “trabajando” o realizando ejercicios como podemos verlo en los jardines de nuestro país a partir de los cuatro años.

En aquel país se necesita para ser maestro una calificación alta en los promedios de bachillerato, y tener una gran dosis de sensibilidad social. Deben ser expertos en el arte de jugar. Y no se manejan con horarios diarios, sino semanales, cada día de la semana está centrado en una actividad principal.

Hay momentos donde los niños puden hacer lo que quieran con los juguetes disponibles, y otros donde las actividad, que también son juegos, están guiadas por los educadores.

A través de este método se logra que la alfabetización de los niños se de de manera natural.

Artículo original aquí.

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

Le recomendamos: Falun Gong: popular y serena meditación

TE RECOMENDAMOS