Sabueso que nace con media columna vertebral y sin cuello es “el perro más feliz” cuando es adoptado

Por Michael Wing
20 de Agosto de 2019 Actualizado: 20 de Agosto de 2019

Cooper no puede evitar sonreír a pesar de que prácticamente no tiene cuello. De hecho, el sabueso americano con discapacidad nació con una condición que es aún más limitante: nació literalmente con solo media columna vertebral.

Cooper es solo uno de cada 30 perros en el mundo conocido por tener la condición genética llamada síndrome de la columna vertebral corta, donde las vértebras de la columna vertebral están comprimidas y fusionadas. Es una condición que se dice que es causada por la endogamia.

Pero tienes que admitir que el cuerpo rechoncho de Cooper, y su cara feliz, también es increíblemente linda.

El perro con discapacidad había sido rescatado por los oficiales de control de animales cerca de una presunta granja canina en Halifax, Virginia, en el 2017. Se cree que fue descartado, cruelmente, por los criadores debido a su indeseable defecto congénito.

Afortunadamente, el pobre perro fue acogido en Minnetonka, un centro de rescate de perros con sede en Minnesota, donde lo trataron por ácaros y una hernia. Sin embargo, incluso después de ser curado hasta volver a la salud, la condición extrema de la columna vertebral de Cooper le causó, y aún le causa, una gran cantidad de problemas de salud.

“La condición significa que Cooper tiene un tornillo y un sacacorchos en la columna vertebral”, explicó Elly Keegan, la mujer que finalmente adoptó a Cooper, que entonces tenía dos años, junto con su esposo Andy. “Está fundido en dos partes: en el cuello y en la espalda. Parece que no tiene cuello y para mirar detrás de él tiene que girar todo su cuerpo”, agregó.

Por supuesto, eso solo lo hace más adorable, diría yo.

Sin embargo, le causó a Cooper algunos problemas de salud. Antes de ser operado, el trasero de Cooper estaba literalmente sobre su espalda, lo que le daba serios problemas para ir al baño.

También sufrió una mala caída y se fracturó el cuello en cinco lugares, y hace varios meses contrajo una infección ósea, que luego fue controlada con antibióticos. Cooper sigue confiando en la medicina hasta el día de hoy.

“Debido a que su columna vertebral está tan comprometida, era peligroso, pero por suerte lo controlamos con antibióticos”, dijo Elly.

Además de la letanía de desgracias del pobre sabueso, no puede caminar por mucho tiempo o pasar mucho tiempo en superficies duras; tiene que estar en superficies blandas como la hierba o la alfombra.

Sin embargo, a pesar de todos sus defectos, Cooper sigue siendo “el perro más feliz”, dice Elly. Y eso contribuye en gran medida a que sea tan amigable, y no tienes que creer en mi palabra, ya que se ha ganado un montón de fans en Facebook, según su dueña.

La rara afección de Cooper también ha despertado la curiosidad de investigadores de la Universidad de Purdue de Indiana que lo consideraron para un estudio sobre perros de pelo corto.

No todo el mundo es tan comprensivo con los perros con discapacidad como Cooper.

“Muchos perros con condiciones como la de Cooper son sacrificados, lo que me pone muy triste”, dice Elly. “Tienen tanto que vivir y Cooper es un verdadero ejemplo de ello. Ahora tiene una vida feliz y normal y es un miembro clave de nuestra familia”, agregó.

Parece que hay mucha gente que aprecia a este cachorro con necesidades especiales por lo que tiene para ofrecer. Cooper puede haber tenido un comienzo difícil en la vida, pero parece que tiene a su nueva familia humana, a sus hermanos y hermanas en casa, a un montón de fans de Internet y a nosotros, que estamos todos de su parte y lo apoyamos.

Un cangrejo ermitaño encuentra un nuevo hogar

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS