Salvó a bebé perezoso atrapado en una playa de Costa Rica. Su carita de agradecimiento lo dice todo

Por La Gran Época
02 de Abril de 2019 Actualizado: 02 de Abril de 2019

¿Cómo es posible que este peculiar animal haya quedado varado en la tranquila y apartada playa de la Península de Osa en Costa Rica? Una pareja que lo vio decidió ayudar al pequeño y le dio una nueva oportunidad de vivir.

Dirk y Lori Morgan dirigen Morgan’s Jungle Lodge cerca de la playa de la Península de Osa en Costa Rica.

Después de una marea alta que se llevó todo, la pareja y sus dos huéspedes vieron a una peculiar criatura peluda atrapada entre las rocas a lo largo de la playa.

El animal apenas se movía.


Miraron más de cerca y se dieron cuenta que la criatura, con sus largas extremidades y sus garras enganchadas, ¡era en realidad un bebé perezoso de dos dedos!

Los perezosos son generalmente vistos colgando boca abajo en las ramas de los árboles. Así que, ver a un perezoso varado en una playa rocosa es algo fuera de lo normal. El mamífero de movimiento lento fue visto aferrado a las rocas para evitar ser arrastrado al mar por la marea alta.

No había ningún perezoso adulto a la vista, solo dos perros callejeros vagando cerca.


Preocupado de que los perros pudieran atacar al pequeño mamífero, Dirk, que aún llevaba puesto su delantal de cocina, corrió por la playa descalzo.

Tras sobrevivir a una noche de tormenta, el perezoso parecía demacrado.

Cuando Dirk se acercó, la pequeña criatura indefensa comenzó a hacer gritos agudos y lamentables que le partieron el corazón.

“Ni siquiera hizo ruido hasta que me acerqué a ella”, dijo Dirk a  The Cincinnati Enquirer.


“Hola. Te voy a rescatar, bebé”, dice Dirk en el video del rescate publicado en YouTube.

Tomó a la perezosa con una toalla y la puso en una caja.

Dirk llevó a la criatura de vuelta al albergue, donde enjuagó el agua salada de su cara.

“Parecía estar bien y feliz de estar seca y a salvo”, escribió Dirk en YouTube.

¡Mira qué bonita es, después de su baño, en la foto de abajo!

Luego, Dirk llevó a la pequeña perezosa, ahora llamada Pequeña Guanabana, al centro de rescate de animales en Tranquility, ubicado justo al final de la calle.


Semanas más tarde, Dirk escribió en Facebook: “La pequeña Guanabana lo está haciendo muy bien”.

Después de ser curada en el centro de rescate, Little Guanabana sería devuelta a la naturaleza, donde realmente pertenece.


“Me siento afortunado de que esta maravillosa criatura haya tocado mi vida y que yo pueda hacer una diferencia en la suya”, dijo Dirk.

¡Un trabajo increíble, Dirk! Gracias por salvar la vida de la Pequeña Guanabana.

Mira el video a continuación:

¡Gracias a los policías por salvar a este cachorrito!

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS