Sandra Bullock se sincera y revela entre lágrimas las palabras de su madre antes de morir

Por Louise Bevan
29 de Julio de 2019 Actualizado: 29 de Julio de 2019

“La idea de que una hija mía fuera algo parecido a mí me asustó sin sentido”, sonrió Sandra Bullock, quien es madre de dos niños, uno de los cuales es una hermosa niña llamada Laila.

La actriz ganadora del Oscar ha superado sus miedos desde entonces. El viaje de Sandra hacia la maternidad fue cualquier cosa menos tradicional, pero convertirse en una “madre para siempre” cambió su vida de manera inconmensurable.

En una sincera entrevista con Hoda Kotb en Today, quien también es una madre adoptiva, Sandra habló sobre la maternidad, los recelos y la sensación de que casi pierde su oportunidad. Las mujeres, ambas de 53 años de edad, compararon notas en una conversación franca y emocional que tuvo audiencias buscando pañuelos por todas partes.

Hoy, Sandra es madre de Louis Bardo, de 9 años, y de Laila, de 7. La actriz ha tenido un éxito fenomenal en la industria cinematográfica, pero sus hijos son ahora (y para siempre) su prioridad número uno.

“Todo se trata de que estén bien”, expresó. “Estar en la escuela, tener lo que necesitan; sus momentos. Es más difícil para mí dejarlos de lo que creo que es para ellos cuando me voy. No salgo mucho”, compartió la devota mamá, “y ya tampoco trabajo mucho”.

Pero la maternidad no siempre fue tan obvia para Sandra. De hecho, cuando la actriz llegó a los cuarenta años, comenzó a aceptar que después de todo, los niños podrían no ser un factor en su futuro. Fueron las palabras de su difunta madre alemana, la cantante de ópera Helga Mathilde Meyer, resonando en su mente las que cambiaron todo: “¡Espera a tener una hija!”.

Cuando el huracán Katrina azotó Florida y Louisiana en 2005, la actriz sabía exactamente dónde y cómo se la necesitaba. “Katrina ocurrió en Nueva Orleans”, se abrió Sandra, entre lágrimas, “Y yo lo sabía. Algo me dijo que mi hijo estaba allí”.

¡Ella no vaciló!

Según el Daily Mail, Sandra comenzó el largo proceso burocrático de registrarse como madre adoptiva, y luego esperó cinco largos años antes de conocer a su hijo, Louis. El vínculo materno fue inmediato; la devota madre incluso compró una casa en el Distrito Garden de Nueva Orleans para que Louis pudiera crecer cerca de su casa original.

Sandra Bullock en una proyección de “Bird Box” de Netflix en Los Ángeles el 12 de noviembre de 2018 (Crédito: Matt Winkelmeyer/©Getty Images)

“Hay cientos de miles de niños que están listos para ser tus hijos”, compartió Sandra con pasión, deteniéndose para contener las lágrimas. “Eres una madre para siempre en el momento en que aceptas el amor de ese niño”. La crianza de los hijos era la pieza del rompecabezas que la actriz había estado soñando despierta.

Sandra Bullock
El hijo de Sandra Bullock, Louis, mirando desde la barrera como su madre es inmortalizada con una ceremonia de huellas en Hollywood, 2013 (Crédito: Jason Merritt/©Getty Images)

Y no fue solo Louis por mucho tiempo; Laila, de tres años y medio, se unió a la familia en el 2015.

Ser madre no fue el único mensaje que Helga Mathilde dejó a su hija antes de morir. “Antes de que mi mamá falleciera, tuvimos un momento al lado de su cama en el que estuve encerrada y tratando de no llorar”, compartió Sandra. “Ella simplemente dijo: ‘No seas como yo'”.

“Ella no quería que pasara por la vida encerrada, con miedo a sentir”, explicó la emotiva actriz. “Bueno, la vida se ha asegurado de que sienta todo ahora y, ¡ya no me da vergüenza admitirlo!”.

“Este es mi propósito”.

Esta talentosa artista de joyería nos presenta ‘artesanía entre el cielo y el hombre’ en diseños brillantes

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS