Sangrado menstrual abundante: Lo que hay que saber

Por PETER WEISS
04 de Agosto de 2022 5:51 PM Actualizado: 04 de Agosto de 2022 5:51 PM

T.L. es una mujer de 42 años, madre de dos hijos, con un largo historial de ciclos menstruales abundantes. A veces tenía anemia, lo que la dejaba exhausta. Buscaba respuestas, pero no obtenía ningún alivio significativo.

La menorragia es el término médico que designa los ciclos menstruales anormalmente abundantes. A veces, puede ser tan grave como para requerir una transfusión de sangre o incluso una histerectomía (extirpación quirúrgica del útero). Las causas son variadas y pueden ser hormonales, como el desequilibrio de estrógenos y progesterona. También puede haber problemas estructurales dentro del útero, como en los fibromas (crecimientos benignos). El cáncer de útero o las células precancerosas también pueden provocar hemorragias intensas. Otras enfermedades, como las de tiroides, riñón o hígado, pueden contribuir a ello, así como los trastornos de la coagulación.

En otras palabras, es necesario un examen médico completo para determinar la causa y encontrar un remedio.

T.L. acudió a varios médicos en los últimos años, todos ellos probando diferentes tratamientos. Los tratamientos para la menorragia también dependen del momento de la vida reproductiva de la mujer y de sus deseos. T.L. tenía varios miomas pequeños, pero su ubicación no era la causa de sus menstruaciones abundantes. Los miomas son como las propiedades inmobiliarias: Todo depende de la ubicación, ubicación, ubicación. Su nivel de hemoglobina era de 8,6 gramos por decilitro (lo normal es de 12 a 15 g/dl). Era bajo, pero no estaba en el rango de necesitar una transfusión de sangre.

Las píldoras anticonceptivas orales, que contienen estrógeno y progesterona, habían fracasado en el caso de T.L.. La ecografía de T.L. también mostró lo que se conoce como adenomiosis. Esto es básicamente endometriosis de las paredes del útero. La endometriosis es cuando los tejidos que recubren el útero crecen fuera del mismo. Esto puede ser muy doloroso y causar menstruaciones abundantes. En. En el caso de T.L., esta afección coincidía con la adneomiosis, otra forma de crecimiento anormal del tejido uterino.

Debido a su adneomiosis, T.L. no era una buena candidata para una ablación endometrial, en la que se utiliza energía térmica para destruir el revestimiento del útero y detener los períodos menstruales.

En un ciclo menstrual normal, una mujer sangra cada mes. Un ciclo normal puede variar de cada 24 a 36 días, siendo la media cada 28 días. La mujer suele ovular alrededor del día 14 de un ciclo de 28 días. La ovulación es lo que ayuda a regular el sangrado. El número de días de sangrado suele ser de cinco a siete días. La cantidad de sangrado es subjetiva, y cuando una mujer siente que es demasiado abundante, comprobamos su hemograma, como hicimos con T.L.

Cada persona define el sangrado abundante de forma diferente, pero una medida sencilla es si la mujer tiene que cambiarse el tampón o la compresa en menos de dos horas, o si expulsa coágulos más grandes que una cuarta parte.

Como ya se dijo, las causas que alteran este patrón regular son variadas. Si cree que sus menstruaciones son demasiado abundantes, debe acudir a su médico o enfermera. Él o ella iniciará el estudio. Depende mucho de la edad que tenga y del momento en que se encuentre en la planificación familiar.

Lo primero es obtener un historial completo de sus ciclos menstruales (regularidad, frecuencia), qué medicamentos está tomando y cualquier condición médica que tenga. Informe también de si falta al trabajo o a la escuela por ello. Todo ello debe tenerse en cuenta. La comprobación del recuento sanguíneo, incluidos los niveles de hierro, es rápida y sencilla. Si se comprueba que está anémica, deben hacerse pruebas adicionales, especialmente si está en la adolescencia o en la veintena, para comprobar si hay trastornos hemorrágicos subyacentes, como la enfermedad de Von Willebrand (VWD) u otros trastornos de la coagulación. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la enfermedad de von Willebrand es el trastorno hemorrágico más común en mujeres y chicas jóvenes y afecta al 1 por ciento de la población estadounidense. Diagnostiqué bastantes trastornos de la coagulación en mis 37 años de práctica.

T.L. se quejaba de menstruaciones muy abundantes. Sin embargo, no se quejaba de hemorragias entre los períodos, lo que también puede ser un problema grave. (Eso es para otro artículo).

T.L también probó a tomar antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el Motrin, que a veces pueden ayudar con el dolor y el sangrado asociados a la adenomiosis. No suelo encontrar muchos beneficios de los AINE en casos como el de T.L., y ella tampoco los encontró.

Ahora que comenzó el estudio con su médico, las piezas deberían empezar a encajar. Siempre que no haya un trastorno de la coagulación de la sangre o una enfermedad tiroidea, hepática o renal, las opciones de tratamiento son bastante largas y variadas.

El tratamiento sencillo para las mujeres jóvenes son las píldoras anticonceptivas orales, que pueden funcionar de maravilla, aunque algunas mujeres pueden querer evitar los posibles efectos secundarios de su uso a largo plazo. Las píldoras de progesterona también pueden funcionar.

En el caso de las mujeres mayores, después de haber tenido familia, puede funcionar bien una ablación endometrial.

Para las mujeres con miomas, todo depende de la localización. Algunos miomas son inofensivos, mientras que otros pueden ser un problema grave. Puede ser necesaria la extirpación del mioma específico. En algunos casos, es necesario realizar una histerectomía completa. Cada mujer es diferente y requiere un tratamiento específico. No hay una solución única.

A T.L. se le empezó a administrar algo llamado ácido tranexámico (TXA). El TXA actúa bloqueando la descomposición de los coágulos de sangre, lo que evita las hemorragias. T.L. tomaba dos pastillas de TXA cada ocho horas en cuanto empezaba la menstruación. Continuaría durante cinco días. El TXA puede reducir la cantidad de sangrado en casi un 50 por ciento cuando se toma de esta manera. A T.L. le fue muy bien y su último nivel de hemoglobina fue de 12,2 g/dl. Seguirá con el TXA durante varios años, y entonces volveremos a evaluarlo.

Muchos médicos utilizan el TXA en caso de emergencia para detener a una mujer que tiene una hemorragia después del parto. Salvó a muchas mujeres de necesitar una histerectomía de emergencia.

También hay medicamentos más nuevos, como Oriahnn y Myfembree, que pueden utilizarse para reducir la hemorragia en mujeres con fibromas.

Cada uno de estos medicamentos, incluida la píldora anticonceptiva, tiene sus riesgos. Todo depende de la relación riesgo-beneficio. El objetivo debe ser evitar cualquier cirugía innecesaria. La conclusión es que, cuando tenga un problema como los ciclos menstruales abundantes, no tenga miedo de buscar ayuda. Además, nunca tenga miedo de hacer preguntas o de pedir una segunda opinión.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.