Santa llega en moto de nieve a los lugares más recónditos de Alaska, con ayuda de marines de EE.UU.

Por Celeste Armenta
27 de Diciembre de 2021 8:23 PM Actualizado: 28 de Diciembre de 2021 9:20 PM

Aunque la casa de Santa Claus es en el frío Polo Norte, llegar a los niños que viven en la vecina Alaska no es tarea sencilla. Para ayudarle, cada año integrantes del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos se visten con el tradicional traje rojo y se suben en motos de nieve para llegar a los niños de las zonas más alejadas que, de otra manera, festejarían Navidad si regalos.

Esta Navidad, el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos se alistó, como lo ha hecho desde hace 47 años, para su entrega en el norte del Círculo Polar Ártico. Allí viven pequeños en 11 aldeas, con una temperatura bajo cero más de la mitad del año, donde el sol no se asoma por encima del horizonte y no hay carreteras; pero como los niños de todo el mundo, esperan ansiosos la llegada de Papá Noel.

“Fue genial. Pudimos visitar 11 de las aldeas en el distrito noroeste del Ártico”, dijo el capitán Keith G. Lowell, un infante de marina que supervisó la misión. “¡Pudimos entregar juguetes a unos 2500 niños!”, dijo al medio local Juneau Empire.

El sargento del Cuerpo de Marines de EE. UU. Joshua Purrington, jefe de la armería de la Compañía Delta, Cuarto Batallón de Aplicación de la Ley, se aleja en una moto de nieve después de entregar juguetes a los niños de la escuela Takotna durante un evento de Toys for Tots en Takotna, Alaska, el 3 de diciembre de 2021. (Foto del Cuerpo de Marines de los EE.UU. Por el sargento Kelsey Dornfeld)

Los regalos son recolectados por Toys for Tots, un programa comunitario de las Reservas del Cuerpo de Marines, que funciona desde 1974, y que cada año lleva hasta 18 millones de regalos de Santa, a diferentes ciudades de Estados Unidos, donde el esperado bonachón no siempre puede llegar.

Los infantes de marina llegan a Kotzebue, la comunidad más grande de Alaska, y de ahí se trasladan en vuelos comerciales y motos de nieve por la gélida región. Solo en Alaska, los ayudantes de Santa dejan descansar a los agotados renos, para llegar a las aldeas más alejadas en el moderno transporte.

“Lo que realmente me llamó la atención fue lo remotas y pequeñas que son las comunidades. Nunca había visto algo tan remoto, tan apartado de la vida estadounidense convencional, y aún así pueden recibir los juguetes”, dijo Brendan Mullin, un Marín de comunicaciones estratégicas con la Reserva de las Fuerzas Marinas, a Juneau Empire.

“Todos fueron de gran ayuda para ayudar a los Marines. Había un par de chicos que nos ayudaron a movernos en máquinas de nieve”, agregó.

(Crédito: Sargento Kelsey Dornfeld / dvids)

Los marines viajan a las comunidades más pequeñas y remotas del distrito, y se visten de Santa Claus por turnos. En general, visitan a todos, para que ningún pequeño se quede sin su preciado regalo.

“Realmente, parece un gran problema, pero no lo es”, dijo  Keith Lowell, Capitán de la Infantería de Marina, de acuerdo a una página que documenta el bello evento. “Ver el brillo en los ojos de estos niños cuando ven a Santa Claus entrar en su escuela. Cuando vienen y reciben un regalo de Santa Claus, es tan especial”.

“Es una oportunidad para que los Marines entreguen juguetes a los niños desfavorecidos en los Estados Unidos”, agregó.

El sargento del Cuerpo de Marines de EE. UU. Mauricio Sandoval, izquierda, asignado a la Compañía Delta, 4to Batallón de Aplicación de la Ley distribuye juguetes a los niños durante Toys for Tots en Takotna, Alaska, el 10 de diciembre de 2015. (Foto de archivo de la Fuerza Aérea de EE.UU. / Alejandro Peña)

En total, los marines clasificaron y enviaron más de 3000 juguetes.

Robert Kirk, es un habitante local que desde hace seis años colabora con Toys for Tots, dando alojamiento y guiando a algunos marines por los difíciles senderos de Alaska, y expresó que realmente disfruta “trabajar con la gente, y mostrarles nuestro hermoso país al mismo tiempo”.

“Es un poco difícil para [las aldeas] disfrutar de una Navidad como solía ser con todo lo que está sucediendo”, dijo el sargento de la Guardia Nacional, Joseph Sallaffie en un comunicado.

“Significa mucho [para los niños]. Llevar regalos a las aldeas en estos tiempos difíciles, es bastante impresionante”, agregó.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.