Sapos venenosos invaden comunidad del sur de la Florida pero amenazan con expandirse

Por Jesús de León – La Gran Época
24 de Marzo de 2019 Actualizado: 24 de Marzo de 2019

Los habitantes de la comunidad Palm Beach Gardens, un suburbio de Florida, temen que las toxinas emanadas por los anfibios que actualmente los han invadido causen daños a sus niños o mascotas.

Los canales de televisión difundieron imágenes de los sapos aglomerados en piscinas, carreteras, jardines y garajes.

Jennifer Quasha, una vecina del lugar, relató al canal WPBF que su familia vio los sapos el viernes y que luego se dio cuenta que había cientos de ellos en la piscina, según El Vocero de Puerto Rico.

La presencia de los animalitos se debe a las torrenciales lluvias caídas recientemente y a las altas temperaturas, dijo al canal WPTV, Mark Holladay, de la empresa de remoción de plagas Toad Busters.

Vaticinó que la plaga se extenderá por otras partes del sur de Florida en las próximas semanas.

La parte aterradora es que estas criaturas pueden llegar a matar a las mascotas de las personas, según Fox News.

Sapo (venenoso) de caña o sapo Bufo. Foto de Michelle Bender/Flickr

“Puedo recoger entre 200 y 300 en una noche, sin pestañear”, dijo Ray de la Asociación de Vida Silvestre del sur de Florida, a este medio.

Los sapos son altamente tóxicos y pueden matar a los perros.

“Si un perro pequeño agarra uno de estos sapos y secreta la toxina quedará afectado en los labios o en la boca”, dijo Ray.

Añadió que el sapo puede descargar una sustancia venenosa blanca y lechosa, pegajosa como la mantequilla de maní, que se adhiere a la boca de las mascotas.

Ejemplar adulto hembra de sapo de caña. Foto de Bernard DUPONT/Flickr

Si un perro lame, muerde o atrapa un sapo, la toxina puede atacar su sistema nervioso en cuestión de minutos.

Los síntomas pueden incluir babeo, convulsiones, pérdida de coordinación y hasta la muerte.

Ray sugirió a los dueños de mascotas que deben tener cuidado porque hay muchos más sapos cuando llueve.

“Pondrán sus huevos en el agua y ahí es cuando incuban y reproducen”, dijo Ray. “Son un gran problema y se están reproduciendo como locos”.

Chad Wong, un dueño de mascota, contó que por el momento vigila de cerca a su perro Chewie por esta precisa razón.

“He visto sapos cada vez que llueve. Hemos tenido uno o dos incidentes”, dijo Wong. “Así que para mí, Chewie tiene la correa corta. Tanto si estamos dentro como fuera, tengo que tener cuidado”.

La recomendación que han dado los medios locales, como medida de urgencia ante la exposición de una mascota al tóxico de los sapos, es enjuagarle la boca durante 15 minutos y lluego levarlo inmediatamente al veterinario.

*************************

A continuación:

Cuando una tímida chica de campo australiana se encuentra con un “enemigo del Estado”, lo que hace es extraordinario.

TE RECOMENDAMOS