Satélites artificiales causan contaminación lumínica en el cielo nocturno, según un estudio

Por LU XIAO
10 de Mayo de 2021
Actualizado: 11 de Mayo de 2021

Hace muchos años, si uno se unía a una fiesta de observación de estrellas en una zona rural, podía admirar un cielo nocturno oscuro libre de la contaminación lumínica causada por el hombre.

Puede que esos días hayan quedado atrás.

Las empresas de satélites están lanzando rápidamente pequeños satélites en órbitas bajas de la Tierra para proporcionar un acceso rápido a Internet en lugares remotos. Estos satélites forman megaconstelaciones artificiales que están cambiando rápidamente el cielo nocturno.

Por ejemplo, SpaceX, de Elon Musk, lanzó al espacio unos 1300 pequeños satélites como parte de su servicio de Internet Starlink, y SpaceX ya obtuvo permiso para lanzar 12,000 más. Ahora, incluso en los lugares más oscuros de la Tierra, el cielo nocturno está contaminado por las trayectorias de estos pequeños satélites, que a veces se pueden ver a simple vista.

El problema es especialmente grave para la comunidad astronómica. Según un nuevo artículo aceptado recientemente para su publicación en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, los objetos artificiales en órbita alrededor de la Tierra podrían aumentar la luminosidad general del cielo nocturno en muchas partes del mundo en más de un 10 por ciento por encima de los niveles naturales.

Esto superaría un umbral establecido hace más de 40 años por los astrónomos para determinar si un lugar está contaminado por la luz.

“Nuestra principal motivación fue hacer una estimación de la posible contribución a la luminosidad del cielo nocturno por parte de fuentes externas, como los objetos espaciales en la órbita de la Tierra”, dijo en un comunicado Miroslav Kocifaj, de la Academia de Ciencias y la Universidad Comenius de Eslovaquia, quienes dirigieron el estudio. “Esperábamos que el aumento de la luminosidad del cielo fuera marginal, si es que lo había, pero nuestras primeras estimaciones teóricas han resultado extremadamente sorprendentes y nos han animado a comunicar nuestros resultados rápidamente”.

Estelas en el cielo nocturno ocasionadas por el quinto despliegue de los satélites que componen la constelación Starlink. (Andreas Möller)

El nuevo estudio fue el primero en considerar el impacto global de los objetos espaciales en el cielo nocturno, según el comunicado. Las investigaciones anteriores se enfocaron principalmente en los efectos de los satélites individuales y los desechos espaciales que afectan las imágenes de los astrónomos.

El equipo de investigación modeló la contribución de los objetos espaciales a la luminosidad del cielo nocturno, con base en las distribuciones conocidas de los tamaños y niveles de luminosidad de los objetos.

El estudio incluyó satélites y diversos desechos espaciales. Aunque los telescopios profesionales y las cámaras sensibles son capaces de ver los objetos espaciales como puntos de luz individuales, los equipos de baja resolución y el ojo humano solo pueden ver el efecto combinado de muchos objetos espaciales, según el comunicado.

El efecto es un aumento de la luminosidad del cielo nocturno, que podría oscurecer la Vía Láctea y otras observaciones.

“A diferencia de la contaminación lumínica terrestre, este tipo de luz artificial en el cielo nocturno se puede ver en una gran parte de la superficie de la Tierra”, dijo en el comunicado John Barentine, Director de Políticas Públicas de la Asociación Internacional de Cielo Oscuro y coautor del estudio. “Los astrónomos construyen observatorios lejos de las luces de las ciudades para buscar cielos oscuros, pero esta forma de contaminación lumínica tiene un alcance geográfico mucho mayor”.

Los astrónomos han expresado su preocupación por la creciente cantidad de objetos creados por el hombre en el cielo, especialmente las megaconstelaciones de satélites de comunicaciones.

A medida que crece la cantidad de satélites, aumenta la posibilidad de colisiones entre sí o con otros objetos. Estas colisiones producen más desechos.

La nueva investigación sugiere que el cielo nocturno seguirá brillando mientras se lanzan nuevos satélites. Aunque SpaceX cambió recientemente sus diseños para reducir el brillo de sus naves espaciales, un fuerte aumento de la cantidad de objetos espaciales podría cambiar el aspecto del cielo nocturno.

La Unión Astronómica Internacional (UAI) presentó recientemente  un reporte sobre el impacto de los satélites a un subcomité de la Comisión de las Naciones Unidas sobre el Uso Pacífico del Espacio Exterior (COPUOS), y algunas recomendaciones para reducir la severidad del problema.

“Nuestros resultados implican que muchas más personas, además de los astrónomos, pueden perder el acceso a cielos nocturnos prístinos”, añadió Barentine. “Este documento realmente puede cambiar la naturaleza de esa conversación”.

Las recomendaciones de la IAU a la ONU dicen que los operadores de satélites y las agencias reguladoras que los supervisan deben considerar los impactos en la astronomía y el cielo nocturno y deben presentar directrices generales. Si el subcomité aprueba el reporte, se enviará a una reunión de la COPUOS, que puede decidir enviar las recomendaciones a los estados miembros del comité.

“No es realmente una agenda política, pero es una especie de tono, como si el mundo se reuniera, considerara este problema, decidiera que es significativo y presentara una serie de recomendaciones para intentar minimizarlo”, dijo Barentine a Vox.

Barentine se dio cuenta del poco poder que tiene la comunidad astronómica, informó Vox.

Uno de los principales problemas es la falta de regulaciones internacionales sobre el aspecto de los satélites, afirmó Vox.

Barentine dijo a Vox que SpaceX “no está legalmente obligada a hacer nada para escuchar las preocupaciones de los astrónomos”.

SpaceX ha estado trabajando con buena voluntad con la comunidad astronómica para tratar de reducir el problema, puede que otras compañías de satélites no lo hayan hecho.

“Las constelaciones de los satélites (…) golpean el núcleo de la relación científica y cultural de la humanidad sobre el cielo nocturno, afectando tradiciones celestes milenarias y prácticas culturales en todas las naciones en torno a los ciclos celestes y al cielo nocturno”, escribieron los físicos Aparna Venkatesan, James Lowenthal, Parvathy Prem y Monica Vidaurri en un artículo publicado en Nature Astronomy.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS