Schumer pide a Barrett que se recuse de casos de cobertura médica y elecciones si la confirman

Por Isabel van Brugen
12 de Octubre de 2020
Actualizado: 12 de Octubre de 2020

El líder de la minoría del Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer (D-N.Y.), dijo el domingo que la nominada del presidente Donald Trump a la Corte Suprema, la jueza Amy Coney Barrett, debería, si es confirmada por el Senado, recusarse de cualquier caso que involucre el resultado de la elección presidencial o la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA).

En una rueda de prensa en Nueva York, Schumer dijo que Barrett, de 48 años, debería apartarse de los casos debido a “graves conflictos de intereses”. Barrett fue nominada el mes pasado por Trump después de la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg.

“La nominada se presenta ante nosotros con serios conflictos de intereses y estamos aquí hoy para decir que dado los conflictos de intereses de la jueza Barrett, ella debería recusarse de cualquier decisión relacionada con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y sus protecciones y cualquier decisión relacionada con la elección que tendremos el 3 de noviembre”, dijo Schumer a los periodistas.

“La jueza Barrett debería hacer inmediatamente lo mínimo posible y comprometerse a recusarse”, añadió.

Schumer hizo los comentarios en respuesta a que Barrett divulgó sus observaciones preparadas el domingo antes de la audiencia de este lunes ante el Comité Judicial del Senado que tratará su confirmación. La sesión durará 4 días y es un paso clave antes de la votación final del Senado a fines de octubre sobre una nominación para un trabajo de por vida en la corte.

Barrett dijo el mes pasado que no se comprometerá a dejar de lado los casos relacionados con las elecciones de 2020 en medio de la creciente presión de los demócratas.

En respuesta a un cuestionario del Comité Judicial del Senado (pdf) a fines de septiembre, la jueza dijo que usaría una “lista de recusación” para identificar y evitar posibles conflictos. Su respuesta no identificó ninguna categoría de casos, pero dijo que incluiría casos en los que su marido Jesse Barrett y su hermana Amanda Coney Williams, ambos abogados, participaron en cualquier etapa del procedimiento. La lista, dijo, también incluiría casos que implican a la Universidad de Notre Dame, donde actualmente es profesora adjunta, o a entidades afiliadas.

También añadió que se apartará de los casos en los que haya participado como juez en el 7º Tribunal de Circuito.

Los jueces rutinariamente se recusan a sí mismos de los casos. Las cláusulas del debido proceso de la Constitución requieren que los jueces se recusen cuando el juez tiene un interés financiero en el resultado del caso, y cuando hay una fuerte posibilidad de que la decisión del juez sea parcial, según la Facultad de Derecho de Cornell.

Sin embargo, en virtud de la ley federal, un juez individual tiene derecho a decidir si existe un conflicto de intereses o una verdadera cuestión de parcialidad. No hay forma de obligar a Barrett a recusarse de ningún caso.

La jueza Amy Coney Barrett en el Capitolio de Washington el 1 de octubre de 2020. (Erin Scott-Pool/Getty Images)

Los líderes del Partido Republicano dijeron que intentarán confirmar a Barrett antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Los críticos demócratas dicen que los republicanos deberían esperar y no confirmar a Barrett antes de las elecciones. Ellos sostienen que serían hipócritas por hacerlo ya que los senadores republicanos bloquearon las audiencias de confirmación de Merrick Garland, quien había sido nominado para reemplazar al fallecido juez Antonin Scalia en 2016.

Garland fue nominado por el expresidente Barack Obama en el puesto de Scalia después de su muerte. La nominación fue bloqueada por el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), quien dijo que los republicanos no considerarían al nominado de Obama porque consideraban que la vacante debía ser llenada por quien ganara la elección de 2016.

Sin embargo, McConnell dijo el mes pasado que la situación era diferente entonces porque el Senado y la presidencia estaban ocupados por diferentes partidos. Los republicanos actualmente controlan ambos.

Schumer dijo el domingo que Barrett debería, si es confirmada, dejar de lado el caso de la ACA, que está programado para ser discutido en la corte una semana después de la elección presidencial, el 10 de noviembre. Trump y los republicanos buscan invalidar la ley de salud, a menudo llamada Obamacare.

En 2017, Barrett escribió que cuando el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, defendió la ACA, traicionó los principios del análisis legal conservador.

Schumer dijo a los periodistas que el historial de Barrett y sus declaraciones previas “plantean serias dudas sobre si puede dictaminar de forma justa”.

“Está claro que solo hay una conclusión cuando se trata de la jueza Barrett en cuanto a su voto para revocar la ACA y decidir la legitimidad de la elección presidencial. Recusación. Recusación. Esto es lo que debería hacer”, dijo Schumer.

El senador Mike Lee ( R-Utah) dijo en una entrevista con ABC que la decisión de recusar o no depende de Barrett y que él tiene “toda la confianza en que ella tomará la decisión correcta”.

El presidente del Comité Judicial del Senado, Lindsey Graham (R-S.C.), dijo a los periodistas que cree que es una sugerencia “ridícula” que la justicia no pueda oír casos relacionados con las elecciones “porque fue nominada en un año electoral”.

“No hay descalificación legal. Ella no tiene un conflicto legal. Ella no decide la elección. Ella es solo un voto como todos los demás”, dijo Graham.

Mientras tanto, el Colegio de Abogados de EE.UU. —que Schumer ha descrito previamente como el “estándar de oro” para evaluar a los nominados judiciales— el domingo dio a Amy Coney Barrett su más alta calificación: “Bien calificada”.

Con información de Janita Kan, Jack Phillips y Reuters


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


¿Sabías esto?

36 occidentales se reúnen en China para una foto grupal: en 20 segundos llega la policía

Se sentaron a meditar en la principal plaza de Beijing. Su mensaje simple sorprendió a todos y su presencia sin precedentes pronto se convirtió en una noticia internacional.

TE RECOMENDAMOS