Se acerca la última Luna llena del otoño la noche del viernes: exploramos su significado ancestral

Por La Gran Época
22 de Noviembre de 2018 Actualizado: 23 de Noviembre de 2018

La luna llena de noviembre, llamada Luna Llena del Castor, adornará los cielos este viernes, un día después de la fiesta de Acción de Gracias en Estados Unidos en la madrugada del 23 de noviembre cuando la luna pasará cerca de Aldebarán, la estrella más brillante de Tauro. Será la última Luna llena del otoño, y queremos acercarte a algunos de sus significados antiguos.

Durante aproximadamente tres días, y cuando las manecillas del reloj marquen las 11:30 horas, la Luna aparecerá llena desde el jueves por la noche hasta el sábado por la mañana.

La luna se llenará oficialmente el 23 de noviembre a las 12:39 a.m. EST (0539 GMT), según la NASA. Para los observadores de la ciudad de Nueva York, la luna saldrá en la noche del 22 de noviembre (Día de Acción de Gracias) a las 4:36 p.m. y se pondrá a las 7 a.m. de la mañana siguiente, según el Observatorio Naval de los Estados Unidos.

Crédito de la imagen: NASA

Sobre el nombre de luna del Castor, esta era la época del año en que las antiguas tribus nativas americanas, principalmente la tribu Algonquin, colocaban trampas para castores con el fin de asegurar el suministro de pieles calientes de invierno antes de que los pantanos se congelaran, según The Old Farmer’s Almanac.

Las trampas tenían que colocarse antes de que los pantanos se congelaran, así que a más tardar en noviembre ya sería demasiado tarde.

Otra interpretación sugiere que el nombre de Luna Llena de Castor proviene de que los castores están ahora activos en su preparación para el invierno.

Los castores no hibernan, pero se vuelven menos activos en el invierno – lo que significa que tienen que hacer muchos preparativos antes de que el clima se ponga demasiado frío, incluyendo la construcción de depósitos de comida y la construcción y reparación de sus madrigueras y refugios.

Los nombres que a través de las edades han conservado las lunas, se deben a que estos nombres fueron acuñados por culturas antiguas de todo el mundo que durante mucho tiempo utilizaron el movimiento de la luna para orientarse y establecer horarios para cazar, plantar y cosechar, así como agradecer a los dioses por el buen desarrollo de estas actividades.

Una familia de Pawnee posa fuera de su casa de campo en Loup, Nebraska. Los pawnees son indios de las llanuras, la mayoría de los cuales eran nómadas y vivían en tipis. Foto de William Henry Jackson (1843-1942) (Foto de William Henry Jackson/Getty Images)

La última Luna llena del otoño también fue bautizada por las tribus de lo que hoy es el norte y este de Estados Unidos, como Luna Fría, porque su aparición en el cielo marcaba el comienzo de la época fría del año, al final de la estación donde las hojas de los árboles pierden sus colores verdes y comienzan a caer.

La página Skywise de la Universidad Washington del Oeste, enumera algunos de los nombres con los cuales los nativos apodaron a esta Luna Llena, según casi 30 tribus.

Muchas de ellos lo relacionan con el clima helado del invierno, o con los castores.

Un castor se esconde de los cazadores nativos americanos y sus perros, alrededor de 1800. Grabado de Howitt, publicado por Edward Orme, Londres, 1 de septiembre de 1809. (Foto de Hulton Archive/Getty Images)

Encontramos nombres como “yubaubi mua,” o dirigiéndose a la luna de invierno (tribu Comanche); “alangitapi”, o “moviéndose hacia el invierno” (Kalapuya); “echolee” o “luna helada” (Creek).

A pesar de sus diferencias lingüísticas, tanto los nombres de Luna del Castor como el de Luna Fria tienen connotaciones de preparación para el invierno.

Los antiguos europeos llamaron a este evento “Luna antes de Yule”. El Yule o Jul, se referiría a la Navidad de los Vikingos, y era una época del año para festejar con alegría la llegada de solsticio de invierno de tres días.

Esta última llena de otoño será tan brillante que tenderá a borrar a las estrellas de luz más tenues, incluso cuando se ve desde lugares con cielo oscuro. No obstante, en la noche del 22 al 23 de noviembre habrá unos cuantos planetas, especialmente Marte y Saturno, que serán visibles por alrededor de una hora y media después del atardecer en el cielo occidental.

Fases de la Luna. Crédito de la imagen NASA/Goddard Space Flight Center Scientific Visualization Studio

El planeta anillado estará en la constelación de Sagitario, y Marte estará en Libra, pero con luna llena esta última constelación será difícil de ver, ya que es bastante débil.

Otros planetas no serán visibles en los días alrededor de la luna llena, ya que estarán por debajo del horizonte. Una excepción es Urano, que estará en la mitad oriental del cielo a unos 28 grados sobre el horizonte en la constelación de Aries, pero Urano puede ser difícil de atrapar sin binoculares o un pequeño telescopio.

Se espera que el día festivo en EE. UU. sea uno de los más fríos registrados en muchas partes del país, así que la mayoría de la gente quizás no se anime a estar afuera mirando la luna, pero la luna llena de noviembre estará allí de todos modos.

La última Luna llena del año será en la víspera de Navidad, el sábado 22 de diciembre, y para el próximo año, el 21 de enero de 2019, habrá una superluna.

TE RECOMENDAMOS