Se conocieron en el gimnasio y comenzaron juntos un viaje de pérdida de peso de más de 270 kilos

Por La Gran Época
11 de Abril de 2019 Actualizado: 11 de Abril de 2019

Una mujer estaba probando por todos los medios perder peso cuando conoció a un hombre que ya había tenido éxito en ello. Inspirada por su historia sobre la pérdida de peso, ella se juntó con él y se comenzó una historia encantadora: ¡se casaron!

Ronnie Brower, de 32 años, de Syracuse, Nueva York, pesaba 306 kilos en 2012 y se embarcó en su viaje de pérdida de peso después çque los médicos le dijeran que solo le quedaban dos años de vida.

Según el Daily Mail, Ronnie dijo: “Estaba deprimido, adicto a las pastillas y al alcohol, comiendo 10 hamburguesas dobles con queso o dos pizzas grandes a la vez. Mi punto de inflexión fue que mi médico me dijo que si seguía así estaría muerto antes de los 30 años. Tenía 28 años”.

Marcó su mayor peso en 2013 y tuvo dificultades para salir de la casa de sus padres. Con mucha insistencia de un amigo, buscó ayuda de Mission Fitness y comenzó a hacer ejercicio tres horas al día y se mantuvo con una dieta baja en carbohidratos. Perdió 45 kilos en 100 días y finalmente pudo salir de casa para ir al gimnasio a hacer ejercicio.

“Mi trabajo de 24 horas al día era estar saludable y salvar mi vida”, dijo Ronnie, quien también mencionó que disfrutaba escuchar a Taylor Swift mientras hacía ejercicios. Utilizó Facebook para grabar su viaje de cuatro años, que atrajo la atención de una mujer, Andrea Masella, que también estaba tratando de perder 54 kilos.

Para entonces, Ronnie había perdido mucho peso después de 23 meses de ejercicios. “Me inspiró mucho y me pareció que era muy guapo. Empezamos a hablar en el gimnasio y odio que suene como cliché, pero fue amor a primera vista”, aseguró Andrea.

Su primera cita fue jugando al baloncesto y al ping pong en el gimnasio. “Nos reímos todo el tiempo”, recordó Ronnie.

Después de perder mucho peso, se sometió a cuatro operaciones para eliminar 13 kilos de su piel flácida y agradeció a Andrea por estar a su lado.

Adelantándose al 13 de mayo del 2017, la pareja se casó en su ciudad natal después de perder casi 272 kilos juntos, con su entrenador personal como padrino de Ronnie.

Y en 2019, ¡se estaban preparando para la llegada de su primer hijo!

“¡¡Voy a ser una mamá!!! La vida es un regalo precioso. Gracias Jesús!”, escribió Andrea en Facebook. “Ronnie, ¿estás listo para el viaje de nuestras vidas? ¡¡BEBÉ BROWER, JULIO DE 2019!!!”.

Andrea, que trabaja como peluquera, dijo que seguirían apoyándose mutuamente para tener un estilo de vida saludable y también aconsejando e inspirando a otros. “Los dos habíamos usado la comida como mecanismo de supervivencia; yo me comía mis sentimientos. Hemos pasado por un montón de asesoramiento para llegar a un acuerdo con eso y cambiar”, explicó.

“La gente viene a mí todo el tiempo, pidiendo consejos para bajar de peso”, dijo Ronnie. “Solo les digo que hay esperanza ahí fuera. Si lo quieres lo suficiente y te lo propones, cualquiera puede hacerlo”.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Repartidor de pizza deja boquiabiertos a sus clientes con un solo de Beethoven al piano

TE RECOMENDAMOS