Se debe prohibir TikTok ahora: La red social china, TikTok, recopila datos biométricos de EE.UU.

Por Anders Corr
07 de Junio de 2021
Actualizado: 07 de Junio de 2021

Opinión

La empresa china de redes sociales, TikTok, acaba de cambiar su política de privacidad para permitir la recopilación de datos biométricos estadounidenses, como reconocimiento facial y de voz, y también datos de huellas dactilares. La compañía, que se dirige a jóvenes de 13 a 24 años, ya puede recopilar extensas cantidades de información sobre sus desventurados usuarios, incluidos el nombre, la edad, la ubicación, las conexiones a las redes sociales, los nombres de archivos y los datos del portapapeles. Propiedad de la empresa ByteDance de Beijing, la compañía debería haber sido prohibida hace mucho tiempo. Pero usó los tribunales estadounidenses contra Estados Unidos para luchar por el acceso a los hogares estadounidenses, y ahora los demócratas se están demorando en aprobar leyes o políticas que prohíben la entrada de TikTok en Estados Unidos. Dadas las mentiras y la agresión territorial del Partido Comunista Chino (PCCh), que han causado millones de muertes en todo el mundo y un genocidio en China, ninguna empresa de tecnología de China tiene un lugar en Estados Unidos o en algún país que valore la vida y las libertades de sus ciudadanos.

TikTok tiene más de 730 millones de usuarios globales que miran la aplicación un promedio de 1,5 horas al día. Estados Unidos tiene más de 100 millones de usuarios de TikTok. El 17 por ciento de sus usuarios tienen entre 13 y 17 años, y el 42 por ciento entre 18 y 24 años. La mayoría de estos niños no están leyendo la política de privacidad y no tienen idea de que el PCCh quiere apoderarse del mundo.

Techcrunch reveló el cambio que TikTok hizo el 2 de junio a su política de privacidad, tal cambio dice que la aplicación “puede recopilar identificadores biométricos e información biométrica” del contenido de los usuarios. La empresa especificó “huellas faciales y huellas de voz”, pero no se limitó a estos datos biométricos, lo que le permite recopilar cualquier otra información biométrica también, incluidas las huellas dactilares y el reconocimiento de la marcha.

Estoy esperando el nuevo teléfono de Huawei con función de pinchazo que recolecta ADN. En esta nueva y valiente tecno-distopía, todo es posible. Durante las últimas décadas, nuestro gobierno ha permitido que los estadounidenses regresen al Salvaje Oeste nuevamente, las corporaciones de China son el nuevo tornado que arrasa comunidades enteras y sus datos personales.

Al parecer, las nuevas exigencias de TikTok en materia de datos biométricos no tienen ni pies ni cabeza. Según TechCrunch, “TikTok no pudo confirmar qué desarrollos de producto hicieron necesaria la adición de datos biométricos a su lista de revelaciones sobre la información que recoge automáticamente de sus usuarios”.

La nueva política de privacidad de TikTok solo requiere el consentimiento para la recolección de datos biométricos cuando dicho consentimiento es requerido por ley. Dice: “Podemos recopilar identificadores biométricos e información biométrica según se define en las leyes de EE.UU., como huellas faciales y de voz, de su contenido de usuario. Cuando lo exija la ley, le solicitaremos los permisos necesarios antes de dicha recopilación”.

Por lo tanto, Estados Unidos necesita, como mínimo, una ley federal que lo exija.

Actualmente, solo unos pocos estados de EE.UU. han adoptado leyes de privacidad biométrica. Entre tales estados está California, Illinois, Nueva York, Texas y Washington. Los usuarios de otros estados, por lo tanto, quedan completamente vulnerables a la obtención de datos de TikTok.

En Europa, las leyes de privacidad y protección de datos son más estrictas que en Estados Unidos, por lo que la nueva política de privacidad no se aplica allí.

TikTok puede ahora recopilar información sobre las imágenes y el audio de los contenidos de los usuarios, incluyendo “la identificación de los objetos y escenarios que aparecen, la existencia y la ubicación dentro de una imagen de los rasgos y atributos de la cara y el cuerpo, la naturaleza del audio y el texto de las palabras pronunciadas en tu contenido de usuario”.

La empresa ya podía recopilar información sobre los dispositivos de los usuarios, como ubicación, contenido, mensajes, nombres de archivos, patrones y ritmos de pulsación de teclas, nombre, edad, foto, cuentas de redes sociales, contactos de teléfonos y redes sociales, información de pago y contenido del portapapeles. Apple previamente detuvo a TikTok por recopilar información del portapapeles sin permiso del usuario.

TikTok admite que mantiene los datos de los usuarios estadounidenses en Singapur, desde donde los piratas informáticos y los servicios de inteligencia de China pueden acceder a ellos con relativa facilidad. La compañía ya pagó USD 92 millones para resolver una demanda colectiva de 2020 en Illinois por violar la Ley de Privacidad de la Información Biométrica de ese estado. La compañía supuestamente recopiló y compartió información personal y biométrica, incluida la información facial, sin el consentimiento del usuario.

La administración Trump intentó, con razón, prohibir TikTok, pero la compañía luchó contra nosotros en nuestros propios tribunales. Lo mismo no sería posible para una empresa estadounidense en China, que muestra cómo los políticos estadounidenses de ambos partidos, comprometidos con las corporaciones estadounidenses que hacen negocios en China, han dejado que China nos pase por encima.

Si bien TikTok afirma que nunca censura el contenido ni proporciona datos del usuario a las autoridades de China, la ley china exige que ByteDance lo haga cuando se le solicite. La empresa no puede garantizar que las autoridades chinas, que casi con certeza tienen células del Partido Comunista Chino dentro de la empresa, no puedan acceder a la información y proporcionarla a la policía o agencias de inteligencia de China. Nadie a quien le importe su vida o su carrera en China trataría en su sano juicio de evitar que los funcionarios chinos entren por la puerta principal, tomen lo que quieran y vuelvan a salir. Si alguien muestra su vinculación al PCCh, en China, no se hacen preguntas y se produce un silencio criminal llamado omertà.

Mientras tanto, la administración de Biden, un tipo agradable, no tiene clara su posición con respecto a TikTok. Eso es un incumplimiento del deber de nuestro gobierno hacía la protección a los ciudadanos estadounidenses y a su privacidad frente al régimen chino.

Anders Corr tiene una licenciatura/maestría en ciencias políticas de la Universidad de Yale (2001) y un doctorado en gobierno de la Universidad de Harvard (2008). Es director de Corr Analytics Inc., editor del Journal of Political Risk, y ha realizado una extensa investigación en América del Norte, Europa y Asia. Es autor de “The Concentration of Power” (que se publicará en 2021) y “No Trespassing”, y editó “Great Powers, Grand Strategies”.

Siga a Anders en Twitter: @anderscorr


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS