Se hizo “el muerto”: alcalde se escondió en ataúd tras infringir toque de queda en Perú

Por BioBiochile - Jorge Enríquez Carrera
22 de Mayo de 2020
Actualizado: 22 de Mayo de 2020

Parece que no solo se hacen los “vivos”, sino también se hacen “los muertos”. Un alcalde peruano se escondió en un ataúd para evitar ser sorprendido por la policía de ese país, mientras participaba de una fiesta y bebía alcohol en pleno toque de queda por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como nuevo coronavirus.

Según informó “El Comercio” de Perú, el alcalde del distrito de Tantará, en la provincia de Castrovirreyna, en la región Huancavelica, Jaime Rolando Urbina Torres, fue detenido por agentes de la Policía Nacional por trasgredir la restricción y el distanciamiento social durante la emergencia nacional y mundial por el COVID-19.

A Urbina Torres no se le ocurrió mejor idea que esconderse dentro de un ataúd sin tapa para evitar su detención y que los agentes creyeran que era un cadáver y que había fallecido a causa del COVID-19.

Sus dos acompañantes también se ocultaron en los cajones y, finalmente, todos descubiertos fueron trasladados a la comisaría de la localidad.

De acuerdo a la misma publicación, el alcalde Jaime Rolando Urbina Torres habría estado ebrio al momento de su detención.

También, se señala que Urbina ha sido cuestionado antes por la comunidad a la que representa.

Se describe que el 9 de mayo pasado fue obligado a asistir a una reunión comunal de emergencia en la Plaza de Armas de Tantará debido a que los moradores le reclamaban una supuesta desatención en medio de la pandemia.

Así, tras el desaguisado, el jefe comunal de Tantará fue trasladado a la comisaría de la jurisdicción por transgredir las normas sanitarias y, por supuesto, deberá responder por su “viveza” ante la Justicia.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

La subversión comunista china de la OMS socavó la respuesta a la pandemia

TE RECOMENDAMOS