¿Se pueden evitar los accidentes en el invierno?

Por Roger Rivero
22 de Mayo de 2019 Actualizado: 22 de Mayo de 2019

Aunque el invierno recién acaba, aún sigue nevando en muchas partes, y ha sido este año uno de los más notables por las grandes nevadas y masivos choques automovilísticos en cadena. El más reciente ocurrió entre más de 45 automóviles en febrero pasado en Missouri, donde una persona murió y varias resultaron heridas. Un promedio de 900 a 1,200 personas pierden la vida en Estados Unidos anualmente debido a accidentes de autos en condiciones invernales. Más de 120,000 sufren lesiones por la misma causa. Las fatalidades se multiplican en Europa, Asia y América del Sur, donde durante el invierno las carreteras se cubren de hielo y nieve. Algunas técnicas de manejo bajo estas condiciones y el uso de neumáticos o gomas apropiadas, podrían reducir sustancialmente estos números.

Para aprender algunas de estas técnicas y ponerlas en práctica, fuimos invitados por Toyota para un día de entrenamiento en la Escuela de manejo de invierno de Bridgestone, en Steamboat Springs, Colorado. Tuvimos dos autos a nuestra disposición para las clases: el completamente nuevo Toyota RAV4, y el legendario híbrido Prius, que estrena por primera vez tracción total o AWD.

La tecnología en autos modernos puede hacer la diferencia. El nuevo sistema de tracción del RAV4, llamado “Dynamic Torque Vectoring All-Wheel Drive”, demostró ser de gran ayuda para mantener el auto en la dirección deseada, dirigiendo el poder de tracción y torque a distintas ruedas dependiendo de la demanda o cuando la computadora detecta deslizamientos.  La mayor sorpresa provino del Prius, ese icónico auto de Toyota que es halagado por muchas virtudes, no precisamente por su habilidad de responder con eficiencia a condiciones invernales de las carreteras. El nuevo Prius está disponible con tracción total o AWD, un sencillo pero eficiente sistema de tracción que se activa a partir de las 6 millas mediante un motor eléctrico de 71 caballos de fuerza para las ruedas motrices traseras.  

Su propósito es simplemente mejorar la tracción y permitir que el Prius se aleje de una parada en condiciones resbaladizas, lentamente, por supuesto, pero en la vida real, una verdadera panacea para todos los que adoran este modelo por su tremenda economía de combustible, y que hasta ahora se han visto limitados en su uso durante episodios invernales. En nuestro entrenamiento, la adición de tracción total en el Prius resultó de increíble ayuda a la hora de escalar elevaciones resbalosas.

Aprendimos durante este día de entrenamiento, que las tácticas de manejo invernal requieren de algún tiempo para dominar y, sobre todo, que algunas demandan la “desprogramación” de viejos hábitos sembrados en nuestro cerebro por años. Mucho más fácil es educarse para recordar, que ciertos sencillos consejos que muchas veces obviamos pueden evitar estar involucrados en un accidente. Las normas más elementales -y muchas veces no observadas- de mantener suficiente distancia y regular la velocidad en primer lugar. Estar atentos a superficies que se enfrían más rápido, como puentes y elevados, o lugares donde el sol no caliente, así como evitar usar guantes o botas grandes al momento de conducir se unen a la lista.

A la prudencia y pericia de los conductores y la tecnología de los autos, se une un factor que, en mi opinión, es capital para sobrepasar con éxitos malas condiciones de tiempo como nieve o hielo. Por primera vez he tenido la oportunidad de conducir autos provistos con llantas o gomas de invierno. Las “Blizzak”, del fabricante Bridgestone, demostraron ser quizás la más eficiente de las herramientas a nuestra disposición. Por casi 20 años he vivido en una ciudad donde la nieve es más bien esporádica, por lo que cuando cae en exceso, la mayoría usa cadenas, una opción poco práctica y muy nociva para la vida de las carreteras.

Una encuesta no científica realizada entre mis amigos y compañeros de trabajo me demostró que muchos hispanos piensan que los neumáticos de invierno no son más que una estrategia de mercadeo para hacernos gastar más. Después de un día de intenso entrenamiento y práctica en esta escuela de manejo en dos vehículos de Toyota equipados con gomas de invierno Blizzak, no me quedó duda alguna de que la tracción que proporcionan este tipo de neumáticos no solo hace la diferencia, sino que pueden salvarnos la vida en caso de un posible accidente.

La mayoría de los accidentes de tránsito en condiciones invernales son evitables. Con la ayuda de tecnologías en los autos modernos como las demostradas en el RAV-4 y Prius de Toyota, técnicas de manejo como las aprendidas en la escuela de Bridgestone, usando neumáticos de invierno, pero, sobre todo con mucha, mucha cautela y prudencia, nuestras vías estarán más libres de accidentes durante esta hermosa estación del año, que demuestra ser la más peligrosa en las carreteras.

TE RECOMENDAMOS