Se registra el primer caso de muerte por cigarrillo electrónico en México

Por Debora Alatriste
11 de Noviembre de 2019 Actualizado: 11 de Noviembre de 2019

El pasado 29 de octubre, falleció una persona de 18 años por el uso de vapeadores en México, siendo el primer caso de este tipo en el país, según reportaron diferentes medios informativos.

El 14 de octubre el joven del estado de San Luis Potosí, cuyo nombre no se dio a conocer, fue ingresado con un cuadro pulmonar severo al Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto” ubicado en la capital.

Recibió cuidados intensivos, pero debido a la gravedad de su condición falleció el 29 de octubre de una neumonía atípica.

El Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicosa (INDRE), dependiente de la Secretaría de Salud de México, se encargó de confirmar, luego de numerosos análisis, que el deceso estaba relacionado con el uso de cigarrillos electrónicos.

El Director de Salud Pública, Miguel Lutzow Steiner, señaló que al joven también se le realizaron análisis para determinar si el caso se trataba de una afectación cardíaca, pulmonar o infecciosa, inclusive pruebas de influenza, HIV y otras enfermedades transmisibles, pero todos los estudios resultaron negativos, según informes de medios.

Los CDC señalaron que detectaron más de 149 casos posibles de enfermedades pulmonares graves asociadas a los cigarrillos electrónicos. EFE/Brenda Ramos/Archivo

La Secretaría de Salud emitió con anterioridad, el 28 de septiembre, un aviso epidemiológico sobre el vapeo en México, informando sobre los síntomas y patrones mostrados en los casos vinculados a dolencias con la finalidad de “identificar oportunamente la presencia de casos de enfermedad pulmonar aguda grave, posiblemente asociada con uso de cigarrillos electrónicos y/o vapeo, para atenderlos oportunamente”, luego de que en Estados Unidos, al 27 de septiembre, ya se contaba con un registro de “805 casos de lesión pulmonar” y 12 muertes confirmadas en diez estados por el uso de vapeadores.

 

El comunicado oficial del gobierno mexicano advierte que el vapor de un cigarrillo electrónico “puede contener sustancias potencialmente dañinas como compuestos orgánicos volátiles, partículas finas, metales pesados como níquel, estaño, plomo, sustancias químicas cancerígenas, saborizantes como el diacetilo, sustancia química vinculada a enfermedad grave de los pulmones”.

Por su parte, el presidente de EE. UU. Donald Trump, dijo el 10 de noviembre que debido a los avances en la investigación sobre la reciente ola de enfermedades y muertes relacionadas con el uso de vapeadores, su administración está planeando elevar el límite de edad a 21 años para el uso de los mismos.

Uno de los descubrimientos recientes vinculado a los casos de enfermedades fue el acetato de vitamina E, realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). El compuesto fue encontrado en 29 pacientes con lesiones relacionadas al vapeo.

Este hallazgo constituye la primera evidencia que relaciona la sustancia con las lesiones pulmonares asociadas a los cigarros electrónicos.

La vitamina se encuentra en muchos alimentos y generalmente no causa daño cuando se ingiere como un suplemento vitamínico, pero cuando se inhala acetato de vitamina E, “puede interferir” con el funcionamiento normal de los pulmones, según los CDC.

El acetato de vitamina E se utiliza como aditivo en la producción de cigarrillos electrónicos o productos de vaporización “porque se parece al aceite de THC”, según la agencia.

El THC es el principal componente psicoactivo del cannabis.

*****

Te puede interesar:

Sterling Campbell, baterista de David Bowie, cuenta cómo dejó las drogas en solo 2 semanas

TE RECOMENDAMOS