Cuando la música es decadente, es el final de la dinastía

Por La Gran Época
31 de Mayo de 2020
Actualizado: 01 de Junio de 2020

Wan Baochang era un talentoso músico que vivió durante la dinastía Sui. No sólo tenía un profundo conocimiento del sonido y de la música, sino que también tenía oído para la semántica de la música. Una vez Wan predijo acertadamente la caída de una dinastía a partir de escuchar el sonido de una pieza que tocaron en la corte del emperador Sui.

Wan había servido como músico de la corte real desde su infancia; la música era algo profundamente imbuido en su ser.

Cuando hablaba de música con un amigo durante la cena, Wan demostraba sus ideas musicales con los cubiertos y otros objetos seleccionados al azar. A pesar de que normalmente solo manejaba un rango de dos octavas, fue capaz de hacer bella música polifónica con una serie de instrumentos de cuerda y viento.

Una composición musical llamada Zhou Li se hizo conocida entre los músicos como una pieza imposible de tocar durante la época de Wan. Sin embargo cuando la gente le pedía a Wan que la tocara, él de inmediato comenzaba a tocar. Todo el mundo estaba impresionado por su habilidad.

Antes de la dinastía Sui, no había ningún sistema de sonido integral en la música china. Cuando se estableció la dinastía Sui, el canciller Zheng Yi y un grupo de funcionarios crearon un sistema de sonido y varios instrumentos, a pedido del emperador.

Imagen ilustrativa (janeb13/Pixabay)

Cuando el emperador le preguntó a Wan su opinión acerca de su progreso musical, Wan dijo la verdad: “Tal deterioro de sonidos no es adecuado para su majestad”.

El emperador no estaba feliz de ver sus esfuerzos criticados de manera tan dura.

Wan luego explicó que la música sonaba triste, indecente, y decadente; y que no era nada agraciada ni recta. Le pidió permiso al emperador para afinar los instrumentos usando una herramienta que había inventado para este propósito. El emperador accedió.

Wan se puso inmediatamente a trabajar. Hizo varios instrumentos, todos con un sonido más grave que los de Zheng. Esto hacía que sonaran más elegantes. También escribió una colección de 64 volúmenes, titulados Partituras Musicales, con descripciones detalladas de cómo llevar la música a una clave diferente.

El sistema musical que creó incluía 84 escalas, 144 ritmos, y 1.800 sonidos.

(Keystone/Getty Images)

Un día, después de escuchar a otros músicos tocando una pieza en la corte real, Wan lloró. Cuando los demás le preguntaron por qué, respondió: “Esta música suena hedonista, emocional y triste. En breve habrá una guerra y la caída de la nación resultará inevitable”.

Era una época de paz y prosperidad en la dinastía Sui, y la gente no tomó en serio sus palabras. Sin embargo, pronto comenzaron varias revueltas populares, y, finalmente, la dinastía Sui llegó a su fin, tal como Wan lo predijo.

Desde el inicio de los tiempos, la música ha sido un reflejo de las normas morales de la sociedad. Se cree que la música elegante y recta indica un plano moral elevado y sugiere la estabilidad de la sociedad y la longevidad de una dinastía. Por otra parte, se piensa que la música indecente indica la decadencia moral y predice el final de una sociedad o dinastía en un futuro cercano.

Este artículo fue publicado originalmente en Minghui.org

 


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

India cancela pedido de kit de prueba de China defectuosos

TE RECOMENDAMOS