Secretario de Seguridad Nacional de EE.UU. filtró detalles de la operación para deportar inmigrantes ilegales

Por Ivan Pentchoukov - La Gran Época
24 de Junio de 2019 Actualizado: 25 de Junio de 2019

El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Kevin McAleenan, filtró la hora y el lugar de las próximas redadas por parte de las autoridades de inmigración para sabotear sus operaciones, según cinco funcionarios y exfuncionarios no identificados que hablaron con The Washington Examiner.

El 22 de junio, el presidente Donald Trump pospuso las redadas por dos semanas y escribió en Twitter que lo hizo a petición de los legisladores demócratas, quienes solicitaron tiempo adicional para encontrar una solución a la crisis fronteriza. Los cinco funcionarios le dijeron al examinador que Trump canceló el plan debido a la infiltración.

Trump reveló el 17 de junio, que la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) comenzaría a deportar a inmigrantes ilegales en grandes cantidades la siguiente semana. El presidente no reveló la fecha o ubicación exacta de la operación planeada. Cuatro días después, el 21 de junio, The Washington Post informó que las redadas comenzarían el 23 de junio en Houston, Chicago, Miami y Los Ángeles.

La historia del Washington Post, escrita por un periodista que viajó por avión con McAleenan, antes de la publicación de la filtración, incluye varias cuentas no atribuidas que detallan cómo McAleenan argumentó contra las redadas a gran escala. McAleenan, en cambio, abogaba por operaciones a escala pequeña que no atraigan tanta reacción de los medios, informó el Post.

“Yo sé que él no aprobaba esta operación durante meses”, le dijo una persona al Examiner. “El presidente no filtraría eso. ICE no filtraría eso. Solo hay unas pocas personas involucradas en estas discusiones… El único que pudo haber compartido los detalles de esas operaciones fue Kevin [McAleenan]”.

“Eso es lo que creemos”, dijo otro funcionario, cuando se le preguntó si McAleenan fue la fuente de la filtración. “El secretario no aprobaba [este plan] desde el primer día”.

Un tercer funcionario le dijo al Examiner que McAleenan “se preocupa más por lo que piensan los liberales y los que están en contra de Trump en el Congreso y los medios de comunicación [que] expresan la misión de su departamento”.

“Esto dejará una marca que no se borrará en su mandato”, escribió el tercer funcionario en un mensaje de texto al Examiner.

En una entrevista con Fox News, poco después de la filtración del Washington Post, el exdirector interino de ICE, Thomas Homan, acusó a McAleenan de estar en contra de las redadas planeadas.

“El secretario interino de Seguridad Nacional (McAleenan) se resiste a lo que ICE está tratando de hacer. En la noticia del Washington Post y en numerosos medios de comunicación, él no apoya esta operación”, dijo Homan a Fox.

“Y te digo que si esa es su posición, entonces él está en el lado equivocado de este problema. No les dices a los hombres y mujeres del ICE un día antes de que salgan a realizar esta operación”.

Homan dijo que era consciente de quién era la fuente de filtración. Además de dar información sensible a los extranjeros ilegales, la filtración también puso a los oficiales de ICE en peligro, agregó Homan.

“Esa historia solo beneficia a una persona”, dijo Homan, poco después de criticar a McAleenan.

El director interino de ICE, Mark Morgan, dijo a los reporteros la semana pasada, que las redadas planeadas son necesarias para mantener la integridad del sistema de inmigración. Los funcionarios también quieren usar la redada para enviar un mensaje a las familias que planean ingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

Casi un millón de extranjeros ilegales con órdenes definitivas de deportación se encuentran en los Estados Unidos. ICE tiene un promedio de 7000 deportaciones por mes.

Las redadas planeadas apuntarían específicamente a 2000 extranjeros ilegales a quienes se les emitieron órdenes de deportación luego de recibir el debido proceso en expedientes expeditos de los tribunales de inmigración.

“Las personas que ICE detendrá ya tienen orden para ser deportadas. Esto significa que han huido de la ley y han huido de los tribunales. Estas son personas que se supone que deben regresar a su país de origen. Rompieron la ley al ingresar al país y ahora se quedan”, escribió Trump en Twitter el 22 de junio.

***

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS