Sector privado reforzará producción de kits de prueba de COVID-19 ante insuficiencia de laboratorios

Por Ella Kietlinska
29 de Marzo de 2020
Actualizado: 29 de Marzo de 2020

Quince empresas privadas han incrementado la producción de kits de prueba de COVID-19 a millones de unidades para ayudar a cubrir un importante déficit de capacidades de diagnóstico en EE.UU. después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) les concediera la aprobación de uso de emergencia entre el 12 y el 27 de marzo.

Anteriormente, los kits de prueba distribuidos a los laboratorios estatales y locales, que fueron desarrollados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU., tenían componentes defectuosos y producían resultados no concluyentes. Durante más de cinco semanas después de que se confirmara el primer caso en EE.UU., solo siete laboratorios de Nueva York tenían la capacidad de realizar pruebas para detectar el virus del PCCh localmente. Los gobernadores de todo el país han estado pidiendo más kits de prueba.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa el COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus del PCCh se propagara por toda China y creara una pandemia mundial.

Sin embargo, incluso con el respaldo comercial y las aprobaciones regulatorias, la limitada infraestructura de pruebas en los hospitales y la poca disponibilidad de personal para realizar las pruebas han llevado a un cuello de botella, dijo a Reuters Severin Schwan, CEO de Roche, fabricante de kits de pruebas de COVID-19.

Roche

El director general de Roche Diagnostics Corporation, Matthew Sause, pronuncia unas palabras durante una conferencia de prensa en la que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la declaración de una emergencia nacional como reacción a la actual pandemia mundial de coronavirus en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca en Washington el 13 de marzo de 2020. (Chip Somodevilla/Getty Images)

Roche, una multinacional de la salud con sede en Suiza, recibió el 13 de marzo una autorización de uso de emergencia de la FDA para su primera prueba comercial de COVID-19, según un comunicado de la empresa. La compañía puede producir cada mes millones de pruebas, que son compatibles con 110 de los sistemas de laboratorio totalmente automatizados de Roche disponibles en Estados Unidos, y 717 más en todo el mundo, según un informe del Nasdaq. El rendimiento de los equipos de laboratorio de Roche varía según el modelo, desde 96 resultados en unas 3 horas hasta 960 resultados en 8 horas, según el comunicado.

La compañía comenzó a enviar sus equipos de prueba a hospitales y laboratorios a un ritmo de 400,000 por semana a principios de marzo, según un informe del Nasdaq.

Schwan dijo que la capacidad de pruebas en los hospitales y laboratorios, dado el número de personal que puede realizar las pruebas, es insuficiente para realizarlas a todos los pacientes, y hacerlo puede retrasar el tiempo de diagnóstico para los pacientes de alto riesgo. Solo deben ser examinados aquellos que representan un alto riesgo de transmisión y aquellos que muestran síntomas del virus del PCCh, añadió.

Un técnico de laboratorio comienza a realizar pruebas semiautomáticas de COVID-19 en los Laboratorios de Salud de Northwell en Lake Success, Nueva York, el 11 de marzo de 2020. (Andrew Theodorakis/Getty Images)

Thermo Fisher Scientific

La FDA también emitió una autorización de uso de emergencia a Thermo Fisher Scientific, un proveedor americano de investigación en ciencias biológicas, el 13 de marzo para su kit de prueba de COVID-19. El kit de prueba de Thermo Fisher puede evaluar hasta 94 muestras a la vez con un tiempo de respuesta de cuatro horas, según un comunicado de la empresa.

La compañía dijo que buscaba producir alrededor de 2 millones de pruebas por semana, con planes de aumentar la producción a 5 millones por semana durante abril.

El CEO de Thermo Fisher, Marc Casper, dijo a CNBC que sus kits de pruebas han sido enviados a 200 laboratorios en todo el país, a los cuales los consultorios médicos o centros de pruebas pueden enviar sus muestras.

Laboratorios Abbott

Campus de Laboratorios Abbott en Abbott Park, Illinois, febrero de 2004. (Foto de Tim Boyle/Getty Images)

El 18 de marzo, la FDA también concedió una autorización de uso de emergencia a la empresa Abbott Laboratories para vender kits de prueba para COVID-19. Abbott respondió enviando inmediatamente 150,000 kits de prueba y aumentará la producción hasta un millón de pruebas por semana, según un comunicado de la compañía.

Los equipos de prueba de Abbott se fabrican en Estados Unidos y están hechos para ser aplicados en los equipos de prueba de Abbott que ya están instalados en 175 hospitales y laboratorios en todo Estados Unidos, según el comunicado. El rendimiento de los equipos de prueba de Abbott es de hasta 470 pruebas en 24 horas por máquina.

El presidente y CEO de Abbott, Miles D. White, dijo en el comunicado: “Un desafío mundial como el coronavirus requiere el compromiso y la cooperación de todos los que tienen la capacidad de ayudar a abordarlo”.

“Este es un ejemplo de lo que la gente puede lograr cuando se unen en un momento de gran necesidad”, dijo a Reuters John Hackett, vicepresidente divisional de investigación aplicada y tecnología de Abbott.

Isabel van Brugen y Reuters contribuyeron a este informe.

****

A continuación

China pierde 21 millones de usuarios de teléfonos ¿Cuántos por la pandemia?

TE RECOMENDAMOS