Secuestran a un futbolista argentino y lo liberan tras el pago del rescate

Por Noticia de agencia
25 de Enero de 2020
Actualizado: 25 de Enero de 2020

El futbolista argentino del Club Atlético Lanús Lautaro Valenti fue víctima de un secuestro este sábado a la madrugada en la localidad bonaerense de Avellaneda y fue liberado al poco tiempo tras el pago del rescate, confirmaron desde el propio club en un comunicado.

Valenti, que ese mismo día había jugado un partido de Superliga contra Aldosivi en la ciudad costera de Mar del Plata (Buenos Aires), sufrió este incidente horas después, junto con un amigo al que también secuestraron, y desde el equipo comunicaron que el central se encuentra “en perfecto estado de salud”.

La situación se resolvió al poco tiempo, cuando el representante del defensor accedió a pagar 5000 dólares y 3000 pesos argentinos (unos 50 dólares) por ambos, informaron a Efe fuentes cercanas a la investigación.

“Las autoridades del Club Lanús, tras haber tomado conocimiento de lo ocurrido, se pusieron inmediatamente a disposición de Lautaro para brindarle toda la contención necesaria”.

“A su vez -añadieron- la institución envía su agradecimiento a las autoridades policiales y judiciales por la pronta acción en este episodio”.

Valenti, de 21 años, se ha ganado el puesto de titular en el equipo bonaerense, que marcha sexto en la liga nacional.

Historias de convicción

Trabajó para la mafia y fue un adicto durante décadas, al fin se libera con ayuda de la meditación

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS