Su secuestro a los 14 años la marcó de por vida, ahora comparte 3 importantes consejos a los padres

Por Louise Bevan
11 de Septiembre de 2019 Actualizado: 12 de Septiembre de 2019

Elizabeth Smart, de 14 años de edad, fue secuestrada de la casa de su familia en Salt Lake City, Utah, en 2002. Se la llevó un hombre que no era un extraño para los Smart. Fue el comienzo de una prueba devastadora de nueve meses, y que resonaría por el resto de la vida de Elizabeth.

Un hombre se metió en la habitación compartida de Elizabeth y su hermana Mary por la noche. Sacó a la aterrorizada adolescente de su casa apuntándole un cuchillo; mientras Mary, de 9 años de edad, observaba, horrorizada hasta quedar en silencio.

Más tarde, el hombre fue identificado como Brian David Mitchell, un “hombre extraño”, recordó Mary, que con anterioridad había sido empleado ocasionalmente para realizar trabajos manuales en la propiedad de la familia Smart. Esta vez, Brian tenía intenciones mucho más nefastas.

Llevó a Elizabeth a las montañas, donde pasaría los siguientes nueve meses cautiva con Brian y su esposa, Wanda Eileen Barzee. Elizabeth soportó horrendos abusos diarios y fue amenazada de muerte si intentaba escapar. Pero su desaparición no pasó desapercibida.

Secuestro de Elizabeth Smart
El jefe del Departamento de Policía de Salt Lake City, Rick Dinse, responde preguntas durante una conferencia de prensa en Salt Lake City, Utah, el 19 de junio de 2002 (Mauricio Menjivar/© Getty Images)

De vuelta en Salt Lake City, un alboroto mediático estaba en pleno apogeo.

La historia de Elizabeth había sido cubierta por America’s Most Wanted. En lo que resultaría ser un momento de pura casualidad, la adolescente secuestrada fue reconocida por un motociclista, en público, que la había visto en la televisión.

Brian David Mitchell
Brian David Mitchell, en una foto policial publicada por el departamento del sheriff del condado de Salt Lake el 12 de marzo de 2003 (Departamento del sheriff del condado de Salt Lake/© Getty Images)

Cómo informó  AZ Central, el 12 de marzo de 2003, dos patrullas de policía se detuvieron junto a Elizabeth y sus secuestradores en un estacionamiento de Walmart, y la valiente adolescente tuvo el coraje de identificarse a sí misma. “Soy la chica más afortunada del mundo”, dijo Elizabeth, después de su rescate.

Wanda Ilene Barzee
Wanda Ilene Barzee, en una foto policial lanzada desde el departamento del Sheriff del Condado de Salt Lake el 12 de marzo de 2003 (Departamento del Sheriff del Condado de Salt Lake/© Getty Images)

Elizabeth tuvo la oportunidad de dirigirse a Brian, su agresor, antes de que lo encerraran. “Sé que sabes que lo que hiciste estuvo mal”, dijo ella, según lo citado por  Fox News. “Lo hiciste con pleno conocimiento. Pero quiero que sepas que tengo una vida maravillosa”.

Elizabeth Smart
Ed y Lois Smart con su hija Elizabeth en el Rose Garden de la Casa Blanca en Washington, DC, el 30 de abril de 2003 (Alex Wong/© Getty Images)

Y lo hace. Elizabeth, que ahora tiene 31 años, es una madre casada de tres hijos que vive en Park City, Utah. Trabaja como activista de seguridad infantil y comentarista para ABC News, y ha escrito dos libros titulados My Story y Where There’s Hope. “Sentí que merecía contar mi historia”, dijo Elizabeth.

Ver esta publicación en Instagram

Happy Sunday 😘

Una publicación compartida por Elizabeth Smart (@elizabeth_smart_official) el

Pronto apareció una película y un documental que cuenta la historia del secuestro de Elizabeth. Para promocionar el documental, ella participó voluntariamente en el evento “Pregúntame cualquier cosa” en Reddit, y una de sus respuestas se convirtió en un triple consejo para padres de todo el mundo.

“En tu opinión como defensora de los niños”, surgió la pregunta pertinente que provocó los consejos de Elizabeth, “¿cuáles son algunos pasos prácticos y de sentido común que los padres pueden tomar para ayudar a sus hijos a evitar el abuso?”.

Elizabeth respondió, compartiendo tres cosas que cada padre debe asegurarse de que su hijo sepa. En primer lugar, la sobreviviente del abuso aconsejó, asegúrate de que su hijo sepa que es amado incondicionalmente, y asegúrate, añadió, de que tu hijo sepa lo que significa “incondicionalmente”.

Elizabeth Smart
Elizabeth Smart en el escenario en el Summer Press Critical Association Press Tour en el Beverly Hilton Hotel en California, el 28 de julio de 2017 (Michael Kovac/© Getty Images)

En segundo lugar, Elizabeth continuó, empodera a tu hijo asegurándote de que sepa que nadie, sin importar su posición o estatus, tiene el derecho de lastimarlo.

En tercer lugar, si alguien le hace daño o amenaza a tu hijo, él necesita saber lo importante que es hablar, terminó Elizabeth. En cuanto a los niños y adolescentes que son secuestrados, como lo fue Elizabeth hace muchos años: “Todavía hay sobrevivientes que regresan a casa”, dijo.

“Por eso no podemos rendirnos”.

Niño fue separado de su mamá a los 12 años pero nunca perdió la fe de volverla a ver


Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS