Senador de EE.UU. presentará una ley de asilo para Hong Kong

Por Frank Fang
01 de Junio de 2020
Actualizado: 01 de Junio de 2020

El senador Ben Sasse (R-Neb.) ha anunciado un plan para introducir una nueva legislación esta semana para conceder automáticamente el asilo a las personas en Hong Kong.

“La voluntad del Partido Comunista Chino de romper las obligaciones del tratado con Hong Kong muestra al mundo que no se puede confiar en que Beijing cumpla ningún acuerdo”, dijo Sasse, miembro del Comité de Inteligencia del Senado, en un comunicado de prensa de su oficina el 30 de mayo.

El jueves pasado, el parlamento títere chino, la Asamblea Popular Nacional del Partido Comunista (APN), adoptó una ley de seguridad nacional para Hong Kong que otorga al aparato de seguridad de Beijing la capacidad de operar en la ciudad.

Un día después de la decisión de la APN, el presidente Donald Trump anunció medidas para reducir los vínculos con Hong Kong, con planes para adoptar acciones como la revocación del estatuto comercial especial de Hong Kong con los Estados Unidos y la imposición de sanciones a Hong Kong y a los funcionarios chinos “directa o indirectamente implicados en la erosión de la autonomía de Hong Kong”.

El secretario de Estado Mike Pompeo dijo a Fox News el domingo que Trump le había dicho que “revisara cada trato preferencial que Hong Kong tenía y trabajara para eliminarlo”.

Actualmente Hong Kong disfruta de múltiples tratamientos especiales que no están disponibles para China bajo la ley de los Estados Unidos. Según un informe del 29 de mayo de la Comisión asesora de Examen Económico y de Seguridad EE.UU.-China (USCC), estos tratamientos incluyen el reconocimiento de Hong Kong como un territorio aduanero separado con condiciones diferenciadas de acceso a las exportaciones estadounidenses de tecnologías sensibles.

A principios de la semana pasada, Pompeo certificó que Hong Kong ya no es autónomo de China e informó de ello al Congreso para su examen anual en virtud de la Ley de derechos humanos y democracia de Hong Kong de 2019.

“Las víctimas del comunismo siempre encontrarán refugio en los Estados Unidos”, añadió Sasse. “Los valientes hongkoneses que han mirado fijamente la amenaza de la opresión comunista encontrarán seguridad aquí hasta que su hogar sea libre”.

El comunicado de prensa no indica qué tipo de documentación necesitarán los hongkoneses para solicitar asilo en los Estados Unidos.

Desde el comienzo de las protestas masivas de Hong Kong en junio pasado, la policía de Hong Kong ha arrestado a más de 8000 personas. Ha habido muchos casos en los que manifestantes y periodistas de Hong Kong han sido víctimas de violencia policial.

A fecha del mes de febrero, la policía había disparado 16,191 balas de gas lacrimógeno, 10,100 balas de goma, 2033 cartuchos bean bag y 1491 botellas de spray pimienta para dispersar a los manifestantes, según un informe del organismo de control de la policía de la ciudad. El organismo de control, el Consejo Independiente de Quejas contra la Policía, ha sido criticado por el Comité de Derechos Humanos de la ONU por su falta de independencia, ya que sus miembros son nombrados por la jefe ejecutiva de Hong Kong. El organismo no tiene poderes de investigación y no puede convocar o proteger a sus propios testigos.

La ONG con sede en París Reporteros Sin Fronteras (RSF) advirtió el 26 de mayo que la ley de seguridad nacional pondrá en peligro la libertad de prensa en Hong Kong.

“La seguridad nacional es el pretexto que las autoridades chinas utilizan con mayor frecuencia para justificar el encarcelamiento de periodistas en condiciones que representan una amenaza para sus vidas, llegando incluso a imponer una cadena perpetua”, declaró Cédric Alviani, director de la oficina de RSF en Asia Oriental.

El 28 de mayo, la Federación Americana del Trabajo y el Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), la mayor coalición de sindicatos de Estados Unidos, otorgó su premio anual de derechos humanos, el premio George Meany-Lane Kirkland Human Rights Award, al Frente de Derechos Humanos Civiles (CHRF), una coalición de grupos prodemocracia con sede en Hong Kong.

“Me enorgullece estar a su lado en su lucha por proporcionar una amplia plataforma para que los sindicatos, las organizaciones civiles y de derechos humanos y otros aliados coordinen y promuevan una agenda para la democracia y los derechos fundamentales de los trabajadores y los derechos humanos”, dijo el presidente de la AFL-CIO, Richard Trumka, en un comunicado de prensa.

Trumka pidió al gobierno de Hong Kong, favorable a Beijing, que retirara los cargos contra 15 activistas prodemocracia (entre ellos el coordinador adjunto de la CHRF, Figo Chan) que fueron arrestados en abril.

La CHRF, en una declaración del 31 de mayo, dijo que el premio pertenecía a todos los que han participado en la actual protesta por las libertades básicas en la ciudad.

“Espero que todos continúen trabajando duro en el futuro, para continuar con nuestros llamamientos a favor de las cinco demandas y [para] oponernos a la ley de seguridad nacional”, declaró la CHRF. Las cinco demandas incluyen una investigación independiente sobre la violencia policial y el sufragio universal.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Un hombre se desmaya en un parque de Wuhan, China | Virus del PCCh | Coronavirus | COVID-19

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

TE RECOMENDAMOS