Senador Hawley critica a la NBA por no tomar una posición sobre China

Por Frank Fang
30 de Julio de 2020
Actualizado: 30 de Julio de 2020

El senador Josh Hawley (R-Mo.) pidió al comisionado de la NBA, Adam Silver, que testifique ante el Congreso luego que la liga de baloncesto guardara silencio sobre una pregunta del senador acerca de su postura sobre si los jugadores y empleados de la NBA pueden hablar libremente en contra de la China comunista.

En una carta que Hawley envió a Silver el 10 de julio, él cuestionó por qué la lista de la NBA de mensajes políticos aprobados que los jugadores podían llevar en sus camisetas incluía eslóganes de justicia social, pero las frases de apoyo a las víctimas del Partido Comunista Chino (PCCh) “brillaban por su ausencia”.

Hawley destacó que cuando el director general de los Houston Rockets, Dary Morey, expresó su apoyo a los manifestantes pro-democracia de Hong Kong en un posteo de Twitter en 2019, la NBA “optó por disculparse con el PCCh” en lugar de permitirle expresar su opinión.

China es el mayor mercado de la NBA fuera de Estados Unidos. La NBA de China, una rama de negocios separada de la NBA, fue valorada en más de 4000 millones de dólares, según Forbes.

“¿Cómo planea la NBA defender a los jugadores y empleados de la NBA contra las represalias del Partido Comunista Chino si deciden hablar en contra de las acciones del Partido en Hong Kong, Xinjiang o en cualquier otro lugar?”, cuestionó Hawley en una de las cinco preguntas que quería que Silver respondiera en su carta.

El 29 de julio, Hawley publicó la respuesta de la NBA a su carta, escrita por el comisionado adjunto de la liga, Mark Tatum.

Tatum dijo que la pregunta del senador era “hipotética” y por lo tanto no podía responderla. Añadió que “los valores de igualdad, respeto y libertad de expresión definieron durante mucho tiempo a la NBA”.

En respuesta, Hawley dijo en un comunicado que “Mark Tatum no se comprometería a proteger a los empleados o jugadores que critican públicamente al Partido Comunista Chino”.

“Toda la carta [de Tatum] es una broma. Se lee como si los abogados de Beijing la hubieran redactado. Tal vez es hora de escuchar directamente a Adam Silver. En el Capitolio. Bajo juramento”, escribió Hawley en su cuenta de Twitter.

En otro tuit, Hawley sugirió que él y la NBA podrían discutir sobre las academias de entrenamiento de la liga en China —un programa de desarrollo juvenil— luego que el canal de deportes por cable ESPN publicara un informe de investigación alegando que los entrenadores chinos de la NBA “estaban abusando físicamente de los jóvenes jugadores y no les proporcionaban escolaridad”.

El artículo de ESPN, basado en entrevistas con varios exempleados de la NBA sin nombrar, también encontró que los entrenadores americanos de una academia de la NBA en Xinjiang eran “frecuentemente acosados y vigilados”.

Más de un millón de minorías étnicas musulmanas, entre las que se encuentran los uigures, los kazakos y los kirguises, están detenidos en aproximadamente 1200 campos de reeducación en la región del extremo occidental de China, Xinjiang, según el informe del Departamento de Estado de Estados Unidos sobre la trata de personas para el año 2019. Beijing afirma que estos campos son “centros de entrenamiento vocacional”. Los sobrevivientes contaron que fueron sometidos a adoctrinamiento político y tortura.

Se informó que un entrenador americano fue detenido tres veces sin motivo en Xinjiang, según ESPN. Un exempleado de la NBA comparó el ambiente en Xinjiang con la “Segunda Guerra Mundial de Alemania”.

Tatum, que supervisa las operaciones internacionales de la NBA, dijo a ESPN que la liga estaba “reevaluando” y “considerando otras oportunidades” para su programa de academias en China.

El 21 de julio, Tatum, en una carta que respondía a las preguntas de la senadora Marsha Blackburn (R-Tenn.), dijo que la NBA “no tuvo ninguna relación con la academia de baloncesto de Xinjiang durante más de un año y que la relación finalizó”.

ESPN informó que Tatum se negó a decir si el cierre de la academia de Xinjiang estaba relacionado con los abusos de derechos humanos.

En el sitio web de la Academia de la NBA, actualmente enumera dos academias en China, una en la provincia de Shandong y la otra en la provincia de Zhejiang.

El senador Rick Scott (R-Fla.) aplaudió a ESPN por su investigación en un posteo de Twitter.

“El vínculo entre las operaciones de la NBA en China y los abusos de derechos humanos del PCCh son aún más fuertes de lo que sabíamos anteriormente”, escribió Scott.

“La @NBA se inclina ante la China comunista porque ponen las ganancias por encima de los derechos humanos”, añadió el senador.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

¿Huawei espía a EE.UU. desde Latinoamérica?

TE RECOMENDAMOS