Senador pide la desclasificación de correo electrónico sobre la reunión en Despacho Oval con Obama

Por Zachary Stieber
19 de Mayo de 2020
Actualizado: 19 de Mayo de 2020

Un poderoso senador pidió el lunes la desclasificación de un inusual correo electrónico que relata lo que ocurrió en una reunión del Despacho Oval en enero de 2017.

El senador Ron Johnson (R-Wis.), presidente del Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales, pidió al fiscal general William Barr que desclasificara la parte del correo electrónico que permanece protegida de la vista del público.

“Es esencial que el Congreso y el pueblo estadounidense entiendan lo que ocurrió” durante una reunión del 5 de enero de 2017 en el Despacho Oval de la Casa Blanca, escribió Johnson en una carta al fiscal general William Barr el lunes.

La desclasificación del correo electrónico “ayudará a estos esfuerzos”, añadió.

El correo electrónico fue enviado el 20 de enero de 2017, por Susan Rice, la asesora de seguridad nacional en ese momento, a sí misma. Ella relató la reunión del Despacho Oval en la que participaron ella, el entonces presidente Barack Obama, el entonces vicepresidente Joe Biden, el entonces director del FBI James Comey y la entonces fiscal general adjunta Sally Yates.

Rice recordó que Obama habló de una investigación sobre Trump y la campaña del presidente electo.

Obama dijo a Comey que estaba comprometido a asegurar “que cada aspecto de este asunto sea manejado por las comunidades de inteligencia y bajo el cumplimiento de la ley dentro del marco de las reglas”, según Rice.

La recién nombrada Asesora de Seguridad Nacional Susan Rice habla después de que el presidente Barack Obama la nombrara durante un evento en la Rosaleda de la Casa Blanca en Washington el 5 de junio de 2013. (Jim Watson/AFP vía Getty Images)

Obama también instruyó a Rice y a otros a limitar potencialmente el acceso de la administración entrante de Trump a la información clasificada relacionada con Rusia.

“El presidente le pidió a Comey que le informara si algo cambiaba en las próximas semanas que afectara la forma en que compartimos la información clasificada con el equipo entrante. Comey dijo que lo haría”, escribió Rice en el correo electrónico para sí misma.

La mayor parte del email es visible para el público, pero un bloque de texto que parece contener un largo párrafo está no desclasificado o tachado.

Un portavoz de Rice dijo a Politico que la exfuncionaria “agradecería la publicación de la totalidad de su correo electrónico del 20 de enero de 2017”.

El correo electrónico fue descubierto inicialmente por los senadores Lindsey Graham (R-S.C.) y Chuck Grassley (R-Iowa). En una carta a Rice en 2018, describieron el mensaje como extraño e inusual.

“Nos parece extraño que, entre sus actividades en los últimos momentos del último día de la administración Obama, usted sintiera la necesidad de enviarse un correo electrónico tan inusual que pretendiera documentar una conversación que involucrara al presidente Obama y sus interacciones con el FBI en relación con la investigación de Trump/Rusia”, escribieron en una carta a Rice.

“Además, a pesar de su afirmación de que el presidente Obama le dijo repetidamente al Sr. Comey que procediera ‘según las reglas’, han surgido preguntas sustanciales sobre si los funcionarios del FBI, así como los del Departamento de Justicia y el Departamento de Estado, realmente procedieron ‘según las reglas'”.

El presidente Donald Trump en la Casa Blanca en Washington con el asesor de seguridad nacional Michael Flynn (C) y el estratega jefe Steve Bannon (R). (Drew Angerer/Getty Images)

Grassley dijo en el Senado la semana pasada que el 12 de enero de 2017, alguien en la administración de Obama filtró ilegalmente los detalles de una llamada entre el embajador ruso Sergey Kislyak y Michael Flynn, el entonces asesor de seguridad nacional del presidente electo Donald Trump.

Doce días después, Comey eligió ignorar los protocolos normales al enviar agentes a entrevistar a Flynn, algo de lo que Comey se jactó más tarde. “Yo los envié. Algo que probablemente no habría hecho o incluso habría evitado si hubiera hecho una investigación más organizada, una administración más organizada”, dijo en 2018.

En una entrevista recientemente desclasificada, Rice dijo a los legisladores en 2017, después de que Trump entrara en la oficina, que no había ninguna evidencia “humeante” de conspiración entre la campaña de Trump y los actores rusos.

“No recuerdo información de inteligencia que pudiera considerar evidencia a tal efecto que yo viera… una conspiración antes de mi partida”, dijo. Cuando se le preguntó sobre las pruebas de coordinación o colusión, dijo que no recordaba ninguna información de inteligencia o pruebas en ese sentido.

En respuesta a los senadores, el abogado de Rice dijo que Obama buscó orientación del FBI y del Departamento de Justicia a la luz de “las comunicaciones entre los miembros del equipo Trump y los funcionarios rusos”, incluyendo a Flynn.

La asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, escucha al nuevo asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, el general Michael Flynn, en la conferencia “Passing the Baton” de 2017, en el Instituto de la Paz de Estados Unidos en Washington, el 10 de enero de 2017. (Mark Wilson/Getty Images)

“Dada la importancia y la sensibilidad del tema, y siguiendo el consejo de la Oficina del Consejero de la Casa Blanca, la embajadora Rice creó un registro permanente de la discusión”, añadió el abogado.

Rice, quien en 2019 llamó a Graham un “pedazo de [expletivo]”, es una de las funcionarias de la administración Obama que puede ser citada por el Comité Judicial del Senado. Graham, el presidente, anunció el lunes que el comité discutiría la citación de Rice, Sally Yates y otros funcionarios antes de la votación del 4 de junio.

Yates dijo a los agentes del FBI que se quedó atónita cuando, durante la reunión del 5 de enero de 2017, Obama reveló que sabía de la investigación sobre Flynn.

Obama les dijo que se había “enterado de la información sobre Flynn” y de las conversaciones del teniente general retirado con el embajador ruso Sergey Kislyak.

Yates “estaba tan sorprendida por la información que estaba escuchando que le resultaba difícil procesarla y escuchar la conversación al mismo tiempo”, escribieron los agentes del FBI que la entrevistaron en un informe sobre la entrevista.

Yates dijo a los agentes que no sabía de qué hablaba Obama, pero lo averiguó basándose en la conversación. Ella no sabía quién le dijo a Obama sobre los detalles. Recordó que Comey mencionó la Ley Logan, una ley centenaria que nunca ha sido procesada con éxito.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El PCCh inventa estafas de fraude financiero a grupo de ayuda de Wuhan

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS