Senador Richard Blumenthal advierte “consecuencias” tras la confirmación de Barrett

Por Isabel van Brugen
27 de Octubre de 2020
Actualizado: 27 de Octubre de 2020

Horas antes de que Amy Coney Barrett prestara juramento como jueza asociada de la Corte Suprema durante una ceremonia en la Casa Blanca, el senador Richard Blumenthal (D-Conn.) tomó la palabra en el Senado advirtiendo “consecuencias” si los republicanos seguían adelante con su confirmación.

En un discurso que duró más de 40 minutos, Blumenthal —quien se unió a otros demócratas para oponerse abiertamente a la nominación de Barrett antes de las elecciones del 3 de noviembre— vociferó preocupaciones sobre temas como el aborto y la cobertura de salud.

También se refirió a los llamados que los demócratas hicieron a Barrett de recusarse de cualquier caso relacionado con el resultado de las elecciones presidenciales o con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA por sus siglas en inglés) si era confirmada por el Senado, debido a la preocupación por los conflictos de intereses.

Las cláusulas de la Constitución sobre el debido proceso requieren que los jueces se recusen cuando un juez tenga un interés financiero en el resultado del caso y cuando exista una fuerte posibilidad de que la decisión del juez sea tendenciosa, según la Facultad de Derecho de Cornell.

Sin embargo, en virtud de la ley federal, un juez individual tiene derecho a decidir si existe un conflicto de intereses o una verdadera cuestión de parcialidad. No hay forma de obligar a Barrett a recusarse de ningún caso.

La recién juramentada jueza asociada de la Corte Suprema de Estados Unidos, Amy Coney Barrett, mira durante su juramento ceremonial en el Jardín Sur de la Casa Blanca el 26 de octubre de 2020 en Washington, DC. El Senado confirmó la nominación de Barrett a la Corte Suprema hoy por una votación de 52-48. (Tasos Katopodis/Getty Images)

Barrett fue nominada el mes pasado por el presidente Donald Trump tras la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg. En una votación de 52-48 en línea partidista, Barrett fue juramentada el lunes por la noche como la 115ª jueza asociada de la Corte Suprema y la quinta mujer en servir en el banquillo.

Horas antes, Blumenthal sugirió que si los republicanos logran sentar a Barrett en el más alto tribunal de Estados Unidos, los demócratas del Senado podrían tomar represalias.

“El hecho es que nuestros colegas republicanos están destrozando las normas y rompiendo las reglas, rompiendo su palabra y habrá consecuencias”, advirtió Blumenthal en sus comentarios. “Inevitablemente hay consecuencias cuando una persona rompe su palabra con otra”.

Blumenthal advirtió que el equilibrio del Supremo podría cambiar “radicalmente” durante “décadas” tras la confirmación, y expresó su preocupación por la forma en que Barrett, que tiene un historial de voto de tendencia conservadora, se pronunciaría sobre una serie de cuestiones.

“Nada menos que todo está en juego”, dijo en sus observaciones. “Un cambio en el equilibrio del tribunal que durará décadas si no lo corregimos, y créanme, hay medidas apropiadas que deben considerarse”.

“Yo lucho por la legitimidad del Tribunal Supremo. Venero a la Corte Suprema, habiendo argumentado ante ella, habiendo sido su secretario. Su legitimidad depende de la fe y la confianza. Debemos actuar para restaurar la credibilidad y la legitimidad del tribunal, que ha sido tan gravemente amenazada”, añadió.

El juez adjunto de la Corte Suprema Clarence Thomas (C) administra el juramento de la jueza Amy Coney Barrett para ser jueza adjunta de la Corte Suprema en el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, DC, EE. UU., el 26 de octubre de 2020. El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump (derecha) y el esposo de la jueza, Jesse M. Barrett (2-derecha) observan. (EFE/EPA/Ken Cedeno/POOL)

The Epoch Times contactó con la oficina de Blumenthal por sus declaraciones, pero no recibió una respuesta inmediata.

Los demócratas argumentan hace tiempo que quien gane la elección del 3 de noviembre debería tener la oportunidad de seleccionar al nominado para reemplazar a la difunta jueza asociada Ginsburg, que murió el 18 de septiembre.

“Este apresurado y falso proceso es un perjuicio para nuestro comité”, dijo Blumenthal a principios de este mes. “Se ha precipitado de una manera que no tiene precedentes históricos”.

“El propósito de hacerlo es simplemente tener un juez en la Corte Suprema, como ha dicho el presidente, para decidir la elección y anular la Ley de Cuidado de la Salud a Bajo Precio”, añadió.

La jueza Amy Coney Barrett escucha durante su nominación a la Corte Suprema, en Washington el 26 de septiembre de 2020. (Olivier Douliery/AFP vía Getty Images)

Barrett dijo el mes pasado que no se compromete a dejar de lado los casos relacionados con las elecciones de 2020 en medio de la presión de los demócratas, porque no pudo identificar ningún conflicto potencial para su decisión en esos casos.

Añadió a su vez que se recusaría de los casos en los que había participado como juez en el 7º Circuito de la Corte, debido a su potencial parcialidad.

El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump y la primera dama Melania Trump, posan para una foto con la jueza Amy Coney Barrett y su esposo Jesse Barrett luego de la ceremonia de juramento de la juez Barrett como jueza asociada de la Corte Suprema, en la Casa Blanca en Washington, DC, Estados Unidos, el 26 de octubre de 2020. (EFE/EPA/Chris Kleponis/POOL)

Barrett fue juramentada por el juez Clarence Thomas, quien administró el juramento constitucional en una ceremonia en la Casa Blanca organizada por Trump.

“Este es un día trascendental para Estados Unidos, para la Constitución de Estados Unidos y para el estado de derecho justo e imparcial”, dijo Trump en la ceremonia en el jardín sur de la Casa Blanca que se celebró con medidas de distanciamiento social. “En las últimas semanas, el mundo entero vio los profundos conocimientos, el tremendo aplomo y el altísimo intelecto de la jueza Barrett”.

Con información de Janita Kan.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

7 sismos en 5 días en China y escasez de comida tras desastres

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS