Senadores de EE.UU. instan a líderes del CSNU a realizar reunión “inmediata” sobre Hong Kong

Por Isabel van Brugen
29 de Mayo de 2020
Actualizado: 29 de Mayo de 2020

Un grupo bipartidista de senadores pidió el 28 de mayo una reunión “inmediata” en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) sobre la medida de Beijing de imponer la legislación del Partido Comunista Chino (PCCh) llamada de “seguridad nacional” en Hong Kong.

El senador Marco Rubio (R-Fla.) se unió a los miembros del Comité de Relaciones Exteriores del Senado el jueves para escribir una carta al actual y al próximo presidente del CSNU sobre el asunto.

“En su capacidad en las naciones como presidente actual y entrante del CSNU, escribimos para apoyar firmemente el llamado de la ONU para una reunión inmediata del CSNU sobre las recientes acciones tomadas por el gobierno chino para socavar la autonomía de Hong Kong e infringir los derechos y libertades prometidos al pueblo de Hong Kong”, escribieron los senadores.

Los senadores. Jim Risch (R-Idaho), Bob Menendez (D-N.J.), Cory Gardner (R-Colo.), Ed Markey (D-Mass.), Ben Cardin (D-Md.) y Jeff Merkley (D-Ore.) están entre los firmantes de la carta.

El grupo de senadores emitió la carta horas después de que la legislatura con el sello de China, el Congreso Nacional del Pueblo (NPC), aprobara un borrador de resolución de la legislación de seguridad nacional de Beijing. También siguió a una declaración de la Misión de EE.UU. ante las Naciones Unidas (USUN) que dijo que China está bloqueando sus llamadas para una reunión urgente ante el CSNU sobre el proyecto de ley de seguridad.

La Misión de EE.UU. dijo el miércoles que había programado una reunión virtual de los 15 miembros del Consejo de Seguridad para discutir el tema, que describió como “un asunto de urgente preocupación mundial que implica la paz y la seguridad internacional”.

“No es de extrañar”, dijo la Misión de EE.UU., el PCCh ha bloqueado la reunión del Consejo de Seguridad.

“Este es otro ejemplo del temor del Partido Comunista Chino a la transparencia y a la responsabilidad internacional por sus acciones, y la creencia de que puede explotar la actual pandemia de salud mundial para distraer al mundo de su intencionado asalto a Hong Kong y la abrogación de sus propios compromisos con el pueblo de Hong Kong”, decía la declaración.

La ley, que fue diseñada para permitir a Beijing eludir la propia legislatura de Hong Kong, prohíbe los actos de “secesión, subversión y actividades terroristas” contra el PCCh dirigente de China, y ha generado condenas tanto dentro como fuera de Hong Kong.

Reactivó las protestas masivas en la ciudad, con decenas de miles de hongkoneses que expresaron su oposición a la ley de Beijing en las protestas del 24 de mayo. Se han planeado más protestas para las próximas semanas.

Muchos temen que la ley sea utilizada por Beijing para suprimir y perseguir las voces disidentes. Los defensores locales anti PCCh, los defensores de los derechos humanos, los defensores de la democracia y los legisladores señalan que las leyes de “seguridad nacional” se utilizan con frecuencia para procesar y encarcelar a los disidentes en el continente.

La Misión de EE.UU. argumentó el miércoles que la reunión en la ONU era necesaria ya que la Declaración Conjunta Sino-Británica de 1984 es “un tratado legalmente vinculante registrado en la ONU”.

Dijo que la negativa de China a permitir que se realice una reunión del Consejo de Seguridad sobre el asunto, junto con “su flagrante encubrimiento y mala gestión de la crisis de COVID-19, sus constantes violaciones de sus compromisos internacionales en materia de derechos humanos y su comportamiento ilegal en el Mar de China Meridional, debería hacer evidente a todos que Beijing no se está comportando como un estado miembro responsable de la ONU”.

“Pedimos a la RPC que cambie inmediatamente de rumbo y cumpla sus promesas en virtud de la Declaración Conjunta Sino-Británica”, concluyó la declaración.

La declaración hizo eco de los llamamientos de los legisladores, que declararon en su carta del jueves que las últimas acciones de Beijing son “una clara violación de sus compromisos internacionales vinculantes, incluida la Declaración Conjunta Sino-Británica de 1984, y socavan la capacidad de que el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos permanezca en vigor en Hong Kong, tal como lo garantiza la Ley Básica de Hong Kong”.

“Estas acciones merecen la atención inmediata del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Esperamos que en su calidad de actual y próximo presidente del CSNU, apoye este llamamiento para una reunión virtual con el CSNU sin demora”.

“Beijing ha bloqueado el llamado del @USUN (CSNU) para una reunión del Consejo de Seguridad sobre#HongKong. Los estados miembros de las @UN deberían presionar y defender los derechos humanos. @USAmbUN (Embajador de EE.UU. en la ONU) debe mantener la presión sobre #China para que Beijing no pueda beneficiarse de la ruptura de la Declaración Conjunta Sino-Reino Unido. 加油!#StandwithHongKong”, dijo Rubio en Twitter el jueves.

El secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo declaró el miércoles que Hong Kong ya no es autónomo tras la reciente medida del PCCh para reforzar su control sobre la ciudad.

“Hoy, informé al Congreso que Hong Kong ya no es autónomo de China, dados los hechos ocurridos”, dijo Pompeo en un tweet. “Estados Unidos apoya al pueblo de Hong Kong”.

El presidente Donald Trump prometió el martes una respuesta “muy interesante” de su administración “antes del fin de semana” después de ver que el régimen probablemente seguiría adelante con la ley. Todavía no está claro si Trump optará por lo que se ha llamado la “opción nuclear”, es decir, despojar a Hong Kong de su estatus económico especial que Estados Unidos le ha conferido desde el fin del dominio británico hace más de dos décadas.

El Departamento de Estado aún no ha respondido a la consulta de The Epoch Times.

Eva Fu contribuyó a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Hong Kong: reprimen las nuevas protestas contra ley de “seguridad” china

TE RECOMENDAMOS