Senadores republicanos piden que productos de Cisjordania sean etiquetados como “Made in Israel”

Por Isabel van Brugen
19 de Noviembre de 2020
Actualizado: 19 de Noviembre de 2020

Un grupo de senadores republicanos encabezados por el senador Tom Cotton (R-Ark.) ha enviado una carta al presidente Donald Trump en la que se pide que se modifiquen la política y las directrices aduaneras de los Estados Unidos para garantizar que se coloquen etiquetas con la leyenda “Made in Israel” en los productos israelíes producidos en los asentamientos judíos de Cisjordania, Judea y Samaria.

La carta fechada el 16 de noviembre (pdf) y firmada por los senadores Cotton, Ted Cruz (R-Texas), Marco Rubio (R-Fla.) y Kelly Loeffler (R-Ga.) insta a la Administración Trump a realizar dichos cambios antes del 20 de enero.

Pidieron al presidente que deshaga una medida de la Administración Obama de 2016 que reestableció una política de 1995 que requiere que los productos hechos en Judea y Samaria sean etiquetados como “Hechos en Cisjordania”, aunque reconocieron que la política no se aplica.

“Si bien entendemos que esta política de etiquetado no es aplicada por las autoridades estadounidenses, nos preocupa que una futura administración pueda optar por hacer cumplir estas normas”, dijeron los senadores.

Las zonas de Cisjordania, así como la Franja de Gaza y Jerusalén Este, fueron conquistadas por Israel después de que quedaran bajo control de Jordania durante la Guerra de los Seis Días de 1967, y las anexionó, pero dicha acción no fue reconocida internacionalmente. La Administración Trump trató de desbloquear el estancamiento de las negociaciones de paz entre Israel y Palestina. En 2017, decidió reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y planteó el reto de que israelíes y palestinos decidieran las fronteras definitivas de la ciudad. La medida fue acogida de forma desigual.

“Apreciamos su liderazgo y sus muchos logros en apoyo de Israel, nuestro aliado más cercano en Oriente Medio”, escribieron los senadores. “Desafortunadamente, las Naciones Unidas y algunos miembros prominentes del Partido Demócrata están trabajando para oponerse a Israel y apoyar el movimiento antisemita de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), que busca aislar y dañar económicamente a Israel”.

Los senadores republicanos añadieron: “Aunque entendemos que esta política de etiquetado no es aplicada por las autoridades estadounidenses, nos preocupa que una futura administración pueda optar por hacer cumplir estas normas y así diferenciar los bienes israelíes producidos en Judea y Samaria, convirtiéndolos en objetivos principales de los boicots BDS”.

“Su administración debería continuar su serie de cambios de política pro-Israel deshaciendo estas directrices equivocadas de la era Clinton, permitiendo así que los bienes israelíes producidos en Judea y Samaria sean etiquetados como ‘Made in Israel’. Esta decisión sería otro logro más de su administración, que apoyaría a Israel y rechazaría el antisemitismo y el movimiento BDS”, escribieron los senadores republicanos.

En 2016, Cotton intentó aprobar una legislación que ordenaba el cambio de política, pero no obtuvo suficiente apoyo en el Congreso.

La carta también fue enviada al secretario de Seguridad Nacional en funciones, Chad Wolf, al secretario de Estado Mike Pompeo y al secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

Se espera que Pompeo visite esta semana una bodega en Jabal al-Tawil cerca de la ciudad de Ramala en Cisjordania, lo que lo convierte en el primer secretario de Estado de EE.UU. en visitar la región.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Despierta la furia del PCCh

TE RECOMENDAMOS