Sentencian al líder de Proud Boys, Joseph Biggs, a 17 años de prisión por delitos del 6 de enero

Por Joseph M. Hanneman y Jackson Richman
31 de Agosto de 2023 4:27 PM Actualizado: 31 de Agosto de 2023 4:47 PM

El 31 de agosto, un juez federal condenó al líder de Proud Boys, Joseph Randall Biggs, a 17 años de prisión, calificando la destrucción de una valla de propiedad del Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero como un acto de terrorismo.

Biggs, de 39 años, de Ormond Beach, Florida, es el primero de los líderes de Proud Boys sentenciado después de ser declarado culpable en mayo de conspiración sediciosa y otros cinco cargos relacionados con el 6 de enero. La suya es la segunda sentencia más larga impuesta en un caso del 6 de enero, apenas por debajo de los 18 años dictados en mayo al fundador de Oath Keepers, Elmer Stewart Rhodes III.

Las otras condenas del Sr. Biggs fueron por conspiración para obstruir un procedimiento oficial, obstrucción de un procedimiento oficial, conspiración para usar la fuerza, intimidación o amenazas para impedir que funcionarios de Estados Unidos cumplan con sus deberes, interferencia con la aplicación de la ley durante disturbios civiles y destrucción de propiedad del gobierno.

HISTORIAS RELACIONADAS

Condenan a miembros de los Proud Boys por conspiración sediciosa en el caso del 6 de enero

Acusan a oficial de policía por filtrar información al líder de Proud Boys

Juez dice que no encontró pruebas de mala conducta gubernamental en caso del 6 de enero

El juez de distrito de los Estados Unidos, Timothy Kelly, aceptó la recomendación del Departamento de Justicia de agregar la agravante de terrorismo a la sentencia del Sr. Biggs —aumentando enormemente su posible pena de prisión— pero optó por cerca de la mitad de lo que el Departamento de Justicia pretendía que se le encarcelara.

El Sr. Biggs se mostró abatido al dirigirse al juez Kelly. “Sé que cometí un error ese día. Pero no soy un terrorista. Sé que tengo que ser castigado y lo entiendo”, declaró a continuación.

El juez Kelly dijo que Biggs y los otros Proud Boys eran parte de una “mafia que doblegó a toda una rama del gobierno” el 6 de enero.

En un memorando de sentencia presentado ante la corte, el 17 de agosto, el abogado defensor, Norman Pattis, anticipó la sentencia con la agravante por terrorismo, que describió en la corte como “impactante” y una “extralimitación grotesca” diseñada para enfriar la disidencia.

“No son terroristas”

“Los acusados no son terroristas”, escribió el abogado Pattis. “Cualesquiera que sean los excesos de celo que demostraron el 6 de enero de 2021, y no importa cuán grave sea la posible interferencia con la transferencia ordenada del poder debido a los acontecimientos de ese día, una década o más tras las rejas, es un castigo excesivo”.

Dirigiéndose al juez Kelly el 31 de agosto, el Sr. Pattis dijo que “la interrogante es que generalmente se utiliza el discurso para explicar el delito. En este caso, el delito se utilizó para explicar el discurso”.

El Sr. Pattis indicó que la destrucción por parte de Biggs de una valla del Capitolio de 32,000 dólares no debería considerarse terrorismo porque la valla era un “medio para un fin”, no un intento de influir en el gobierno.

El fiscal federal adjunto, Jason McCullough, defendió la sentencia de prisión de 33 años recomendada por el gobierno.

“Está justificado”, dijo McCullough. “Estos son delitos muy graves”.

En su memorando de sentencia para Biggs, los fiscales lo llamaron “un líder vocal y un promotor influyente del giro del grupo hacia la violencia política”.

Miembros de Proud Boys marchan con manifestantes de una protesta contra la orden de vacunación contra Covid-19 como parte de un ‘Movimiento de Libertad Global’ en Nueva York el 20 de noviembre de 2021. (Yuki IWAMURA / AFP vía Getty Images)

“Quizás más que cualquier otro, Biggs apreció la ventaja táctica que tenía su fuerza ese día y comprendió la importancia de sus acciones contra su propio gobierno”, escribieron los fiscales. “Biggs entendió que las fuerzas superadas en número que intentaban tomar el Capitolio serían impotentes debido a los números abrumadores de su lado”.

“El rango de las directrices de Biggs —después de la aplicación del ajuste por su delito de terrorismo, refleja correctamente la gravedad de su ataque a nuestro gobierno y el papel principal de Biggs en él”, escribieron los fiscales. “La conducta de Biggs merece una sentencia de 33 años de prisión”.

Los fiscales dijeron que Biggs y sus coacusados sentían que estaban liderando una segunda revolución estadounidense.

“Biggs llegó al Capitolio para liderar una revolución contra un gobierno que consideraba ilegítimo”, escribieron los fiscales. “Al igual que [Enrique] Tarrio y [Ethan] Nordean, Biggs se veía a sí mismo y a su movimiento como una segunda revolución estadounidense en la que él y los otros ‘patriotas’ retomarían el gobierno por la fuerza”.

Los fiscales dijeron que Biggs—quizás más que cualquier otro acusado—”fomentó el uso de la fuerza contra el gobierno”.

“A partir de los días posteriores a las elecciones, Biggs declaró que el país podría afrontar una ‘guerra civil’ porque la ‘izquierda’ estaba ‘radicalizando a la gente robándose las elecciones’”, escribieron los fiscales. “Biggs dijo a sus seguidores que era ‘el tiempo de [improperio] guerra si roban este [improperio]. Biggs incrementó constantemente sus llamados a la violencia política”.

La sentencia del juez Kelly siguió a una tendencia que comenzó con los acusados de Oath Keepers con penas de prisión muy inferiores a las solicitadas por el Departamento de Justicia. En julio, los fiscales federales apelaron ocho sentencias dictadas por el juez de distrito estadounidense Amit Mehta, porque supuestamente las penas de prisión no eran lo suficientemente duras.

La sentencia del presidente de Proud Boys, Henry “Enrique” Tarrio, estaba programada para el 30 de agosto, pero su audiencia de sentencia se trasladó para el 5 de septiembre cuando el juez Kelly se enfermó.

Del grupo Proud Boys, la sentencia del acusado Ethan Nordean se trasladó al 1 de septiembre en la sala del tribunal del juez Kelly. La sentencia de Zachary Rehl está programada para el 31 de agosto, mientras que el acusado Dominic Pezzola también será sentenciado el 1 de septiembre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.