Ser flexible en medio de planes siempre cambiantes

La vida está llena de caos, pero usted puede surfear la ola si acepta que los cambios son buenos
Por Leo Babauta
25 de Septiembre de 2021
Actualizado: 25 de Septiembre de 2021

Con un mundo tan cambiante, a muchos de nosotros nos resulta difícil lidiar con planes siempre cambiantes.

Siempre ha sido un reto, pero como ocurre con tantas cosas, hoy en día se ha convertido en un reto mayor.

A algunas personas les cuesta mucho que los planes cambien constantemente; puede ser frustrante y sentir que no hay un suelo sólido bajo sus pies. A otras personas parece encantarles no tener planes sólidos, su reto radica en que no pueden comprometerse con nada de forma regular, no quieren estar atados y suelen tener dificultades para concentrarse.

Hoy me dirijo a aquellos que luchan por cambiar rápidamente de planes.

¿Y si pudiera aprender a ser flexible y resistente cuando los planes cambian? ¿Y si pudiera centrarse en medio del caos? ¿Y si pudiera aprender a surfear las erráticas olas de la vida?

Esta es la promesa de aprender a relajarse con la incertidumbre y a navegar en aguas inciertas.

Ideas claves

Cada cambio es un entrenamiento

Cuando alguien nos cambia de planes, podemos (y a menudo lo haremos) enojarnos por cambiarnos las cosas en el último minuto. Y aunque podemos hablar con ellos al respecto, si se convierte en un problema permanente hay que comprender que los cambios son inevitables. ¿Qué pasaría si, en cambio, aceptamos el cambio como una oportunidad de capacitación para mejorar nuestra flexibilidad y resiliencia ante el cambio?

Entonces podríamos estar agradecidos por esta hermosa oportunidad de capacitación, agradezca a la persona y luego recurra a su propia frustración, o resistencia al cambio, como una forma de crecer en esta área.

Utilice los cambios para mantenerse presente

El entrenamiento que podemos hacer, cuando se nos presenta la oportunidad de un cambio de planes, puede ser simplemente recordar estar presente, simplemente ábrase a la experiencia del momento presente. Cuando nos frustramos con los cambios, es porque estamos fijos en lo que esperábamos que fueran las cosas, cosas que ya no son ciertas. ¿Qué pasa si nos enfocamos en lo que está justo frente a nosotros, la realidad sobre el terreno?

De esta manera, el entrenamiento para el cambio es simplemente un entrenamiento de atención plena. Aprenda a estar abierto al momento que se está desarrollando, impredecible, no planificado, pero aún asombrosamente maravilloso.

Aprenda a relajarse con la incertidumbre

Cuando se presenta un cambio en los planes, a menudo sentimos un tirón de incertidumbre en nuestros corazones, es la sensación de que nos quitan la alfombra debajo nuestro. Sentimos un momento de miedo, eso puede convertirse en una línea de pensamiento: “¿Por qué no puedo tener un solo día de paz?” Y así sucesivamente, hasta que hayamos convertido un sentimiento momentáneo de incertidumbre en un sentimiento generalizado de inquietud.

¿Y si, en cambio, pudiéramos tener la sensación de incertidumbre en nuestro cuerpo, y simplemente dirigir nuestra atención a ella y estar con ella? ¿Y si pudiéramos practicar la relajación con la incertidumbre? No es necesario convertirla en una historia frustrante (aunque eso podría ocurrir). Podríamos simplemente experimentar el cambio.

Practicar la fluidez con los cambios

Una vez que aprendemos a relajarnos con la incertidumbre y a estar abiertos al desarrollo del momento siempre cambiante, podemos aprender a fluir, como un surfista en una ola que siempre está cambiando. De hecho, puede ser divertido: “Veamos lo bien que puedo fluir con el cambio, veamos lo flexible que puedo ser. Veamos lo tranquilo y decidido que puedo permanecer en medio de la incertidumbre”.

Ese estado significa que cuando hay un cambio, podemos relajarnos y tomar una decisión muy sencilla: ¿Qué es lo mejor aquí? Y luego dar ese sencillo paso siguiente con facilidad.

Se puede encontrar el enfoque en el caos, con la práctica

Con muchos cambios, podemos tener dificultades para encontrar el enfoque: “Es caótico. ¿Por qué está pasando esto?”. En realidad, podemos encontrar el enfoque, pero requiere práctica.

La práctica es simplemente esto: haga una pausa para considerar en qué le gustaría centrarse, si se siente caótico, vuélvase hacia esa sensación y relájese con ella. A continuación, organice el espacio para concentrarse, si el cambio requiere una reacción inmediata, ocúpese de él, pero en la mayoría de los casos, puede permitirse centrarse en la sensación de ese caos.

Aunque sean 10 minutos de concentración, puede practicarlo. Despeje el espacio, dese una cosa para hacer, haga que sea todo su universo, dedíquese por completo a ello, vuelva a este enfoque cuando su mente se distraiga y siga practicando.

La estructura es muy útil, pero no hay que apegarse a ella

Recomiendo encarecidamente la estructura como una forma de crear un poco de orden para lo que tiene que hacer. Si necesita hacer regularmente algún trabajo de concentración, pero también el correo electrónico, los mensajes, las finanzas, las tareas, la planificación y el ejercicio, genere espacios en su día o semana para todo ello. Le ayudará a cumplir con los compromisos importantes.

Dicho esto, cuando nos apegamos demasiado a nuestras estructuras, podemos frustrarnos cuando las cosas se complican, puede que alguien nos haya adelantado algo, tal vez haya surgido un imprevisto, tal vez no nos ceñimos a la estructura porque estamos cansados y las cosas se desvían. Cuando suceden estas cosas, parece que todo se ha venido abajo, y entonces podemos frustrarnos, desanimarnos y perder la concentración o la motivación.

La práctica puede consistir simplemente en mantener las estructuras con toda la disciplina que podamos, pero sin apego, eso significa mantener nuestros planes tanto como podamos, pero luego, cuando las cosas cambian, practicamos la fluidez:

¿Qué hay que ajustar cuando se presenta el cambio?

¿Qué sería mejor ahora que la estructura no es posible?

Entonces, una vez que hayamos hecho un ajuste, podemos simplemente volver a la estructura tan pronto como sea posible.

Busque la alegría en medio de la tormenta

Las cosas pueden parecer muy tormentosas, y para mucha gente, eso puede traer ansiedad y frustración. Pero, ¿y si aprendemos a abrirnos a la tormenta y a abrazarla?

En mi vida, he llegado a sentir asombro por la poderosa belleza de las tormentas, a deleitarme con sus remolinos e imprevisibilidad, a ver el arte en medio del vendaval. Cuando veo esto en una tormenta real, me recuerda que debo practicar para ver esto en el caos de mi vida diaria.

No se llega a la plenitud de la vida sin desafíos. No se compromete plenamente con sus sentidos y habilidades sin algo que le exija ampliar su capacidad.

¿Qué belleza puede encontrar en el caos de su vida hoy?

Leo Babauta es autor de seis libros y escritor de Zen Habits, un blog con más de 2 millones de suscriptores. Visita ZenHabits.net


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS